Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ruleta de Zidane da una vuelta de más

El técnico del Madrid, que introdujo siete cambios ante la Real, ha utilizado 30 alineaciones diferentes en 33 encuentros

En foto, Brahim controla el balón ante Zidane, durante el partido de Copa ante la Real Sociedad. En vídeo, declaraciones de Zidane antes del partido contra el Osasuna.

“Cuando pongo un equipo es porque creo que lo puede hacer bien. Es fácil opinar después”, conminó el jueves Zinedine Zidane desde las entrañas del Bernabéu.

Eliminado el Real Madrid en los cuartos de la Copa por la Real Sociedad (3-4), la contundencia del golpe pierde algo de efectividad cuando se encuadra en el fin de una secuencia de 21 partidos sin conocer la derrota entre Liga, Champions, Copa y Supercopa de España, y se trata, además, de la primera falla del equipo en su estadio en toda la temporada. Sin embargo, el inesperado KO copero no hizo más que aumentar la sensación de fiasco en el núcleo del cuerpo técnico, consciente de que con el adiós al torneo pierde el colchón de pruebas sobre el que Zidane ha tratado de persuadir al mayor número de miembros de la plantilla. Para los tres partidos de Copa (Unionistas, Zaragoza y Real) empleó a 20 jugadores diferentes.

“Quiero que jueguen todos, porque todos tienen que aportar algo al equipo y todos tienen que sentir que son importantes. Esto va a ser así hasta el final de temporada, y esa es mi filosofía”, había adelantado el preparador francés horas antes del encuentro ante la Real. No solo fue fiel a ese dogma inquebrantable, sino que lo estiró hasta el límite cuando dio entrada a siete futbolistas que no partieron de inicio en el derbi ante el Atlético (Areola, Marcelo, Militão, Nacho, James, Vinicius y Brahim), la mayor rotación en los 33 partidos que ha disputado el Madrid en toda la temporada, por encima de la que escenificó ante el Unionistas, de Segunda B (cinco), y empatado con el planteamiento ante el Zaragoza, de Segunda.

La movilidad del banquillo ha resultado más visible, por abultada, en Copa, aunque no ha sido este el único territorio sobre el que la ha proyectado Zidane. Atendiendo a las 33 alineaciones que ha empleado desde agosto, solo en dos momentos puntuales del curso ha repetido once el francés respecto al duelo anterior. Ocurrió la primera vez en el encuentro de octubre frente al Galatasaray de la fase de grupos de la Champions, y que replicó en el siguiente compromiso de Liga frente al Leganés (en ambos empleó un 4-3-3); y en los duelos de la Supercopa de España ante Valencia y Atlético de enero (4-5-1). Entre medias, nunca ha ocurrido en dos partidos seguidos de Liga, y en Europa, solo en los dos encuentros ante el conjunto turco tanto el esquema de juego como los futbolistas que lo ejecutaron fueron los mismos. En total, son 30 alineaciones diferentes en 33 citas.

25 jugadores y 19 goleadores diferentes

La oportunidad de exposición de tantos futbolistas, 25 a lo largo de toda la temporada, y su acierto la portería rival, han contribuido al mismo tiempo a que el Madrid sea el equipo con mayor número de goleadores: 19. Ni Barcelona (13), Getafe (12), Sevilla (15) o Valencia (12), los otros cuatro equipos que ocupan los primeros cinco puestos de la Liga se acercan a esta polivalencia goleadora. Benzema, con 18 tantos, sigue siendo el máximo anotador del Madrid, seguido por Rodrygo (7), Sergio Ramos y Modric (5); y Casemiro y Kroos (4).

A esta imposibilidad de concatenar onces han contribuido especialmente las lesiones. Hasta 17 jugadores blancos han encabezado la publicación de algún parte médico a lo largo del curso. De todos ellos, solo Asensio y Mariano permanecen actualmente de baja, mientras que Hazard y Bale, los últimos afectados, ya se han entrenado con normalidad con el resto de sus compañeros.

A partir del diseño de las rotaciones ha quedado al descubierto el cambio de rol de jugadores como Marcelo, quien ha perdido la categoría de titular con Mendy. Ante la Real, el lateral brasileño sufrió en el marcaje de Isak, que firmó dos goles y una asistencia, y desnudó la falta de ritmo de un jugador que ha disputado menos de la mitad de los partidos (15), y que ocupa el 11º lugar en el ranking de futbolistas con más minutos, justo por detrás de Mendy.

Junto a Marcelo, también James y Brahim, que han participado en los tres partidos de Copa, observan el regreso de la incómoda cotidianeidad de la suplencia que arrastran Liga y Champions. Y es que la rueda de la Copa ha dejado de girar y les ha parado en seco.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >