Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso, segundo en una especial con navegación, dunas y un rápido tramo final

El piloto de Toyota logra su mejor clasificación de etapa en una jornada en que Sainz cedió algunos minutos por la dificultad de abrir pista. El de Mini sigue líder de la general

Fernando Alonso y Marc Coma, durante la octava etapa del Rally Dakar.
Fernando Alonso y Marc Coma, durante la octava etapa del Rally Dakar. AP

Después de una etapa rapidísima este domingo, Carlos Sainz tomó la salida desde el campamento de Wadi Al Dawasir, el mismo destino al que llegaría tras una especial en bucle por la zona más al sur de Arabia Saudí que visitará el Rally Dakar esta edición. 477 kilómetros de carrera en la que el escenario cambió poco respecto del día anterior, aunque se añadieron algunas dunas más que complicaron la navegación y también el pilotaje. Buena cuenta de ello dio Sainz, que se quedó atrapado en una duna, donde perdió más de diez minutos. Fue la peor jornada para el madrileño, que concedió 19 minutos respecto del ganador, Serradori, y aun así logró mantener el liderato de la general, con seis minutos sobre Nasser Al Attiyah (Toyota) y 13 sobre Stéphane Peterhansel (Mini).

El catarí, de hecho, alcanzó a Sainz al cabo de 100 kilómetros. Abrir pista en según qué etapas es más complejo, y lo fue especialmente este lunes, cuando las motos se quedaron en el vivac en señal de duelo y por respeto a su compañero Paulo Gonçalves, fallecido el día anterior. Así pues, Al Attiyah adelantó a Sainz del mismo modo en que Peterhansel se acercó mucho a sus dos rivales y los tres, los grandes favoritos de la prueba, fueron alternándose en la ardua labor de guiar la carrera en una jornada en que no había marca alguna por delante, como normalmente ocurre con las roderas de las motos, siempre más madrugadoras. Además, los pilotos se encontraron con zonas de arena blanda, más técnicas y dificultosas.

“Ha sido una etapa supercomplicada, con mucha duna, mucho terreno fuera de pista, sin trazas y súper complicado. Hoy era un día para salvar la etapa, sabíamos que podíamos perder tres minutos con Nasser y otros seis con Peterhansel, al final han sido unos pocos más. Mañana, aunque salimos bastante atrás espero poder atacar para recuperar un poco de tiempo”, asumió el líder.

Los tiempos de los dominadores de la carrera, que rodaron juntos los últimos 70 kilómetros, fueron esta vez considerablemente más lentos que los de sus perseguidores, que siguieron sus huellas y pudieron darle más a fondo al acelerador.

Fue el caso de Mathieu Serradori (Century), que se adjudicó su primera victoria de etapa en el Rally Dakar, al terminar la especial en 3h 48m 23s, y de Fernando Alonso (Toyota), que culminó su mejor etapa hasta la fecha con un segundo puesto, a 4m 04s. Alonso, que salía sexto, empezó a recortar diferencias con los más rápidos tras los primeros 150 kilómetros, perdió algunas posiciones a medida que avanzaba la carrera y a consecuencia de un pinchazo y recuperó al final, donde esperaban 40 kilómetros en línea recta para sacar toda su velocidad. “Tras pinchar estábamos más enrabietados”, concedió.

El segundo puesto no cambia en nada sus opciones en este Rally, pero supone una alegría para una pareja de novatos cuya participación ha despertado tanto interés como suspicacias. “Ha sido un buen día, es bonito luchar por una victoria de etapa. Sé que este segundo no tiene gran valor, pero para nosotros en el equipo o para Marc en el coche son momentos de muchísima alegría, de emoción, porque sabemos la dificultad que tiene lo que vivimos ahí, en esos 477 km, los sustos que nos llevamos, los saltos, las alegrías”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >