Cristiano Ronaldo regresa al Manchester United

El goleador portugués, por el que también se interesó el City, abandona la Juventus y vuelve al club con el que conquistó la Champions de 2008

Cristiano Ronaldo celebra un gol con el Manchester United, en 2008.
Cristiano Ronaldo celebra un gol con el Manchester United, en 2008.TOBY MELVILLE (Reuters)

A falta de que se concrete el traspaso de Kylian M’Bappé al Real Madrid, el mercado veraniego ha terminado por agitar el tablero del fútbol europeo con los movimientos emprendidos por los dos monarcas que lo han gobernado en los últimos 15 años. Si Messi voló a París para firmar por el PSG, Cristiano Ronaldo abandonó este viernes la Juventus de Turín con destino al Manchester United, ganador de la subasta que su agente Jorge Mendes organizó. Cristiano regresa así al club al que llegó con 18 años desde el Sporting de Portugal y con el que conquistó la Champions en 2008.

Primero entró en escena el Manchester City, que descartó su contratación este mismo viernes pasado el mediodía. Después, fue el United el que se sumó a la puja a primera hora de la tarde tras las declaraciones de su entrenador, el noruego Ole Gunnar Solskjaer. Este, el jueves, ya había criticado la posibilidad de que el goleador luso fichara por el vecino. “La experiencia nos dice que si has jugado en el United no puedes hacerlo en el City”, advirtió Solskjaer, que empezaba a mostrar el interés del United. “Siempre hemos mantenido muy buena relación con Cristiano, [el jugador portugués del United] Bruno Fernandes ha estado hablando con él y sabe nuestra voluntad. Si en algún momento abandonaba la Juventus, Cristiano sabe que estamos aquí. Es una leyenda del club con el que tuve la suerte de jugar. Veremos qué sucede”, deslizó Solskjaer. Finalmente, hubo acuerdo. El contrato liga a CR7 con el United por dos temporadas. El club inglés abonará 15 millones de euros a la Juventus más ocho millones en variables, lo que sumaría la cantidad que a la sociedad italiana le falta por amortizar de los 127 millones de euros que pagó al Real Madrid en el verano de 2018.

Las ambiciones personales del delantero luso, de 36 años, y la crisis económica derivada de la pandemia han sido los motivos que han terminado por imponerse a la solera de la vecchia signora y han propiciado la salida del goleador luso. Horas antes de anunciarse el fichaje por el United, Maximiliano Allegri expresó lacónico: “El jueves hablé con Cristiano y me comunicó que no tiene intención de quedarse en la Juventus. Es verdad y puedo confirmarlo. Por esta razón, no ha entrenado y tampoco jugará ante el Empoli. No estoy decepcionado con él. Ha tomado una decisión y ya está. Está buscando un nuevo club después de tres años aquí, así es la vida”. El entrenador del conjunto turinés cerró su intervención con un frío “ahora ya podemos hablar del Empoli”. Momentos antes, Cristiano había estado en el centro de entrenamiento del club lombardo para despedirse de sus compañeros.

El portazo de CR7 a la Juventus se fraguó la temporada pasada, con la pérdida del campeonato liguero (el equipo terminó cuarto) y la eliminación en octavos de final de la Champions ante el Oporto. En sus tres temporadas en la Juve, Cristiano ha ganado dos ligas, una Copa y una Supercopa italianas, y ha marcado 101 goles en 134 encuentros, pero no ha logrado cumplir el objetivo por el que fue contratado. La Champions se le ha resistido para pesar de su patrón, Andrea Agnelli, que da su apuesta por fallida tras abonarle un salario de 30 millones de euros anuales. Tres años después, la sociedad turinesa ya no puede hipotecar más su futuro económico a Cristiano, ni para mantener su sueldo ni para ofrecerle un equipo que compita con garantías por el cetro europeo. En estas tres campañas, el luso ha sumado dos eliminaciones consecutivas en octavos de final (Lyon, 2019-20, y Oporto, 2020-21) y cayó en los cuartos ante el Ajax en su primera temporada, la 2018-19. El centenar de goles que ha registrado son su descargo para defender que él no ha fracasado en la Juventus, sino el club al no haberse reforzado lo suficiente.

El récord de Gento

A sus 36 años, Cristiano busca ahora un proyecto que le permita igualar y, si es posible, superar las seis Copas de Europa que colecciona Paco Gento. Este hito es su gran obsesión y Cristiano ha llegado a la conclusión de que en la Juventus ya no podía alcanzarlo. Ni con Allegri, ni con Sarri ni con Pirlo, Cristiano estuvo convencido de poder sumar su sexta Orejona. El regreso de Allegri, con el que Cristiano admitió “problemas de convivencia” en su primer año en la Juventus, también ha influido en la salida. El técnico recomendó su venta, pero Agnelli optó por mantener su apuesta por el luso y no renovó al técnico que acaba de repescar.

La marcha de CR7 ha causado cierta perplejidad en el país transalpino, donde se le achaca que ni siquiera haya peleado por tener un proyecto ganador. Abandona Italia con la sensación entre la hinchada juventina de que no ha sentido la sociedad, ni sus tradiciones. La prensa italiana refleja que el sentir de los tifosi es que Cristiano siempre ha estado por encima de un club que presumía de la cultura del esfuerzo colectivo. Su fichaje por la Juventus fue visto por muchos seguidores como un mero matrimonio de conveniencia que ha durado tres años en los que ni el club ni el jugador lograron la ansiada Champions que hubiera podido prolongarlo.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS