Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vachier-Lagrave sustituye a Radyábov en el Candidatos

El azerbaiyano no jugará el torneo en Yekaterimburgo a partir del día 17 por “razones personales”

Maxime Vachier-Lagrave, el pasado septiembre durante la Copa del Mundo en Janti-Mansiisk (Rusia) Ampliar foto
Maxime Vachier-Lagrave, el pasado septiembre durante la Copa del Mundo en Janti-Mansiisk (Rusia)

Los numerosos aficionados que protestaron por la ausencia de Maxime Vachier-Lagrave en el Torneo de Candidatos estarán contentos. El reglamento indica que el francés, 8º del mundo, era el primer suplente, y por tanto ocupará el lugar de Teimur Radyábov, 9º, en Yekaterimburgo (Rusia) desde el día 17 y se enfrentará en la primera ronda a uno de los dos favoritos, el estadounidense Fabiano Caruana. El otro es el chino Liren Ding. El vencedor retará al campeón, el noruego Magnus Carlsen, probablemente en diciembre en la Expo Universal de Dubái (Emiratos Árabes Unidos).

El comunicado de la Federación Internacional (FIDE) solo habla de “razones personales” para justificar la retirada del azerbaiyano, de 32 años, quien ha dado claras muestras de falta de confianza en sí mismo en varias ocasiones. Niño prodigio, asombroso desde su adolescencia por la gran profundidad de su comprensión estratégica y su aplomo ante el tablero, vencedor a los 15 años de Gari Kaspárov en el torneo de Linares, el Wimbledon del ajedrez, Radyábov sufrió una crisis de confianza poco después. “Estoy harto de perder partidas mientras todo el mundo me dice que soy un jugador muy creativo y amante del riesgo. Voy a cambiar de estilo, y la prioridad será no perder”, explicó a EL PAÍS en 2003.

Desde entonces, Radyábov se convirtió en un jugador tan difícil de vencer como cada vez menos interesante para los organizadores de torneos -disputa pocos cada año desde 2011- y aficionados sin grandes conocimientos técnicos. Pero su enorme talento y excelente preparación afloraron el pasado septiembre en la ciudad siberiana de Janti Mansiisk, donde ganó la Copa del Mundo y se ganó con todo merecimiento su plaza en el Candidatos, a la que hora renuncia.

Teimur Radyábov, durante una partida de la final de la Copa del Mundo, que ganó en septiembre en Janti Mansiisk (Rusia) ampliar foto
Teimur Radyábov, durante una partida de la final de la Copa del Mundo, que ganó en septiembre en Janti Mansiisk (Rusia)

En cuanto a estilo, Vachier-Lagrave es la antítesis de su colega caucásico. Además de un conocimiento enciclopédico de las aperturas, el francés suele exhibir un juego muy creativo, y a veces con alto riesgo, aunque está por ver si la gran responsabilidad que conlleva jugar el Candidatos frenará su ímpetu habitual.

El francés, de 29 años, lleva un decenio en la élite. Por eso, y por su atractivo estilo para el aficionado medio, su ausencia entre los ocho participantes causó muchas protestas, y no solo en Francia. El conflicto surgió cuando la Federación Rusa otorgó a su tercer ruso -los otros dos con Alexánder Grischuk e Ian Niepómniachi-, Kiril Alexeyenko, 39º del mundo, de 22 años, la plaza por invitación directa. La legalidad de la decisión es indiscutible: el beneficiario debe cumplir al menos uno de los cuatro requisitos exigidos por las normas, y Alexeyenko logró ese derecho por su gran resultado en el torneo Gran Suizo de la FIDE. Pero la legitimidad es dudosa, porque Vachier cumple los otros tres: mejor puntuación media en el escalafón durante el último año y muy buenos resultados en la Copa del Mundo y en el Gran Premio.

Si se tiene en cuenta todo ello, el Torneo de Candidatos es más interesante con Vachier-Lagrave que con Radyábov. La nómina de los ocho participantes se completa con Hao Wang, de 30 años, un segundo chino en gran forma (a juzgar por sus últimos resultados) y de estilo similar al de Vachier Lagrave; y con el holandés Anish Giri, de 25, ultraconservador a lo largo de su carrera, aunque con ciertos destellos esperanzadores últimamente. Dentro de un mes, el 4 de abril, se sabrá quien retará a Carlsen en diciembre.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información