LaLiga Santander jornada 4
Finalizado
Granada
Granada
1
21' Luis Javier Suarez Charris
45' Machís
2
0
Árbitro: Pablo González Fuertes
Osasuna
4
Osasuna
Liga Santander

El Granada marca y controla a un Osasuna impotente

Los navarros, en puestos de descenso, acumulan 12 partidos sin ganar

El delantero colombiano del Granada Luis Suárez intenta un lanzamiento ante dos rivales de Osasuna, durante el partido de LaLiga este martes en el estadio Nuevo Los Cármenes de Granada.
El delantero colombiano del Granada Luis Suárez intenta un lanzamiento ante dos rivales de Osasuna, durante el partido de LaLiga este martes en el estadio Nuevo Los Cármenes de Granada.miguel angel molina / EFE

El Granada volvió a saborear la victoria después de dos tropiezos consecutivos. Lo hizo tras derrotar sin excesivos problemas a un Osasuna que ofreció muy malas sensaciones en Los Cármenes. El partido correspondía a la jornada cuatro, aplazado por la disputa de un choque de la Liga Europa de los andaluces. El Granada, séptimo, alcanza los 27 puntos, la misma cifra que el pasado curso al final de la primera vuelta. En el actual, todavía podría mejorar este importante registro si puntúa contra el Villarreal en su próximo duelo liguero. A Osasuna le queda, por el contrario, un duro camino por delante. Tras esta derrota, acumula 12 encuentros sin conocer el triunfo, una cifra terrible, que lo coloca en puestos de descenso a tres puntos de la salvación a pesar de sus últimos cuatro empates consecutivos. No se puede negar la buena actitud de Osasuna, pero jamás pudo con un Granada superior, que sentenció el partido en la primera mitad aprovechando dos errores en defensa de los navarros. Fue un triunfo muy al estilo de los de Diego Martínez, que ganan sin brillantez, pero con grandes dosis de competitividad y eficacia.

Osasuna cayó en la trampa del Granada. Los de Arrasate quisieron disputar el partido con el menor riesgo posible, jugando un poco a que no pasara nada. Osasuna no se encontró cómodo en la indefinición de un duelo donde no sabía muy bien si defender o atacar. Ante el Madrid, por ejemplo, le tocó defenderse con orden ante el inevitable dominio blanco. El Granada es otra historia. No tuvo problemas en darle el balón a Osasuna y esperar su momento, que siempre llega en los partidos. El Granada es un equipo muy peligroso, que aprovecha a la perfección cualquier despiste del rival. Y lo hace porque tiene jugadores muy buenos.

Granada
GRA
2
-
0
OSA
Osasuna
Granada
Rui Silva, Domingos Duarte, Germán, Carlos Neva, Pepe Sanchez (Nehuén Pérez, min. 73), Montoro (Luis Milla, min. 64), Kenedy (Puertas, min. 64), Yangel Herrera, Gonalons (Brice, min. 53), Machís (Soldado, min. 74) y Luis Javier Suarez Charris
Osasuna
Herrera, Roncaglia, David García, Aridane, Alvaro Armada Juan Cruz, Oier (Lucas Torró, min. 62), Roberto Torres, Jony (Ante Budimir, min. 62), Jon Moncayola, Rubén García (Barja, min. 70) y Jonathan Calleri (Enric Gallego, min. 70)
Goles
1-0 min. 21: Luis Javier Suarez Charris. 2-0 min. 45: Machís.
Árbitro
Pablo González Fuertes
Oier (min. 35), Rubén García (min. 39), David García (min. 66), Enric Gallego (min. 75) y Domingos Duarte (min. 89)

Confluyeron estos dos factores en el primer gol del conjunto andaluz. Calleri, un delantero metido a defender, despejó mal un saque de esquina de Machís. Luis Suárez remató a la perfección en el segundo palo. El Granada es un especialista en hacer goles de la nada. Osasuna se encontró vestido en un traje incomodísimo. El de equipo dominador ante un rival que sabe replegar y sale como un rayo al contragolpe. Primero la tuvo Machís y salvó Herrera. Osasuna no le hacía ni cosquillas al Granada, que hizo el 2-0 en una jugada muy extraña, en la que de nuevo falló Calleri. Un saque de esquina al primer palo de Machís se metió en la portería de Herrera después de que el delantero argentino no acertara a despejar en el primer palo. Remontarle un 2-0 al Granada es una tarea muy complicada.

Osasuna salió con cierto ímpetu tras el descanso. No tenía más remedio que intentarlo porque tenía el partido perdido. En el minuto 47, Rui Silva hizo una buena parada ante el disparo de Roberto Torres. Fue la opción más clara del conjunto de Arrasate junto con otro disparo lejano de Torró, ya en el final del choque, que detuvo de nuevo Silva. El Granada ni llegó en la segunda mitad a la portería de Herrera. No le hizo falta. Se limitó a controlar el partido ante un rival que lo intentaba sin acierto. En ese fútbol también fue mejor el Granada, especialista es que pasen los minutos sin que ocurra nada. Osasuna fue la viva imagen de la impotencia a pesar de los cambios ordenados por su técnico. Ni Budimir ni Gallego aportaron gran cosa mientras que los andaluces consolidaban, sin despeinarse, un nuevo triunfo que le acerca mucho a posiciones europeas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50