Champions League - octavos - jornada 1Así fue
PSG
PSG
Kylian Mbappe 93'
1 0
Finalizado
Real Madrid
Real Madrid

Ancelotti, sobre Mbappé: “Es imparable, el mejor de Europa”

El entrenador del Madrid admite la superioridad del francés y lamenta los fallos en la salida del balón

El penalti de Carvajal a Mbappé.
El penalti de Carvajal a Mbappé.Christophe Petit Tesson (EFE)

Abatido en el último minuto del descuento por Kylian Mbappé, su gran objeto de deseo, el Madrid se marchó del Parque de los Príncipes con unos números famélicos que dibujaron el fracaso general. Solo tres tiros intentados, su cifra más baja en la Liga de Campeones desde, al menos, la temporada 2003-04. Y, de ellos, ninguno entre los tres palos. La otra vez que sufrió un socavón de estas dimensiones también fue en París, en su última visita al PSG, en 2019. El cuadro tan negro se completó con los 22 remates recibidos, el número más alto desde las semifinales contra el Bayern de 2018.

PSGPSG
PSG
1
Gianluigi Donnarumma, Achraf Hakimi, Kimpembe, Marquinhos, Nuno Mendes, Danilo Pereira (Idrissa Gueye, min. 86), Verratti, Paredes, Kylian Mbappe, Di María (Neymar, min. 72) y Messi
RMA Real Madrid
0
Real Madrid
Courtois, Alaba, Eder Militao, Ferland Mendy, Dani Carvajal (Lucas Vázquez, min. 71), Casemiro, Kroos, Modric (Federico Valverde, min. 81), Benzema (Bale, min. 86), Vinicius Junior (Hazard, min. 81) y Marco Asensio (Rodrygo, min. 71)
Goles 1-0 min. 93: Kylian Mbappe.
Árbitro Daniele Orsato
Tarjetas amarillas Casemiro (min. 36), Verratti (min. 39), Eder Militao (min. 50), Ferland Mendy (min. 56), Danilo Pereira (min. 61), Kimpembe (min. 82), Rodrygo (min. 82) y Paredes (min. 89)

Carlo Ancelotti, un hombre sin grandes perífrasis en su discurso, ofreció un argumento sencillo a este fiasco. “Nos ha faltado el juego con balón porque hemos fallado muchos pases”, se arrancó el italiano. “La salida no era limpia y la pelota no llegaba por fuera para Vinicius y Asensio, y Benzema tampoco ha tenido muchas oportunidades. Nosotros no solemos tener tantos problemas cuando nos presionan porque contamos con jugadores de calidad. No hay una explicación complicada a lo que nos ha pasado. Con el balón no hemos hecho lo que queríamos”, insistió en su análisis.

Como ya hiciera otras veces, sobre todo contra equipos de gran cartel, Carletto optó por echar a los suyos atrás a la búsqueda de las contras. Algo que volvió a explicar. “Hemos decidido no salir demasiado a la presión y tener el bloque bajo. Y hemos defendido bien, pero con el balón hemos sufrido”, abundó. Tanto que nunca hubo contras, ni amago de ellas. Nada se supo de Vinicius, Asensio y Benzema, y tampoco de sus dos muñidores más acreditados (Modric y Kroos). El paso atrás les permitió negar los espacio al PSG, pero la quiebra en tareas ofensivas resultó absoluta.

Negó el técnico blanco, en todo caso, que el planteamiento fuera conservador. “Demasiado conservador significa que Courtois saque el balón el largo, pero nosotros siempre lo hemos intentado desde atrás. Estoy de acuerdo en que en el bloque bajo deberíamos haber sido más agresivos, pero no hemos hecho un planteamiento conservador”, añadió Ancelotti, que al terminar le protestó al árbitro las tarjetas de Casemiro y Mendy, que les dejan fuera de la vuelta. “Teníamos dos jugadores apercibidos y han caído los dos. Esas dos amarillas me parecían regaladas”, se quejó en sala de prensa.

Ausente por completo en ataque, el partido del Madrid se redujo casi en exclusiva a la contención, con un Militão y Courtois desdoblados. Especialmente, por la actividad infatigable de Kylian Mbappé. ¿Es imparable?, le preguntaron al entrenador blanco. “Sí, es imparable, es el mejor de Europa. Hemos intentado controlarlo, Militão lo ha hecho muy bien, pero siempre puede inventar algo, y lo ha hecho en el último minuto”, se lamentó.

El delantero francés no dejó de hostigar a Courtois. Tuvo la primera, ya en el minuto cinco, y la última y definitiva, en el 94. Sometidos desde el principio, los blancos colgaron en muchos momentos del meta belga, que ha detenido 30 de los últimos 33 remates recibidos en esta Champions (88%), el porcentaje más alto de esta edición. Antes de ser derrotado sobre la campana, en pleno despliegue hasta le paró un penalti a Messi, el cuarto de los últimos seis que le han lanzado y el tercero que ataja de forma consecutiva. “Lo habíamos estudiado bastante. Ha fallado tres a la derecha y los otros los ha metido cruzado. Es un poco de suerte que haya tirado ahí”, analizó el meta blanco. Sin embargo, no pudo con la carga final de Mbappé. “Le he parado algunas, pero la última acción es su calidad, su clase, y por eso es uno de los mejores del mundo”, resumió el portero.

Quizás el detalle que mejor retrató el gran borrón merengue fue que de las pocas veces que entró en campo contrario en la primera parte acabó con la amarilla de Casemiro por una falta a setenta metros de Courtois. El análisis del mediocentro, eso sí, sonó a paños calientes y poco a autocrítica. “Lo que hemos aguantado, lo que hemos sufrido, lo que hemos trabajado todo el equipo. Thibaut paró un penalti. Hemos sufrido bien, hemos trabajado bien, hemos intentado”, se lamentó el brasileño. ¿Y cómo se puede remontar?, le cuestionaron a Ancelotti, que en su respuesta no apeló a muchos argumentos futbolísticos. “Jugaremos 11 más 50.000″, en referencia al público. “Hay que ser más contundentes”, zanjó.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS