‘Papu’ Gómez: “Ahora solo quieren velocistas, yo pienso para no chocar”

El centrocampista del Sevilla analiza el momento de su equipo, su estilo su juego y a la Argentina de Messi

Papu Gómez controla el balón durante el encuentro contra el Salzburgo en el Ramón Sánchez-Pizjuán.
Papu Gómez controla el balón durante el encuentro contra el Salzburgo en el Ramón Sánchez-Pizjuán.Angel Fernandez (AP)

Alejandro Darío Papu Gómez, (Buenos Aires, 33 años) acaba de llegar a casa después de una sesión de recuperación en la ciudad deportiva. El centrocampista del Sevilla marcó su primer gol del curso ante el Valencia este pasado miércoles (3-1). Coge el teléfono y atiende de forma pausada a EL PAÍS para hablar sobre el Sevilla, su carrera, su estilo de juego y la selección argentina.

Pregunta. Tras un inicio algo titubeante, ¿el triunfo ante el Valencia marca un síntoma de mejoría en el Sevilla?

Respuesta. Hay que analizar bien a este Sevilla. Justo antes de la primera jornada nos encontramos con cinco casos de covid. Luego, muchos jugadores, como en mi caso, no hicimos la pretemporada al jugar la Copa América. Esto nos llevó a no tener el rodaje suficiente y a tener que sobreponernos a diferentes dificultades. En las primeras jornadas todos los equipos van muy parejos, juegan a muerte. Todo está en rodaje. Lo que yo veo es que el Sevilla tiene este año una plantilla espectacular, donde el banco de suplentes es amplio y cualquiera puede ser titular. Ante el Valencia se vio al mejor Sevilla, imponiendo su juego y siendo protagonista. Vamos por buen camino.

P. Lleva año y medio en la Liga española tras 315 partidos en la Serie A. ¿Cómo definiría el juego que se practica aquí?

R. Creo es un fútbol más rápido, no tanto en la parte táctica. Hay una diferencia con Italia en cuanto a los campos de juego. Aquí la bola corre mucho más rápida. En Italia todos los equipos te esperan más y son más ordenados tácticamente. En España el juego es más de ida y de vuelta, y el ritmo es mucho más alto.

P. ¿Cuál es el objetivo del Sevilla en la Liga?

R. Sin duda, competir con los mejores y clasificarnos para jugar la Champions. Nuestra idea son los cuatro primeros puestos porque eso da un rédito económico muy importante al club. Así se puede mantener una plantilla competitiva. Después, si en las jornadas finales te queda un resto como para pelear la Liga, sería increíble. El año pasado nos encontramos ahí, pero nuestro objetivo no es ganar el campeonato. Sí quedar entre los cuatro primeros.

P. ¿Qué le parece la situación que está viviendo el Barcelona?

R. Es difícil hablar sin estar dentro. Por lo que uno ve de fuera, el golpe de la salida de Messi es muy duro para toda la institución, también para el plantel, que ha perdido la carta ganadora que es Messi. Nosotros la tenemos en la selección argentina. El Barcelona tiene una gran plantilla, pero ha perdido la carta ganadora. Han perdido mucho sin Leo. Me da la impresión de que quieren refundarse como plantilla en medio de unos problemas económicos que obligan a una reestructuración total.

P. ¿La presencia de Leo Messi en el PSG hace al equipo francés el primer favorito para ganar la Champions?

R. El París tiene un equipazo y sin duda va a estar peleando por la Champions. Es la competición más importante y también la más difícil del mundo. No te puedes equivocar ni un día. Hemos visto a lo largo de la historia de esta competición que grandes equipos con grandes jugadores no la han conseguido. No por tener muchas estrellas te es más fácil. El París peleará por ella, pero la Champions es muy complicada.

P. ¿Cuál debe ser el papel del Sevilla en la Champions?

R. Dicen que nuestro grupo es asequible, pero depende. Se vio el otro día con el Salzburgo. Los equipos alemanes y austriacos son de un potencial físico enorme. Si no tienes tu día te ganan, te complican mucho. Debemos tenerlo en cuenta a la hora de visitar al Wolfsburgo. Yo creo que el grupo nos da opciones y el objetivo es clasificarnos. Luego, creo que debemos ir partido a partido porque la Champions es una competición donde la suerte en el sorteo influye mucho.

P. ¿Podrán llegar a cuartos como hizo con el Atalanta?

R. Sería muy bonito, pero en esa edición tuvimos esa suerte de la que hablo porque nos tocó el Valencia en octavos. Era un rival al que podíamos ganar. Para que el Sevilla progrese es necesario que tengamos esa cuota de suerte para que en octavos y cuartos nos toque un rival de tu mismo nivel. En unos cuartos de Champions, equipos como el City, el Liverpool, el Bayern o el Madrid te hacen sentir su calidad y el peso de la historia. Te sacan diferencia.

P. ¿Cuál es el mejor sitio en el campo para el Papu?

R. Todo depende del equipo. No juego yo solo. Por la izquierda, en banda, lo puedo hacer bien, aunque es una posición en la que dependes del equipo para que te llegue el balón. Uno puede pasar desapercibido si el equipo no está fino, porque no te llega el balón. Si juego por dentro busco el balón, me creo los espacios y eso cambia todo. Me gusta jugar por dentro, manejar los tiempos de un partido, llegar al gol, como ante el Valencia, pero en muchos años de mi carrera también lo hice bien en la banda, sobre todo en la izquierda. Por la derecha no me gusta jugar porque prefiero ir para dentro y poder tener la opción del remate. En los últimos tres o cuatro años jugué de enganche, suelto, en la posición del 10, y ahí es donde me siento más cómodo.

P. ¿Tiene mérito jugar de 10 con 1,67 de estatura?

R. El fútbol ha cambiado en los últimos 15 años, que fue cuando yo empecé. Hoy, si no tienes físico, te pasan por arriba. Yo intento sacar diferencia con otras cosas, con la velocidad, pensando antes que el rival, con el regate, tratando de no ir al choque… Si choco con una persona de 1,90 siempre voy a perder. Así que uso otras armas porque no puedo chocar. Ahora imperan los velocistas, como Mbappé o Haaland. Quedan pocos que en una baldosa se quitan a un tipo de encima. Leo Messi es uno de esos y tras él en el vivo me impresionó Neymar. A mí me gusta ese tipo de fútbol. Ahora quieren a jugadores grandes y veloces que hagan 100 metros en 11 segundos.

Más información
Real y Sevilla, descontentos
El Sevilla rebaja al Valencia

P. ¿Cuál es el compañero con el que mejor se asocia?

R. En el último tiempo con Coco [Lamela], también con Lucas [Ocampos] y en el centro del campo, sin duda, con Jordán.

P.¿Le ha ayudado en su integración la gran cantidad de argentinos (cinco) que hay en el Sevilla?

R. Los argentinos [Montiel, Acuña, Lamela, Ocampos y Papu] somos como hermanos, pero en general el grupo del Sevilla es genial, con una enorme competencia interna que nos ayuda mucho a crecer.

P. ¿Sigue buscando al árbitro para colocarse en el campo?

R. ¡Sin duda! A veces trato de ver al árbitro para posicionarme bien porque se trata de la persona que mejor se coloca para controlar a 22 futbolistas. Me meto donde está para poder jugar más libre.

P. ¿Qué sueño le queda por cumplir?

R. Me encantaría jugar un Mundial. El de Qatar es mi última oportunidad y lo voy a dar todo para poder estar. Sería coronar mi carrera con algo hermoso, viviendo un Mundial desde dentro. Luego, si pudiera ganar algún título con el Sevilla sería tremendo, porque no gané ninguno en Europa.

P. Sí ganó con Argentina la Copa América.

R. Un orgullo estar en ese grupo. Hubo selecciones argentinas muy buenas que no pudieron ganar un título. Se perdieron cuatro finales pero este grupo es muy fuerte. Esta Copa América que ganamos nos quitó un peso de encima. Tenemos selección para rato.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS