Osasuna se impone a un Valencia despistado por la final de Copa

El conjunto de Jagoba Arrasate fue superior al de Bordalás, que vuelve a firmar otro pobre partido

El delantero croata de Osasuna Ante Budimir celebra su gol, segundo del equipo navarro al Valencia (1-2).
El delantero croata de Osasuna Ante Budimir celebra su gol, segundo del equipo navarro al Valencia (1-2).Juan Carlos Cárdenas (EFE)

El Valencia, una calamidad con el balón en los pies, cedió ante Osasuna en Mestalla en otro partido vulgar y decepcionante. Deslumbrado por la proximidad de la final de la Copa del Rey, a una semana vista, el equipo de Bordalás ha fiado su temporada a la cita de La Cartuja. Ha decidido esconderse en un juego rudimentario y caótico sobre el que sus rivales, que suelen ser superiores, se deslizan felices. Osasuna, que le aplicó a Bordalás una fórmula similar a la que este administra, consiguió la segunda victoria de su historia en Mestalla. No ganaba en la avenida de Suecia desde 2004. Los rojillos superan en la tabla al Valencia y se acercan a Europa.

VALValencia
Valencia
1
Mamardashvili, Gayá (Vazquez Alcalde, min. 82), Hugo Guillamón, Mouctar Diakhaby (Cristhian Ibarguen, min. 82), Foulquier, Moriba Kourouma (Carlos Soler, min. 64), Hélder Costa (Marcos André, min. 64), Bryan Gil Salvatierra (Cheryshev, min. 73), Uros Racic, Gonçalo Guedes y Hugo Duro
OSA Osasuna
2
Osasuna
Herrera, David García, Aridane, Nacho Vidal, José Ángel (Rubén García, min. 64), Jon Moncayola, Lucas Torró, Manu Sánchez, Oier (Javi Martínez, min. 63), Ante Budimir y Chimy Ávila (Brasanac, min. 73)
Goles 0-1 min. 49: Chimy Ávila. 0-2 min. 73: Ante Budimir. 1-2 min. 82: Carlos Soler.
Árbitro Mario Melero López
Tarjetas amarillas Oier (min. 16), Lucas Torró (min. 22), Foulquier (min. 27) y Gayá (min. 96)

Sólo en acciones aisladas, cuando pegaban el arreón Bryan Gil o Guedes, los de siempre, el Valencia amenazaba la empalizada rojilla. El plan de Yagoba funcionaba ante un rival desnortado y confuso. Sus peones cerraban las líneas de pase a Guillamón, central en esta ocasión, Gayà e Ilaix Moriba y provocaban que la salida de balón fuera para Diakhaby, generalmente, y Foulquier. La pelota acababa entonces en los pies de los jugadores visitantes. En ataque, el juego de Osasuna, directo, buscaba sacar provecho de los problemas para ganar duelos físicos sin balón de Guillamón o Gayà en el costado.

Una pérdida del Valencia provocó un tiro del Chimy Ávila que se estrelló en el larguero tras tocar en Guillamón. Guedes, aburrido, se echó el fusil al hombro; se apartó de los centrales Aridane y David García y empezó a burlar rivales y a batir líneas en conducción. Inofensivo cuando estaba pegado a los dos defensores, el portugués se alejó y se enchufó al partido. La batería antiaérea navarra estuvo firme todo el partido.

En el flanco izquierdo, el único activó era Bryan Gil que, a la media hora, entró en el área desde la acera contraria y Moncayola lo trabó por detrás mientras armaba la pierna para el disparo. Melero López le negó el penalti al Valencia, pero validó otro favorable para los rojillos, que vistieron de fucsia en Mestalla. Un balón colgado al área buscando a David García tocó accidentalmente en la mano desplegada de Foulquier y el árbitro señaló la infracción. Chimy Ávila marcó de disparo seco a media altura, pese a que Mamardashvili llegó a tocar. El Valencia marcó inmediatamente, pero lo hizo Guillamón, que remató con la mano, y el VAR anuló el tanto.

Lento y previsible, el bloque de Bordalás se deshizo en la segunda mitad. Rubén García recibió dentro del área en el perfil izquierdo y puso un centró en el Budimir impuso su altura ante Cheryshev y Gayà para cabecear a portería y lograr el 0-2 con los centrales locales lejos de la marca.

Una incursión entre las líneas rojillas de Guedes acabó con el portugués derribado en el área por Rubén García. Esta vez, el penalti, el mismo que Torró cometió ante Bryan Gil en la primera mitad, lo señaló el árbitro previa consulta con el monitor del VAR. Carlos Soler redujo diferencias consiguiendo su gol número 11 de la temporada. El impacto emocional del gol no condujo al empate. El Valencia lleva un mes cegado por la Copa del Rey.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS