Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane: “No tengo ningun problema con Bale”

El técnico del Madrid asegura que el futbolista galés está recuperado y se muestra molesto por las críticas a sus jugadores tras la eliminación de Copa

Los jugadores del Madrid, durante el entrenamiento en Valdebebas.
Los jugadores del Madrid, durante el entrenamiento en Valdebebas. EFE

Dos días después de haber sido eliminado por la Real Sociedad en los cuartos de final de la Copa del Rey, el técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, recalcó su malestar por las críticas dirigidas a muchos de sus jugadores, e incluso a él mismo por su revolucionario planteamiento, en el que realizó siete cambios en el once. "Me duelen las críticas a Marcelo y a todos los demás porque los jugadores lo dan todo en el campo. Estuvimos 21 partidos sin perder y ahora hay que volver a hacer lo que queremos sobre el campo, y estar positivos porque lo de fuera no ayuda", indicó el francés. "Yo he estado en un vestuario como futbolista y sé lo difícil que es estar 70 partidos al mismo nivel. Por eso hay distintos momentos en la temporada y los jugadores lo tienen que aceptarlo y seguir peleando porque esto es largo y vamos a necesitarles a todos", añadió después. "Es cierto que mi elección de los jugadores y de la convocatoria fue muy criticada, y no voy a decir que vaya a morir con mis ideas, porque puede equivocarme, pero tengo confianza en mis jugadores", sostuvo.

Uno de esos nombres que aparenta cotizar a la baja en el mercado de la confianza es Gareth Bale. El galés, que se entrenó con el resto de sus compañeros antes del encuentro ante la Real, y que lo hizo también este sábado en Valdebebas, ha sido excluido de cinco de las últimas seis convocatorias. Sin embargo, el discurso de ZZ sobre el jugador se mantiene exactamente igual que al comienzo de temporada. "Gareth está aquí y estamos contentos con todos los jugadores que tenemos. No tengo ningún problema con él y va a seguir trabajando como lo está haciendo y vamos a contar con él", le defendió Zidane.

Sin embargo, después de que el esguince que se produjo Bale ante Unionistas en el duelo de dieciseisavos de Copa de finales de enero quede ya muy atrás en el tiempo, el jugador no ha vuelto a participar con el equipo en ninguno de los siguientes cuatro partidos. Incluso a pesar de la emoción del último duelo ante la Real abandonó (como tiene por costumbre) el estadio antes de que el árbitro pitase el final. "No creo que sea una falta de respeto. Él quiere estar con nosotros, y que se haya quedado fuera de las últimas convocatorias no quiere decir nada", aseveró Zidane. "No es un toque de atención que no haya ido en los últimos partidos. Cada partido tengo que elegir y nuestra plantilla es muy larga. No hay solución porque no hay problema", remachó.

Con la baja confirmada de James por un golpe en la cadera para el encuentro del domingo ante Osasuna (16.00, Movistar LaLiga), Zidane volverá a alterar previsiblemente el equipo con el regreso de Casemiro al centro del campo, de Carvajal y Mendy a los laterales, y de Varane al centro de la defensa. "Es verdad que en la posición de Casemiro solo tenemos solo a Casi, pero se habla demasiado de cuando está o no está. Esto es una plantilla y todos somos importantes", reivindicó Zidane, que también dejó claro que el traspié de la Copa no le afectará ni al él ni a sus jugadores. "Siempre dije que no habíamos ganado nada y ahora por perder un partido no va a cambiar nada tampoco. Lo que tenemos que hacer, yo el primero, es pelear hasta el final de temporada. Estoy fuerte y los jugadores también para seguir adelante", concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >