LaLiga Santander jornada 26
Finalizado
Elche
Elche
4
69' José Raúl Gutiérrez
75' Guido Carrillo
2
1
Árbitro: Valentín Pizarro Gómez
Sevilla
89' Luuk de Jong
Sevilla
Liga Santander

El Elche respira ante un Sevilla tocado

Gran triunfo de los de Escribá, que se imponen a un rival sin energía y aturdido por la eliminación ante el Barcelona

Fidel se impone al Papu Gómez y Gudelj.
Fidel se impone al Papu Gómez y Gudelj.Manuel Lorenzo / EFE

Ha querido abarcar tanto el Sevilla en todas las competiciones que parece haber llegado al momento cumbre de la temporada muy tocado en los aspectos anímico y físico. Resultó evidente en Elche que el impacto de la eliminación ante el Barcelona fue tremendo, mostrando a un equipo débil y sin recursos. De eso se aprovechó un buen Elche, ordenado y práctico, que superó al cuarto clasificado de la competición, que el martes, con un 2-3 en contra, está obligado a una actuación memorable para eliminar al Dortmund en Alemania en la Liga de Campeones. Y el domingo, además, le llega el derbi ante el Betis. En el momento que fue situado como incluso aspirante al título, el Sevilla mostró su peor versión con dos actuaciones que le dejan muy tocado. La de Elche fue especialmente decepcionante porque los de Escribá dominaron el choque durante 85 minutos, para hacerse de forma merecida con los tres puntos en disputa. El Sevilla solo empujó de verdad en los últimos cinco minutos, cuando logró recortar distancias en el marcador con un tanto de De Jong. El paso atrás del Sevilla ha sido tan evidente que necesita con urgencia una reflexión.

Tocado por la eliminación copera y sin oxígeno después de los exigentes meses de enero y febrero, el Sevilla fue un equipo absolutamente previsible en Elche. Lopetegui intentó refrescar al grupo con la entrada de hasta nueve jugadores nuevos con respecto al equipo que cayó en las semifinales de la Copa ante el Barcelona y el resultado fue decepcionante. Si quería piernas rápidas, se encontró una lentitud desesperante; si pretendió una reacción fulminante tras unos días duros, se encontró con demasiadas dudas en la mente de sus futbolistas. El Elche se ordenó muy bien ante el toque inocuo del Sevilla, incapaz de acelerar ni de cambiar de ritmo, con futbolistas jugando a un ritmo muy lejano del que impera en el nuevo fútbol. La cadencia del juego de Rakitic o el Papu fue asombrosamente lenta. A esa velocidad, con ese fútbol tan previsible, es imposible desarbolar buenos entramados defensivos.

Elche
ELC
2
-
1
SEV
Sevilla
Elche
Edgar, Daniel Calvo, Josema, Gonzalo Verdú, Barragán, Tete Morente (Josan, min. 75), José Raúl Gutiérrez (Luismi, min. 91), Marcone (O. Mfulu, min. 61), Fidel, Guido Carrillo y Lucas Boyé (Diego González, min. 91)
Sevilla
Vaclik, Jesús Navas (Suso, min. 67), Escudero (Marcos Acuña, min. 56), Rekik, Sergi Gómez, Gudelj, Alejandro Gómez (Youssef En-Nesyri, min. 75), Rakitic (Joan Jordán, min. 56), Lucas Ocampos, Munir (Óliver Torres, min. 56) y Luuk de Jong
Goles
1-0 min. 69: José Raúl Gutiérrez. 2-0 min. 75: Guido Carrillo. 2-1 min. 89: Luuk de Jong.
Árbitro
Valentín Pizarro Gómez
Marcone (min. 1), Lucas Boyé (min. 46), Barragán (min. 63) y Fidel (min. 91)

El Elche, muy necesitado, dominó el partido a su antojo en una primera mitad muy floja del Sevilla. Los de Escribá no tuvieron excesivos problemas para anticiparse a los torpes movimientos de los atacantes del equipo de Lopetegui, intentando sorprender a su rival con balones aéreos en busca de Boyé y Carrillo. Un plan simple, pero muy efectivo ante la incapacidad de los futbolistas de Lopetegui. Entre el orden del Elche y la intrascendencia del Sevilla, el primer tiempo fue flojo de fútbol y, sobre todo, lentísimo.

La desesperante actuación del Sevilla solo podía conducirle a la derrota. El Elche, paciente y competitivo, la tuvo después de un error de Gudelj, que permitió a Boyé marcharse solo en dirección a la meta de Vaclik. El checo detuvo como pudo con los pies, algo que no pudo hacer en una jugada en la que crujió todo el sistema defensivo del Sevilla. Fidel se internó después de un saque de banda y la puso atrás con absoluta facilidad para que Guti fusilara a Vaclik. Un buen golpeo con el interior sepultó las escasas opciones del Sevilla, incapaz de reaccionar incluso con los numerosos cambios que hizo Lopetegui. El naufragio sevillista se hizo patente con el segundo tanto de Guido Carrillo, quien remató con absoluta facilidad de cabeza ante la falta de reacción de Vaclik, un portero que juega con problemas físicos por la lesión de Bono. El Sevilla tuvo un arranque de orgullo en el tramo final del partido. Se atrevió a lanzar, por fin, sobre la meta de Badía, que hizo un paradón ante Óliver Torres pero que no pudo con un buen remate de De Jong. El justísimo triunfo del Elche no pasó por apuros. El Sevilla, tocado en la fase decisiva del torneo, no tiene más remedio que sentarse en el diván para reflexionar porque la competición no da tregua. Dortmund y Betis le esperan en una semana decisiva.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50