FÚTBOL

Cinco filiales lucharán por el ascenso a Segunda en el play-off más atípico de Segunda B

Clásicos como Numancia, Córdoba o Murcia caen al cuarto escalón del fútbol español, donde ni siquiera estará el decano Recreativo

Raúl González en el banquillo del Real Madrid Castilla.
Raúl González en el banquillo del Real Madrid Castilla.Jonathan Moscrop / Getty Images

La campaña más atípica de la Segunda División B, la última de una categoría que vio la luz en 1977, finalizó este domingo para la mayoría de sus equipos. Resta acabar algún subgrupo con partidos aplazados decisivos para acabar de conformar la nueva Primera RFEF del próximo curso y sustanciar una serie de descensos al quinto escalón del fútbol español. Pero, sobre todo, queda la disputa de los playoff de ascenso a la liga profesional. 16 equipos, cinco de ellos filiales de escuadras de Primera, entran este lunes en un sorteo para un epílogo que, como la temporada, también tendrá un formato acelerado: ganar dos eliminatorias a partido único bastarán para llegar a Segunda División. El mapa resultante es el siguiente:

La lucha por llegar a Segunda. El sueño del ascenso sigue vivo para Burgos, Real Sociedad B, Ibiza, Linares, Badajoz, Celta B, Athletic B, Barcelona B, UCAM Murcia, San Sebastián de los Reyes, Zamora, Amorebieta, Calahorra, Andorra, Algeciras y Castilla. Todos entran en el sorteo de unos playoff que se decidirán en quince días, con dos eliminatorias los dos próximos fines de semana. En los partidos que acaben en empate, si hay un equipo mejor clasificado que el otro en la fase regular de la competición pasará ronda sin jugarse prórroga o penaltis. Todos los duelos se disputarán en terreno neutral. Extremadura acogerá esta fase final en cuatro sedes: Badajoz, Almendralejo, Villanueva de la Serena y Don Benito.

Más información

Algunos equipos llegan holgados y con tiempo para restañar heridas, otros tras una agónica última jornada. Es el caso del Castilla, con Raúl González a los mandos, que no certificó su pase hasta los instantes finales de su duelo contra el Talavera. O el lustroso Andorra, que precisó una derrota del Nàstic y ganar también con apuros en casa del Alcoyano para situarse entre los 16 mejores. Meritorio es el caso del Zamora, un recién ascendido que sueña con llegar a Segunda tras marcar en el último minuto y frustrar el pase del Unionistas de Salamanca. También el Linares opta a subir dos divisiones de manera consecutiva.

La nueva Primera RFEF. Los 12 equipos que no consigan el ascenso en tierras extremeñas jugarán en el nuevo tercer escalón del fútbol español, una categoría que se dividirá en dos grupos de veinte escuadras. Allí ya tenían plaza asegurada equipos como el Deportivo, Racing de Santander y Extremadura, tres de los cuatro descendidos hace un año que no han logrado entrar en el play-off para regresar a Segunda.

Ilustres que caen. Peor todavía le ha ido al cuarto descendido del fútbol profesional la campaña pasada. El Numancia jugará la próxima temporada en Segunda RFEF, a dos categorías de distancia del fútbol profesional, en el que estuvo instalado entre 1997 y 2020. Este domingo venció al Deportivo en Los Pajaritos, pero fue un triunfo inocuo porque necesitaba que no ganase el Racing de Ferrol y los gallegos no fallaron. También jugarán en Segunda RFEF históricos que representan a dos de las doce ciudades más pobladas de España como el Córdoba, que hacía 36 años que no estaba en la cuarta división, o el Real Murcia, que lleva 26 sin pisarla. El Hércules jamás estuvo en ese hoyo y pelea todavía por no caer tras aplazar varios partidos. Peor todavía es el presente para el decano Recreativo de Huelva, que disputará la próxima temporada la Tercera RFEF tras sufrir un doble descenso que está a punto de sufrir también el filial del Atlético de Madrid y ya ha certificado el del Valencia.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50