El acuerdo millonario de Piqué y Rubiales para jugar la Supercopa en Arabia Saudí

El presidente de la Federación cerró con el país asiático un contrato por el torneo español por el que la empresa del futbolista del Barcelona recibe cuatro millones de euros de comisión por cada edición

Luis Rubiales (a la izquierda), presidente de la Federación Española de Fútbol, y el futbolista Gerard Piqué, en una imagen en 2018.Foto: J. M. CUADRADO (POOL) | Vídeo: TWITCH GERARD PIQUÉ

Después de crear el nuevo formato de la Copa Davis de tenis con su empresa Kosmos, Gerard Piqué, central del Barcelona, quiso cambiar el formato de la Supercopa Europea porque entendía que era un torneo que no llamaba suficiente la atención y podía hacer un campeonato en verano que sirviera para medir a los mejores equipos europeos en unos pocos días. No fraguó la idea, pero sí que tiró hacia adelante su intención de hacer la Supercopa de España fuera del país con los mejores equipos de la Liga y la Copa gracias a la colaboración de la Federación. Un hecho que se consumó en 2019 —se firmó por un trienio, que tras la pandemia se amplió a seis ediciones, hasta 2025, con la opción de ampliarlo otros cuatro cursos más— y por el que su empresa recibe cuatro millones de euros por edición como comisión por hacerlo posible. Nada ilegal si se tiene en cuenta que no recibe el dinero de la Federación, sino que la que abona el importe es la empresa Sela, compañía pública de Arabia Saudí que se encarga de organizar grandes eventos deportivos y culturales en su territorio para tratar de mejorar su imagen internacional tras las denuncias de diversas ONG por violar los derechos humanos; sin embargo, entra en juego el conflicto de intereses al tratarse de un futbolista del Barcelona, uno de los conjuntos implicados en la operación, y al tratar también la situación de clubes deportivamente rivales. El Confidencial ha tenido acceso a conversaciones, documentos y audios que demuestran cómo se llegó a cerrar el acuerdo.

Amagó Piqué de inicio con que se celebrara la Supercopa en el Camp Nou, exposición que el Madrid no veía con buenos ojos. Aunque ya tenían Arabia Saudí -también estaba la opción de Miami- en el entrecejo porque las conversaciones empezaron en 2018. “Creo que el Madrid me va a decir que no. Pero eso nos viene de puta madre para justificarnos de cara al futuro y decimos que es el estadio con más capacidad [el Camp Nou], que es el campeón de Liga [el FC Barcelona], que es el campeón de Copa o finalista de Copa [el FC Barcelona]... Yo creo que legitimidad tenemos”, comentó Rubiales a Piqué. El jugador lo explicó en su canal de Twitch.: “Tenemos buenas conexiones en Oriente Medio y la gente de Arabia nos comentó que quería llevar competiciones a su país. Hablamos con Rubiales para ver si podían estar interesados. También le propusimos cambiar el formato de la competición para que fuera más interesante, sexy para el espectador, lo que repercute en más ingresos. Creo que ha sido un éxito rotundo porque la gente está enganchada esa semana”.

Ocurre que otra de las conversaciones, ponía a Piqué en el disparadero. “A ver, Rubi, si es un tema de dinero, si ellos por 8 irían, hostia tío, se paga ocho al Madrid y ocho al Barça... a los otros se les paga 2 [al Atlético de Madrid] y 1 [al Valencia]... son 19, y os quedáis la Federación seis kilos, tío. Antes de no quedaros nada, os quedáis seis kilos. Y apretamos a Arabia Saudí y a lo mejor le sacamos... le decimos que, si no, el Madrid no va... y le sacamos un palo más o dos palos más...”, respondió Piqué en una de las conversaciones que sacó El Confidencial. El Valencia, en este sentido, demandó a la Federación por la gran diferencia de retribución económica respecto a los dos grandes. “Respecto a los cachés, está sacado de contexto. Ayudo a Rubiales a buscar una fórmula que para él tenga lógica. Es decisión de la Federación”, resolvió Piqué.

Pasados los meses, la Federación Española acordó con Arabia Saudí la celebración de la Supercopa con una retribución de 40 millones por edición. El 10% son para Kosmos, cifra que Rubiales negaba que pagaran al central porque era Arabia Saudí la que abonaba el importe, comisión que es estándar de mercado, según fuentes de la empresa. “La comisión un 10% es de mercado. Es relativamente bajo porque se mueve entorno a un 15% o 20%. Era acorde a lo que cobran todas las agencias por hacer este tipo de gestiones”, explicó Piqué, que también justificó su relación con el presidente de la Federación -”Le llamo Rubi porque tengo confianza de cuando jugué en la selección. ¿No le puedo llamar así?”- y que El Confidencial destaca en otra conversación. “Geri, enhorabuena. Y no me refiero ni al partidazo de ayer ni a tu gol. Me refiero a que ya son más de las 12 y por lo tanto ya es firme el acuerdo con Arabia Saudí. Un abrazo, gracias por todo y aquí estoy para lo que necesites. Bueno, menos para algunas cosillas que casi mejor no me necesites (risas). Venga, un abrazo enorme. Cuídate mucho, amigo”, señalaba Rubiales.

Estas conversaciones salen a la luz después de un robo reciente de documentos en la sede de la Federación Española. “Lo único que se ha hecho ilegal es filtrar documentos privados y se ha hecho de forma malintencionada”, expuso Piqué, que reveló que la Federación ha denunciado el hecho. El organismo que preside Rubiales ha asegurado hoy a este periódico que todas las cifras fueran presentadas, explicadas y respaldadas por la asamblea federativa, y que el acuerdo con Arabia supone un gran beneficio económico para el fútbol español. También desde el entorno de Piqué se defiende la operación y el “negocio”, al asegurar que se pasó de un torneo “que a la federación le reportaba 120.000 euros a otro de 40 millones, por llevarlo fuera de España con un cambio de formato”, y que por ello Kosmos cobró “una comisión estándar de mercado”. Piqué añadió: “La comisión es relativamente baja porque normalmente se mueve entorno a un 15% o 20%. Era acorde a lo que cobran todas las agencias por hacer este tipo de gestiones”.

En una entrevista en la Cadena Cope en noviembre de 2019, Rubiales afirmó: “La empresa Kosmos nos presentó a esta gente de Arabia y la Federación les comunicó que no íbamos a pagar ninguna comisión. La Federación no ha pagado ninguna comisión a Kosmos porque hemos negociado directamente con la administración saudí. No soy quién para hablar de los demás ni conozco ese extremo [si Arabia había pagado una comisión a Kosmos]”.

Con contrato, la operación no parece contravenir al artículo 24 del Código Ético de la RFEF: “Las personas sujetas al presente Código no aceptarán, entregarán, ofrecerán, prometerán, pedirán o solicitarán comisiones, en su beneficio o en el de terceros, por negociar o cerrar acuerdos u otras transacciones en relación con sus funciones, salvo que esté así establecido en un contrato legítimo”. Pero Piqué forma parte del torneo y podría vulnerar el artículo 22 del Código Ético: “Las personas sujetas a este Código no podrán ejercer sus funciones - en particular, preparar y participar en la toma de decisiones- en situaciones en las que haya un conflicto de intereses que pueda afectar a su actuación, sea este conflicto real o posible. Un conflicto de intereses surge cuando las personas sujetas al presente Código tienen, o dan la impresión de tener, intereses secundarios que puedan influir en el cumplimiento independiente, íntegro y objetivo de sus obligaciones”. Piqué agregó: “¿Cuál es el conflicto de interés? No tiene nada que ver un tema comercial con lo que ocurre en el campo. El cambio de formato sucede en 2020. La competición pasa de dos a cuatro equipos. Sin este cambio no hubiera participado el Madrid. En estos años se puede ver si ha habido afectación o si nos han ayudado. Es tirar mierda”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS