El duende de Joaquín acaba con el Alavés

El Betis gana en el último minuto gracias a una acción de su eterno capitán bien rematada por Borja

Fekir pelea un balón con Pina, del Alavés.
Fekir pelea un balón con Pina, del Alavés.David Aguilar (EFE)

Joaquín Sánchez, a los 40 años, sigue demostrando su enorme calidad. Tocado por el talento de los elegidos, el extremo se desplegó en el área en el minuto 89 para dar un gol a Borja Iglesias que vale su peso en oro para el Betis. Un destello de calidad en las postrimerías del choque, con pared incluida de Fekir, que acabó con un Alavés que tuvo sus opciones, pero que se encuentra marcado por un enorme infortunio. Los de Javier Calleja pelearon mucho y lanzaron dos balones a los palos, para acabar sucumbiendo en el último minuto. Por más que se tratara de un jugadón del Betis, los defensores del Alavés fallaron al conceder un gol en ese minuto y con tanta y aparente facilidad. En el toque de Fekir y la aceleración de Joaquín y su pase atrás se condensó la diferencia de un partido marcado por dos equipos que se despliegan con dos estilos muy diferentes. El pase de la muerte de Joaquín encontró también la red de Pacheco porque Borja supo dar ese paso atrás tan necesario en los delanteros para marcar.

ALAAlavés
Alavés
0
Pacheco, Ximo Navarro, Matt Miazga, Laguardia, Rubén Duarte, Luis Rioja, Pina (Mamadou Loum , min. 76), Pellistri (Edgar Méndez, min. 76), Toni Moya (Manu Garcia, min. 90), Joselu y Miguel De La Fuente (Mamadou, min. 68)
BET Betis
1
Betis
Rui Silva, Edgar González, Álex Moreno, Bartra, Hector Bellerin, Rodri (Joaquín, min. 63), Guardado, Canales (Tello, min. 64), William Carvalho, Nabil Fekir (Guido Rodríguez, min. 90) y Willian José (Borja Iglesias, min. 75)
Goles 0-1 min. 88: Borja Iglesias.
Árbitro Miguel Ángel Ortiz Arias
Tarjetas amarillas Edgar González (min. 13) y Luis Rioja (min. 59)

El Betis dominó el balón y menos las áreas, con una primera media hora fantástica. Luego bajó algo su ritmo, con lo que el Alavés tuvo sus opciones. No obstante, Manuel Pellegrini le ha cambiado la cara a un equipo que ahora gana y compite a un aceptable nivel. El técnico, al mismo tiempo, maneja bien los elementos de los que dispone en su plantilla. En el gol del Betis participaron de forma decisiva dos futbolistas que entraron desde el banquillo, Joaquín y Borja. El Betis llega a los 15 puntos empujado por el fútbol eterno de su capitán, donde brilla Fekir y elementos como William Carvalho y Guardado aportan consistencia y solidez. El Alavés se encuentra en un agujero negro. Peleó una barbaridad, gozó de dos ocasiones claras para marcar y acabó frustrado por una acción en el último minuto. El fútbol está siendo muy duro con el conjunto vasco, donde un dato muestra todas sus carencias: dos goles en ocho partidos jugados.

El Betis cuajó una primera media hora de gran nivel. Pellegrini diseñó un equipo con una línea de atacantes de talento, con Fekir y Canales al mando ayudados por Rodri. Un Betis que manejó el balón de manera solvente para someter al Alavés a un severo dominio. Los de Calleja lo pasaron mal, mostrando incluso graves apuros para sacar la pelota de atrás. Es un equipo que vive del contragolpe y del balón parado, con evidentes limitaciones en ataque, algo que muestra el hecho de que solo haya anotado dos goles en ocho partidos. Este Betis que tan bien tocó el balón tuvo un defecto importante. Casi nunca fue capaz de traducir en peligro su dominio. El balón rondó una y otra vez el área de Pacheco, pero el portero del Alavés solo se vio realmente en peligro en un disparo de Fekir desde dentro del área que fue muy bien repelido por el meta de los vascos.

El Betis se gustaba tanto que incluso se permitía el lujo de tocar el balón dentro del área, aunque abusó de la pelota al pie. Desbordar con un fútbol de toque y al pie exige una gran precisión. El Betis no marcó y fue el Alavés el que despertó en el tramo final de la primera parte. Los vascos habían avisado con un lanzamiento en un saque de esquina que acabó en el larguero y todavía Pellistri aprovechó la falta de contundencia del Betis en defensa para gozar de dos buenas opciones de disparo dentro del área. El plan de Pellegrini de someter al Alavés desde la calidad de sus jugadores chocó con su falta de ineficacia, lo que dio alas a un Alavés con muchas limitaciones.

El equipo vasco tuvo su gran opción a los 60 minutos, cuando De La Fuente remató al larguero con todo a favor. En esa jugada se escaparon buena parte de las oportunidades del Alavés. El Betis despertó después de un inicio algo confuso en la segunda mitad. Fekir tuvo una buena ocasión y Canales erró en una acción en la que demostró que no se encuentra en su mejor momento. El Betis fue creciendo con los cambios, con un Joaquín que comenzó a crear peligros en la banda derecha. El equipo de Pellegrini abrió el campo y se llevó los tres puntos en una gran jugada en el último minuto. Fekir, con mucho temple, se la puso a Joaquín, veloz en el área para asistir atrás a Borja.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS