BALONCESTO

El peor año de los campeones del mundo de baloncesto

Sergio Scariolo admite la inquietud por el flojo curso de los principales jugadores de la selección, a solo cuatro meses de los Juegos

Ricky Rubio lanza, ante la mirada de LeBron en un duelo entre Lakers y Minnesota.
Ricky Rubio lanza, ante la mirada de LeBron en un duelo entre Lakers y Minnesota.Mark J. Terrill / AP

Los jugadores de la selección que ganaron el Mundial de 2019 en China y revivieron el éxtasis del baloncesto español que supuso el éxito en el de 2006, atraviesan los peores momentos de sus largas carreras. El núcleo de aquella selección lo compusieron, en función de los minutos disputados, Marc Gasol (228), Rudy Fernández (216), Ricky Rubio (210), Víctor Claver (209), Sergio Lull (193), Juancho Hernangómez (184) y, a más distancia, Pau Ribas (139), Willy Hernangómez (103) y Pierre Oriola (103). La inquietud aumenta a medida que se acerca la cita de los Juegos Olímpicos. España debutará el 26 de julio contra Japón. Y se espera que en el equipo se integre de nuevo Pau Gasol que lleva dos años sin competir y este jueves fue presentado como jugador del Barça.

“No puedo decir que esta situación no preocupe. Por un lado es algo natural, considerando que la edad de los jugadores que ganaron el Mundial va aumentando. Y también hay circunstancias particulares. Cada caso es diferente. Víctor ha estado lesionado; Rudy y Llull también. Lo que no quiere decir que ello no sea también un síntoma de que los años van pasando”, apunta el seleccionador Sergio Scariolo.

Ricky Rubio, el MVP del Mundial de 2019, empezó mal la temporada. Él mismo afirmó que no se reconocía en su juego. El base de 30 años ha mejorado durante las últimas jornadas con Minnesota. Pese a ello, sus promedios, 8,6 puntos, 3,1 rebotes y 6,8 asistencias, son los peores de sus nueve temporadas en la NBA en casi todos los apartados.

Marc Gasol, de 36 años, fundamental en el éxito español en el último Mundial, ya había cambiado su papel en la NBA cuando firmó por Toronto Raptors en febrero de 2019. El descenso de sus números se extendió a todos los apartados, pero esta campaña, ya en los Lakers, es todavía más pronunciado, con una media de 20 minutos, 4,8 puntos, 4,1 rebotes y 2 asistencias. Además, ha sufrido problemas físicos, ha estado en cuarentena por la covid-19 y no juega desde el 28 de febrero.

Rudy Fernández cumple 36 años la próxima semana. El alero del Real Madrid, con problemas físicos, promedia 12 minutos, la peor media desde su estreno con el Joventut, en 2003, y 6,2 puntos, su segunda peor marca. Sergio Llull, de 33 años, firma en los dos últimos cursos la peor media de valoración desde que empezó a contar con minutos en la Liga, en su tercera temporada con el Real Madrid, la 2008-2009. Este ejercicio suma 8 de valoración y 1,9 asistencias frente a 11,5 de valoración y 3,3 asistencias de su carrera.

“Tenemos que aceptarlo todo y a la vez ser muy inteligentes para conseguir la aportación y la contribución de estos jugadores”, afirma Scariolo. “Siempre estamos hablando de calidad versus cantidad. La cantidad tiene que ir bajando, obviamente, pero la calidad, la eficacia y el valor de la aportación en cantidades más reducidas se pueden seguir recibiendo y aprovechando. Por otro lado, y llevamos años en ello, hay que ir planificando una paulatina emisión de fuerzas nuevas. Tenemos ideas bastante claras sobre los que vendrán después”.

La magia de la selección

La temporada también es difícil para Juancho Hernangómez. La pasada, tras pasar de Denver a Minnesota en febrero de 2020, ofreció la medida de sus posibilidades. Fue titular en los 14 últimos partidos y promedió casi 30 minutos, 13 puntos, 7,3 rebotes y 1,3 asistencias. Pero ahora, con problemas por la falta de continuidad, se ha perdido casi la mitad de los partidos de su equipo, solo ha sido titular en seis, y promedia 6,6 puntos y 4,2 rebotes.

Su hermano Willy firmó por Nueva Orleans en noviembre y le ha costado que el entrenador, Stan Van Gundy, le dé minutos. Pasó los 18 primeros partidos inactivo. A partir de febrero empezó a entrar en las rotaciones. Dejó huella en algunos partidos, con 14 puntos y 10 rebotes en la victoria ante Houston y 11 puntos y 17 rebotes en la derrota ante Portland, pero sus medias siguen siendo discretas: 16 minutos, 6,3 puntos, 6,2 rebotes y 1,2 asistencias.

Scariolo apunta que el rendimiento colectivo en la selección suele ser mejor que la mera suma del rendimiento individual. “La magia de nuestro equipo es que ha sido capaz de conseguir un rendimiento colectivo casi siempre superior a la hipotética y virtual suma de las aportaciones individuales. Realmente no es una magia, sino la suma de factores importantes: el compromiso de los jugadores, la capacidad de llevar al equipo un sentimiento justamente de eso, de equipo, que trasciende las prestaciones individuales, un afianzamiento en un sistema de juego, de trabajo, de convivencia que lleva años funcionando bien y que va modificándose, va ajustándose, va perfeccionándose, con la tranquilidad y confianza de que han tenido éxito. Es una suma de factores que hacen que se pueda limitar una hipotética bajada individual en la eficiencia de algunos jugadores”, sentencia el seleccionador.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50