Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué hacer con un torneo de ajedrez disputado a medias

La FIDE y Carlsen son contrarios a incluir a Radyábov, quien alegó miedo al coronavirus para no jugar

El ruso Ian Niepómniachi pasea por el escenario del Torneo de Candidatos en Yekatrimburgo el pasado día 23 durante la sexta ronda Ampliar foto
El ruso Ian Niepómniachi pasea por el escenario del Torneo de Candidatos en Yekatrimburgo el pasado día 23 durante la sexta ronda

 

El ajedrez es el único deporte que puede practicarse por internet. Pero nadie se ha mostrado partidario hasta ahora de que el Torneo de Candidatos suspendido en Yekaterimburgo (Rusia), tras siete rondas de las catorce previstas, se reanude por ese medio. De momento no hay prisa porque la final del Mundial iba a ser este diciembre en la Expo Universal de Dubái, que se aplaza a 2021. Además, el azerbaiyano Teimur Radyábov pide ser reinsertado.

El campeón del mundo, Magnus Carlsen, cuya empresa Play Magnus se fusionó con Chess24 en 2019, ha confirmado su participación en un torneo de partidas rápidas por Internet, organizado por Chess24, que empezará el próximo día 18 con otros siete jugadores de élite aún no contratados. Pero los problemas fáciles de resolver en un torneo rápido (diferencias horarias, prevención de las trampas, cobertura periodística y televisiva…) son un serio freno para que la segunda mitad del Torneo de Candidatos se dispute por esa vía.

Magnus Carlsen, el pasado enero, durante el Festival Tata en Wijk aan Zee (Países Bajos) ampliar foto
Magnus Carlsen, el pasado enero, durante el Festival Tata en Wijk aan Zee (Países Bajos)

Dada la baja incidencia (si se compara con el resto del mundo) del COVID-19 en Rusia hasta el momento, lo más probable -con un fondo de gran incertidumbre- es que las siete últimas rondas se disputen en Yekaterimburgo, como las siete primeras, en fechas no determinadas pero “antes de septiembre si es posible”, a juzgar por las declaraciones del presidente de la Federación Internacional (FIDE), el ruso Arkady Dvorkóvich, quien sin embargo no descarta otras sedes. Y todo indica que la competición se reanudará con la clasificación tal como está ahora: 1º-2º Vachier-Lagrave y Niepómniachi 4,5 puntos; 3º-6º Wang, Caruana, Giri y Grischuk 3,5; 7º-8º Ding y Alexeyenko 2,5.

Sin embargo, no son pocos los aficionados que se muestran indignados en las redes sociales y piden que se reintegre a Radyábov, quien el 4 de marzo anunció que se negaba a jugar por miedo al coronavirus. El azerbaiyano alega ahora que los hechos le han dado la razón -el Torneo de Candidatos se suspendió el día 26 porque el Gobierno de Rusia anunció el cierre del espacio aéreo para vuelos comerciales desde el 27- y no descarta la presentación de una demanda judicial contra la FIDE.

El excampeón del mundo Vladímir Krámnik y uno de los participantes, también ruso, Kiril Alexeyenko, sostienen que Radyábov debe ser compensado, y sugieren una invitación directa para el Torneo de Candidatos de 2022. Carlsen habló mucho sobre el asunto durante un programa especial de Chess24, y recordó que, en octubre, pocos minutos después de ganar la Copa del Mundo, Radyábov reveló que tenía serias dudas sobre jugar el Torneo de Candidatos y que incluso pensaba en retirarse del ajedrez profesional. Hace unos días hubo un diálogo entre ambos a través de Twitter. Cuando Radyábov aseguró que el 4 de marzo estaba “ansioso por jugar” el Candidatos, la respuesta de Carlsen fue tajante: “Que pidieras un aplazamiento del torneo me parece razonable. Pero no te compro el argumento de que estuvieras ansioso por jugar. Si yo quiero jugar un torneo, lo juego”.

Teimur Radyábov, el pasado octubre, durante la Copa del Mundo en Janti Mansiisk (Rusia) ampliar foto
Teimur Radyábov, el pasado octubre, durante la Copa del Mundo en Janti Mansiisk (Rusia)

La opinión del noruego sobre todas las facetas del asunto puede resumirse así: “El coronavirus es solo uno de los motivos de Radyábov para negarse a jugar el Candidatos. Estaba muy contento de ganar la Copa del Mundo, pero no tenía especial interés en jugar el Candidatos. Lo entiendo, porque es una pesadilla, y de hecho él lo pasó muy mal en su participación anterior [Londres, 2013, último, con siete derrotas]. Su postura es legítima, pero los demás participantes también tenían preocupaciones, y jugaron. Sobre todo, Maxime [Vachier-Lagrave] quien aceptó jugar en lugar de Radyábov con muy poca antelación. Darle a Radyábov una plaza en el Torneo de Candidatos 2022 es sencillamente ridículo”.

En todo caso, lo que Radyábov arguyó el 4 de marzo sobre todo fue el miedo al contagio, no el riesgo de suspensión por cierre del tráfico aéreo. Carlsen considera que “la FIDE y la Federación Rusa tenían la responsabilidad de solucionar ese problema si se producía, y lo resolvieron eficazmente cuando se produjo; se han jugado siete rondas a pesar de todo, y eso tiene un valor”. Vachier-Lagrave ha hablado específicamente sobre el riesgo de contagio: “Por supuesto, las condiciones no eran ideales para nadie. Pero desde el punto de vista estricto de la salud, no había más riesgo en Yekaterimburgo que en cualquier otro sitio, y menos aún con las estrictas medidas preventivas que se adoptaron para protegernos [entre ellas, se jugó sin público presente]. De hecho, yo tomo ahora muchas más precauciones en Francia que allí durante el torneo. Mi única crítica a la organización es la ceremonia inaugural, con más de mil personas”. Y, sobre Radyábov, añade: “Entiendo su situación, muy desafortunada, y su frustración. Pero es demasiado tarde, no podemos volver a empezar ahora”.

El neerlandés Anish Giri abunda en la misma línea, de manera muy detallada: “Teimur cree que se han violado sus derechos. Si se le reinserta en el torneo en lugar de otro, los derechos de este serán violados. Si jugamos nueve, ¿cuántos puntos le damos a Radyábov? Si le dan pocos o muchos, sus derechos o los de otros serán perjudicados. Si reinicias el torneo, sería injusto con los líderes actuales, y también sería una ayuda injusta a los colistas. Se haga lo que se haga, siempre habría algún maltratado”.

El indio Viswanathan Anand, pentacampeón del mundo, pone el acento en la calidad de las partidas: “Si lo miramos retrospectivamente, la decisión de no cancelar el torneo es muy discutible. Pero cuando se tomó esa decisión las cosas no eran tan claras como se ven ahora. Empezó a haber un cierto consenso en cancelar todo tipo de actividades para centrarlo todo en el virus una semana antes del comienzo del Candidatos, cuando varios de los participantes ya estaban en Yekaterimburgo. La calidad de las partidas ha sido alta y consistente, con muy pocos errores graves y un montón de ideas interesantes y originales. Seguir el torneo fue una gozada”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información