Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Posesión y pases de la época de Guardiola

“Hemos tenido el control absoluto”, afirma Setién tras tener el Barça el balón el 82,6% del tiempo y firmar 1.005 combinaciones

Quique Setién, en su estreno. Al fondo, Diego Martínez. Ampliar foto
Quique Setién, en su estreno. Al fondo, Diego Martínez. EFE

La mano de Setién se notó desde el calentamiento porque los jugadores del Barça cambiaron costumbres que parecían inamovibles. No solo hicieron el calentamiento todos, titulares y suplentes —el técnico, sentado en el banquillo mientras cogían el tono—, sino que Ter Stegen se ejercitó con dos preparadores y la sesión de pases final no fue por parejas sino que fueron triangulaciones, como el gol que marcó Messi tras entenderse con Griezmann y Arturo Vidal. Aunque la mano de Setién se notó sobre todo con la pelota en juego.

Tal fue la superioridad azulgrana que el Barcelona efectuó 1.005 pases, tercera vez en LaLiga que se logra desde 2005, pues el Barça firmó 1.046 con Guardiola ante el Levante en 2011 y Tito Vilanova, dos cursos más tarde, alcanzó 1.035 también frente a los granota. El dato expresivo fue que 921 de esos pases fueron buenos por los 719 que tenía ante el Betis como récord en este curso. “Claro que me gustaría que circulasen más rápido. Pero depende del rival, de las dificultades que te ponga y los espacios… Se trata de tener el control y no facilitar las contras. Por eso he pedido control, pausa y evitar pérdidas inesperadas que no te permiten estar mejor situado para las vigilancias y que te obligan a correr atrás”, reflexionó Setién, y amplió: “Pongo un notable. Nos ha faltado un poco de acierto en el remate pero el Granada se ha defendido muy bien y con mucha gente por dentro. Esperamos mejorar, sobre todo más fluidez y acierto de cara a la portería”. Setién, sin embargo, se mostró feliz porque el Barça firmó su mayor registro de posesión (82,6%) en un encuentro de LaLiga, solo por detrás de dos cifras en la época de Guardiola en 2011 (84% ante el Racing y 83,9% contra el Levante). “Hemos tenido el control absoluto del partido”, convino Setién.

Riqui Puig pide turno

“Hemos sido un equipo muy sólido, nos han creado poco, hemos tenido posesión y hemos combinado bien para llegar arriba”, argumentó Busquets. “Hemos tenido mucha posesión y la mayoría en campo contrario”, apuntó Guillermo Amor, responsable de las relaciones institucionales del primer equipo azulgrana. También recuperó Setién la defensa de tres en grandes fases del encuentro —Alba se atornilló en campo rival— y sobre todo otra seña de identidad del equipo como el acoso avanzado. “Al tener mucha gente por dentro, cuando se pierde balón es mejor correr hacia delante y presionar. Ellos han bajado físicamente y hemos podido robar bastantes balones”, resolvió Busquets, reacio a echar la vista hacia atrás: “No se trata de compararlo con Valverde. Cada entrenador tiene su estilo y no vamos a desvelar lo que nos pide ahora Quique”. Sobre la presión también se posicionó Riqui Puig, que parece contar para Setién y que provocó el gol tras sisar el balón en campo contrario. “Recuperar el balón no es tanto el físico sino saber situarse para robar. Lo hemos podido hacer y hemos marcado un gol colectivo”, apuntó Puig, encantado por jugar —“Quique me ha dado la oportunidad y se lo agradezco”, dijo— y conforme con la autoridad: “Haré lo que me digan. Si tengo que jugar en el B, jugaré en el B. Y si sigo en el primer equipo, seguiré trabajando para el equipo”.

Sobre el joven canterano, que en 20 minutos dio más pases (39) que cualquier jugador del Granada, también se refirió Setién: “Ha aprovechado muy bien sus minutos. Quizá tiende a desordenarse un poco, pero de fábrica ya trae un montón de conceptos que no es necesario explicar”.

De récord

Posesión culé del 82,6%, la más alta de un equipo en Liga desde Guardiola en 2011: 84% al Racing y 83,9% al Levante.

1.005 pases, la mejor cifra desde Guardiola en 2011 ante el Levante (1.046) y Tito Vilanova (1.035) ante el mismo rival en 2012-13.

Busquets, con 157 pases (145 buenos), récord de combinaciones de un jugador esta Liga.

Riqui Puig salió en el minuto 71 y dio 39 pases, más que cualquier rival en el partido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información