_
_
_
_

El Barcelona muestra su riqueza ofensiva en Elche

Los azulgrana remontan un partido muy exigente gracias a su variedad de delanteros ante un rival indignado con el VAR

Elche - Barccelona
Ferran Torres marca para el Barcelona.Alberto Saiz (AP)
Ramon Besa

A favor de corriente, el Barça firmó un muy buen remonte por la variedad de los delanteros alineados en el Martínez Valero. La riqueza ofensiva compensó la debilidad de los defensas en un partido muy exigente por la bravura del Elche. Los ilicitanos solo se rindieron después de que ni el árbitro ni el VAR apreciaran penalti en dos manos de Alba y Busquets. La irritación se explica por las dudas de las jugadas y porque antes el colegiado había sancionado con la pena máxima un golpeo con el brazo de Barragán en una internada de Memphis.

ELCElche
Elche
1
Edgar, Barragán, Enzo Roco, Diego González, Mojica, Omar Mascarell (Kike, min. 85), Raúl Guti (Marcone, min. 78), Tete Morente (Ezequiel Ponce, min. 65), Fidel (Josan, min. 78), Lucas Boyé (Guido Carrillo, min. 65) y Pere Milla
BCN Barcelona
2
Barcelona
Ter Stegen, Ronald Araújo, Piqué, Alba, Alves (Sergiño Dest, min. 85), Frenkie De Jong (Nico González, min. 68), Busquets, Pedri, Ousmane Dembélé (Adama Traoré, min. 74), Gavi (Ferrán Torres, min. 45) y Aubameyang (Depay, min. 74)
Goles 1-0 min. 44: Fidel. 1-1 min. 60: Ferrán Torres. 1-2 min. 84: Depay.
Árbitro Alejandro José Hernández Hernández
Tarjetas amarillas Ronald Araújo (min. 48), Barragán (min. 56), Ousmane Dembélé (min. 58), Ezequiel Ponce (min. 66), Alves (min. 71), Nico González (min. 72), Piqué (min. 81) y Depay (min. 96)
Tarjetas rojas Pastore (min. 87)

El neerlandés certificó entonces la superioridad del Barcelona. Los azulgrana contaron 20 remates y el mejor jugador del Elche fue Edgar Badía. El portero se venció después de que Xavi le cambiara los delanteros hasta alcanzar el 1-2. El Barça ha ganado futbolistas en invierno y el aumento de recursos fomenta la competitividad y favorece la variedad y la sorpresa para superar a contrarios duros de pelar como el Elche.

El Barcelona buscó para empezar a Aubameyang y el Elche giró alrededor de Lucas Boyé. No estuvo inspirado el gabonés y el argentino destacó como marcador de Busquets. A falta de una salida limpia del cuero a partir del mediocentro, los azulgrana se estiraron con los cambios de orientación de Piqué, los pases de Pedri y los desmarques de Dembélé. El extremo atacaba bien el espacio desde el costado derecho para intentar conectar con Aubameyang. Ambos se han juntado en el Barça después de coincidir en el Borussia Dortmund. La asociación, sin embargo, no culminaba porque el juego era tan intenso y vertical como impreciso en un partido de mucho ritmo por la entereza física y táctica de un Elche jaleado por la fervorosa hinchada que llenaba el Martínez Valero.

Apenas se contaron remates hasta que Frenkie de Jong prefirió acompañar la pelota a disparar con el portero vencido después de una transición armada por Dembélé. Diego González rechazó el chut en la línea de la meta de Badía. A la contra, siempre decantado por el lado de Dembélé, el Barcelona encontró un trozo de campo y un poco de aire para atacar al equipo de Francisco. El técnico ha endurecido a un equipo sin cosquillas, áspero en su campo, rápido en la transición, selectivo en ataque, fiable en el Martínez Valero. Los movimientos de Pere Milla y las entradas de Mojica por el lateral de Alves no dejaron de atormentar al Barça.

La debilidad de la espalda del brasileño animó al Elche. Tete Morente no atinó en un disparo franco después de que Frenkie De Jong volviera a fallar en un mano a mano con Badía. El volante se ha liberado después de alcanzar la condición de titular, excelente en la conducción y blando en el tiro, como si no fuera consciente de la importancia de anticiparse en el marcador, sobre todo ante adversarios como el Elche. La indulgencia de De Jong contrastó con la saña de Fidel, que atacó sin compasión un mal pase atrás de Pedri después de un servicio de portería y cruzó a la izquierda de Ter Stegen. No llegó el meta a una pelota mal defendida por Alves.

A igualdad de oportunidades, había sido más efectivo el Elche, nada exigido desde su banda derecha por la poca presencia de Alba y Gavi, sustituido por Ferran. El Barça necesitaba abrir el campo, después de que no funcionara la apuesta por los cuatro centrocampistas, y Xavi dio entrada al exdelantero del City, titular en los ocho partidos disputados desde que llegó al Camp Nou. El cambio propició un duelo más abierto y apetecible también para el Elche, que no tiene freno cuando puede correr, siempre consciente de la poca consistencia del Barcelona, falto de línea de pase por el tapón sobre Busquets.

El Elche sabía cómo trampear el partido, reiterativo en los bloqueos, mientras el Barça no encontraba la manera de rematar al arco de Badía. El empate llegó por la insistencia de Dembélé. La profundidad y el posterior centro del extremo encontró finalmente la zurda de Alba y la punta del pie derecho de Ferran. El delantero se reencontró con el gol para más tarde volver a errar en un chut fácil en una jugada igualmente propiciada por Alba. La mejora ofensiva de los barcelonistas, sin embargo, no acabó con las reiteradas concesiones defensivas, bien vistas por el Elche. Apareció entonces Ter Stegen para reducir de forma soberbia a Pere Milla.

Las manos

A expensas de Ter Stegen, el encuentro pareció quedar reducido a un duelo Badía-Ferran ya con Adama y Memphis en el terreno en sustitución de Dembélé y Aubameyang. El guardameta le sacó dos disparos al delantero, exquisito en el desmarque como falso 9 y desenfocado ante la portería, antes de que Barragán tocara la pelota con el brazo en una internada del exuberante Memphis. El VAR llamó al árbitro y Hernández Hernández pitó un penalti que transformó de forma inapelable el propio Memphis.

El 1-2 no tranquilizó al Barça. El equipo de Xavi no sabe defender en su área, no tapa los centros, concede disparos fáciles y se ha olvidado de cómo descansar con el esférico, expuesto a cualquier accidente, como fueron las manos de Alba y Piqué, que no fueron sancionadas ante la indignación del Martínez Valero. Aunque el partido se acabó con una falta ignorada a Adama, el Barça fue muy frágil antes de sumar su cuarta victoria seguida con dos goles que unen el ayer con el hoy: marcó Ferran y Memphis, el pichichi en los tiempos de Koeman, espléndido en el Martínez Valero. Xavi ha conseguido a base de delanteros que el Barça gane los partidos que debe ganar en la Liga y en la Liga Europa y se consolide en la Zona Champions.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ramon Besa
Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_