Oyarzabal: “Estudié para desconectar del fútbol”

El delantero de la Real, de vuelta de una lesión antes de enfrentarse este sábado al Madrid, está a punto de cerrar un año redondo: ganador de Copa con un gol suyo, y convocado para la Eurocopa y los Juegos

El jugador de la Real Sociedad Mikel Oyarzabal, en Anoeta.
El jugador de la Real Sociedad Mikel Oyarzabal, en Anoeta.Gorka Estrada

Mikel Oyarzabal (Eibar, 24 años), estrella de la Real Sociedad, graduado en Administración de Empresas, internacional con España y medalla olímpica parece que lleve décadas en el equipo donostiarra a pesar de su juventud, y de que haya vivido varias vidas con la camiseta txuriurdin. Ha vuelto después de su lesión muscular y está preparado para enfrentarse al Real Madrid, con el que quieren estrechar la diferencia en la clasificación. Atiende por teléfono a EL PAÍS antes de recibir este sábado (21.00, Movistar LaLiga) a los blancos en Anoeta.

Pregunta. Para usted, el año 2021 ha sido fantástico. Ha ganado la Copa con un gol suyo, ha jugado la Eurocopa, es medallista olímpico. ¿Qué más puede pedir?

Respuesta. Ha sido un año muy completo para mí, es verdad. Con el club, ganando un título después de tanto tiempo, por entrar en Europa, por las buenas sensaciones que ha dado la Real, y también con la selección. También por poder ir a una Eurocopa, por poder jugar y por llegar lejos. También en los Juegos las sensaciones fueron muy buenas y aunque no conseguimos ganar, creo que se hizo un gran trabajo.

P. ¿Ha sido también un año agotador con tantas citas en su agenda?

R. La temporada la empecé bien, con buenas sensaciones y cuando menos lo esperaba, me llegó la lesión. Al final creo que hay que intentar aprovechar los momentos cuando estás con ganas y físicamente bien, y es lo que hice, tirar hacia delante. El año ha sido largo, porque se han jugado muchas cosas, pero sigo con ganas de coger el tono otra vez y volver a darle.

P. ¿Es más un agotamiento mental que físico o se juntan los dos?

R. Todo influye. Es verdad que necesitas tus días, tu necesidad de desconexión, pero eso ya llegará. Al final, teniendo la oportunidad que tenía de poder acudir a una Eurocopa y a unos Juegos, que eso es una vez en la vida, no se podía desaprovechar. Ya llegará el descanso.

P. ¿Soñaba de niño con todo esto que le está pasando?

R. Cuando eres pequeño juegas porque te gusta el fútbol, porque te divierte y estás con tus amigos, porque a ellos también les gusta. Creo que es lo que tiene que ser. No todo el mundo tiene la oportunidad de jugar en Primera División, a eso llegan muy pocos, sabemos que es muy difícil, pero lo importante es el hecho de hacer lo que te gusta, llegues o no a nivel profesional. Lo importante es ser feliz, lo hagas o no.

P. Usted no dejó de estudiar cuando llegó a la máxima exigencia en el fútbol profesional. No es algo demasiado frecuente.

R. Es algo que yo personalmente elegí. Creía que era lo mejor y me podía venir bien, al margen de ir más allá como preparación para mi futuro porque me servía para desconectar del fútbol, para no estar siempre con lo mismo, metido en una burbuja y hacer cosas distintas. Es como me lo tomé, con ganas de terminar cuánto antes. Lo acabé y ya está.

“El máximo responsable de cómo nos va es Imanol Alguacil”

P. Usted salió futbolista y eso que en Eibar, su pueblo, es muy difícil encontrar un hueco para montar un partidillo.

R. En Eibar no había descampados, pero jugábamos en la plaza del Ayuntamiento. Hoy día, los chavales siguen jugando allí también, aunque creo que se está perdiendo un poquito porque con las nuevas tecnologías, a veces están con otras cosas, pero creo que el fútbol se mantiene, que siempre va a estar ahí, y que nunca va a faltar un chaval con una pelota.

P. Usted pudo llegar antes a la Real, pero sus padres pensaron que era demasiado joven para salir de casa. ¿Lo comprendió?

R. Tenía 13 años y decidieron esperar un poquito más, querían esperar a que acabara la ESO. Decidieron que hasta que no terminara esa fase de mis estudios no era el momento de venir a San Sebastián. Luego, ya con 15 años, pensamos que podía venir a la Real y creo que fue la mejor decisión. Estoy orgulloso de cómo lo trataron.

P. ¿Pensó al aterrizar en Zubieta que podía llegar al primer equipo?

R. Cuando eres un chaval no piensas en esas cosas. Lo haces porque te gusta. Está claro que a cualquier edad quieres ir a más, pero no vas pensando con 14 años que vas a jugar en el primer equipo o vas a hacer esto y lo otro. Vine a la Real porque me gusta el fútbol, porque soy competitivo, nada más.

P. La Real se ha convertido en un equipo más práctico en los últimos meses. Su presidente dice que no es lo mismo jugar bien que jugar bonito. ¿Está de acuerdo con él?

R. Hay que evolucionar, aprender. Al final esto es un aprendizaje constante para todos. Siempre quieres ser mejor que el día anterior, pero no tan bueno como mañana. Estamos aprendiendo todos, y haciendo un bonito recorrido que esperamos que siga siendo mejor cada día.

P. ¿Y esa evolución se debe en gran medida a su entrenador, Imanol Alguacil?

R. Si alguien es el máximo responsable de que las cosas nos vayan bien es él, por su forma de ser, por cómo trabaja y por todas las opciones que nos da. Nosotros las ejecutamos en el campo, pero es él quien las piensa previamente.

P. Usted es uno de los jugadores con más jerarquía de su equipo. ¿Lo aprovecha para hablar con los árbitros?

R. Sí, me gusta hablar. Con los árbitros, con los compañeros o con quien sea. Son todos parte del fútbol, del partido. Creo que es bueno para todos hablar con los árbitros con educación.

P. ¿Sueñan con ganar la Liga?

R. No nos beneficia pensar que podemos ganarla, ya lo he dicho muchas veces. Estamos haciendo las cosas bien, pero también el resto de equipos. Madrid, Sevilla, Atlético o Barcelona van a estar arriba a final de temporada. Nosotros vamos a seguir peleando por estar lo más arriba posible también. Vamos a hacer lo nuestro y ya está. Es lo que nos corresponde, sin mirar a los demás. Intentar ganar cada fin de semana y al final de la temporada ver dónde estamos.

P. Y ahora, el Real Madrid.

R. Un partido muy difícil, pero es en casa, con nuestra gente. Si hacemos las cosas bien podemos ganar. Lo intentaremos todo para que así sea y que la gente se vaya contenta. Aunque cada partido es un mundo, ya sabemos lo que es ganarle al Real Madrid.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS