Un sospechoso gol se vuelve un asunto de Estado en Colombia

El presidente Iván Duque tacha de “vergüenza nacional” un tanto en un encuentro de segunda división que aflora el fantasma del amaño de partidos

El momento en el que Unión Magdalena anota el segundo gol ante Llaneros (1-2) en un partido de la segunda división del fútbol colombiano, el sábado 4 de diciembre de 2021.
El momento en el que Unión Magdalena anota el segundo gol ante Llaneros (1-2) en un partido de la segunda división del fútbol colombiano, el sábado 4 de diciembre de 2021.

Una oleada de repudio no hace más que crecer en el fútbol de Colombia desde el sábado, cuando en el último suspiro de un partido decisivo de la segunda división los defensas de Llaneros se quedaron plantados como árboles mientras el Unión Magdalena marcaba en el minuto 95 el gol con el que sellaba una sospechosa remontada que valía el ascenso a la primera división. La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales ha pedido una investigación, jugadores de selección se han mostrado indignados e incluso el presidente Iván Duque lo ha considerado “una vergüenza nacional”.

Llaneros, un equipo que nunca ha militado en la primera división, recibió el sábado en su estadio de la ciudad de Villavicencio al Unión Magdalena, un histórico del fútbol colombiano, y ganaba 1-0 cuando se cumplían los 90 minutos. Los visitantes anotaron en dos ocasiones en el tramo final. El gran damnificado fue el Fortaleza, otro pequeño equipo que era favorito para ascender, pero perdió 2-1 en casa esa misma jornada ante Bogotá FC, por lo que se vio superado por el Unión Magdalena. El terremoto ha encendido el debate público y sacudido los cimientos de la División Mayor del Fútbol Colombiano, la Dimayor, la entidad encargada de administrar los torneos de fútbol profesional.

La jugada del gol definitivo, anotado por Jonathan Segura ante una inusual pasividad de los rivales, fue inaudita. Las imágenes no tardaron en hacerse virales y las suspicacias no se hicieron esperar. “A lo bien, a lo bien, que falta de respeto ese gol del Unión”, tuiteó Juan Guillermo Cuadrado, el internacional de la Juventus, uno de los pesos pesados de la selección colombiana. Otro internacional, Matheus Uribe, del Oporto, respondió que era “una vergüenza para el fútbol colombiano”. Nelson Flórez, el entrenador del Fortaleza, estalló en llanto en la rueda de prensa posterior al partido. “No me da vergüenza llorar porque me siento robado”, declaró. El club anunció que pedirá la nulidad del partido. “Consideramos que esta situación no es un simple tema de apuestas, la misma tiene un trasfondo más profundo que seguramente las autoridades disciplinarias y los propios jugadores implicados confirmarán, respetando el debido proceso aplicable a este tipo de casos”, señaló en un comunicado.

El escándalo ha trascendido a jugadores, técnicos, directivos o aficionados. La indignación ha ido escalando de autoridad en autoridad, desde las locales hasta las nacionales, hasta llegar al presidente de la República. “Los hechos ocurridos en el partido de hoy no nos representan como llaneros ni a los deportistas de la región. Es importante que se esclarezca pronto”, declaró el mismo sábado el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman. Llaneros es el único equipo profesional del departamento del Meta, en los llanos orientales de Colombia. “La rabia y el dolor que siento aún como hincha, tras presenciar el cierre del partido, me lleva a exigir que se aclare lo que vimos ayer”, lo secundó el gobernador del departamento, Juan Guillermo Zuluaga. Los directivos de los equipos involucrados han intentado minimizar los ocurrido como una acción propia del juego, con jugadores “desmoralizados” tras haber encajado el gol del empate que creían que había fuera de lugar.

Esos descargos no han logrado aplacar la controversia. “Lo que presenciamos los colombianos no puede ser menos que indignante, es una vergüenza nacional, internacional, y es un hecho que nos preocupa mucho y que refleja algo en lo que hay que tomar cartas y se debe resolver muy rápido”, aseguró el ministro del Deporte, Guillermo Herrera, quien le pidió a la Fiscalía General de la Nación que investigue si hubo actos de corrupción detrás del episodio. “Lo ocurrido en el partido de ascenso a la Primera División es una vergüenza nacional. El deporte requiere transparencia, honestidad y cero tolerancia frente a cualquier situación que deslegitime la ética deportiva”, apuntó este domingo el presidente Iván Duque.

Aunque el desenlace todavía se antoja imprevisible, la Dimayor citó una reunión para discutir el tema, y no descarta suspender el ascenso del Unión Magdalena. “La idea es llegar hasta las últimas consecuencias para que esto no se quede ahí como se queda un montón de cosas. Queremos llegar al fondo para ver si es una actitud individual de algunos jugadores o hay algo mucho más grave detrás de eso”, aseguró Fernando Jaramillo, el presidente de la Dimayor, en declaraciones al periódico El Tiempo.

El fútbol colombiano ha estado plagado por todo tipo de escándalos en los últimos años. Sin ir muy lejos, Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), ha aceptado cargos en Estados Unidos como uno de los implicados en el escándalo global conocido como FIFA Gate, relacionado con más de 20 años de sobornos a directivos del fútbol a cambio de los derechos televisivos y de patrocinio de las principales competiciones de América. Otro sonado escándalo por la reventa de boletería para los partidos de la selección en las Eliminatorias al Mundial de Rusia 2018 también ha sacudido a la FCF. Para rematar, la actual controversia se presenta en momentos en que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) investiga un acuerdo ilegal entre los presidentes de 16 clubes y la Dimayor para vetar a ciertos futbolistas. La coyuntura del sospechoso partido del ascenso ha provocado la reacción de las autoridades. “Entre esto, y las denuncias por el manejo de los derechos deportivos de los jugadores, exigimos que la Dimayor y la FCF presenten garantías de manejo transparente”, ha declarado Herrera, el ministro del deporte.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Santiago Torrado

Corresponsal de EL PAÍS en Colombia, donde cubre temas de política, posconflicto y la migración venezolana en la región. Periodista de la Universidad Javeriana y becario del Programa Balboa, ha trabajado con AP y AFP. Ha cubierto eventos y elecciones sobre el terreno en México, Brasil, Venezuela, Ecuador y Haití, así como el Mundial de Fútbol 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS