Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía detiene a seis personas acusadas de difundir el vídeo íntimo del exentrenador del Málaga Víctor Sánchez

El técnico reclama que se declare nulo su despido, una indemnización de 600.000 euros por daños morales y la readmisión en su puesto de trabajo

El exentrenador del Málaga, Víctor Sánchez del Amo, en una imagen del pasado octubre. En vídeo, la rueda de prensa que ofreció el técnico tras el despido.

La Policía Nacional ha detenido a seis personas relacionadas con la difusión de un vídeo íntimo de Víctor Sánchez del Amo, exentrenador del Málaga CF. A la primera detención, que se produjo el mismo día que el técnico denunció públicamente los hechos, se han sumado en los últimos días otras cinco más. Se trata de personas que compartieron el vídeo a través del servicio de mensajería Whatsapp, según han confirmado fuentes policiales. Dos de ellas residentes en la provincia de Córdoba y las otras tres, en la de Málaga. El grupo de Ciberdelincuencia de la Comisaría Provincial malagueña, encargado del caso, prosigue con la investigación y no se descartan nuevas detenciones. Los agentes investigan hasta 700 perfiles de Twitter desde los que se compartieron las imágenes.

Víctor Sánchez anunció el pasado 7 de enero ser víctima de un chantaje “con acoso y extorsión” que había puesto en manos de la Policía Nacional días antes en Oviedo, donde se encontraba para disputar el partido entre el equipo local y el que entonces dirigía. Explicó que le habían pedido hasta 20.000 euros a cambio de no difundir las imágenes. Y el mismo día que anunciaba públicamente el caso los agentes arrestaban a un hombre, de 41 años y nacionalidad española, en Puente Genil (Córdoba, 30.048 habitantes) que había tuiteado el vídeo íntimo denunciado. Ahora, los investigadores han arrestado a otras cinco personas entre las provincias de Málaga y Córdoba más por haber distribuido las mismas imágenes privadas a través de sus teléfonos móviles por la aplicación Whatsapp.

El Málaga CF suspendió al técnico el 8 de enero tras la difusión ilícita del vídeo. “En base a los acontecimientos recientemente descubiertos y que aún no han sido verificados, el Málaga CF suspende de sus funciones de forma inmediata al entrenador Víctor Sánchez del Amo hasta que no se realice una investigación completa”, informaba el club. Y sin que el trabajo de la policía hubiera terminado, la entidad de Martiricos anunciaba su despido tres días más tarde, el 11 de enero, “basándose en causas disciplinarias” y teniendo en cuenta “los graves daños causados a la institución”. Fue sustituido por Sergio Pellicer, que entrenaba hasta entonces al filial malaguista y que continúa en el cargo de forma interina.

Sánchez del Amo calificó la decisión como “injusta”. “Quiero manifestar nuestra más absoluta disconformidad con la resolución unilateral de nuestras relaciones laborales” indicó en un comunicado que leyó en una rueda de prensa que duró más de una hora y en la que el entrenador se explicó detalladamente. “Entiendo que no me quieren y les digo que me paguen hasta el último día trabajado (tenía contrato hasta junio). La respuesta no la voy ni a calificar. Me invitan a renunciar a parte del salario ya trabajado. Me parece indigno”, subrayaba entonces. “Es evidente que se van a tomar medidas legales, entendemos que es una vulneración flagrante de derechos fundamentales” decía entonces también su abogado, Francisco Valverde.

Ahora, el técnico ha abierto un nuevo capítulo en la historia. Según adelantó la cadena SER, Sánchez del Amo reclama 600.000 al Málaga CF en concepto de indemnización por su despido. El entrenador y los responsables del club, propiedad del jeque catarí Abdullah Bin Nasser Al Thani, se verán las caras por primera vez tras lo ocurrido en apenas dos semanas. El próximo 19 de febrero se celebra en la Ciudad de la Justicia malagueña, donde se celebrará el acto de conciliación.

Casualmente, el día antes Al Thani debe declarar junto a sus hijos Nasser, Nayef y Rakan ante la jueza titular del juzgado de Instrucción número 14 de Málaga, María de los Ángeles Ruiz. Están citados tras la querella presentada por la Asociación de Pequeños Accionistas, formada por unas 600 personas, por una presunta administración desleal y apropiación indebida, ya que los accionistas minoritarios creen que la familia Al Thani está usando los recursos malaguistas en su propio beneficio. La Policía Nacional acudió el 22 de enero a las instalaciones del Málaga CF por orden judicial como parte de una investigación centrada en las cuentas del club. Los agentes acudieron a “recabar información”, según apuntaron fuentes judiciales. En un comunicado, el club aclaró que no se trataba “de una orden de entrada y registro” y afirmó que había colaborado con los agentes. También recordó que el procedimiento judicial está bajo secreto de sumario.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información