RACISMO EN EL DEPORTE

Los Cleveland Indians buscan un nombre que no sea racista

Tras décadas de protestas de grupos nativos americanos, la franquicia de béisbol anuncia que retirará su apelativo, considerado degradante por los indígenas

El lanzador Adam Cimber, en un partido con los Cleveland Indians en septiembre de 2019 contra los New York Yankees.
El lanzador Adam Cimber, en un partido con los Cleveland Indians en septiembre de 2019 contra los New York Yankees.JASON MILLER / AFP

Tras 105 años, los Cleveland Indians, un club de las Grandes Ligas de Béisbol de Estados Unidos (MLB), han decidido cambiar de nombre. La franquicia, dos veces ganadora de la Serie Mundial, anunció la semana pasada que eliminará el apelativo Indians (indios) tras décadas de protesta de grupos nativos americanos, que lo consideran degradante y racista. “Al escuchar de primera mano las historias y experiencias de los nativos, comprendimos profundamente cómo se sienten las comunidades tribales con el nombre del equipo y los efectos perjudiciales sobre ellas”, explicó el propietario de la entidad, Paul Dolan, en un comunicado.

La decisión del conjunto de Cleveland llega tras el cambio de nombre que realizaron en julio los Washington Redskins (pieles rojas) —una de las franquicias más célebres de la Liga de Fútbol Americano— y en medio de la presión social contra el racismo en Estados Unidos, con el auge del movimiento Black Lives Matter tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía el pasado mayo en Minneapolis. El equipo de la capital del país, que de momento se denomina Washington Football Team, anunció el 13 de julio que abandonaría su apellido, presionado incluso por sus propios patrocinadores, entre los que estaban FedEx, Pepsi y Nike. Ese mismo día, Cleveland informó de que comenzaba una revisión de su marca.

Hasta tomar la decisión, la franquicia celebró durante meses decenas de reuniones con aficionados, grupos de nativos americanos, historiadores y líderes religiosos y civiles. Stephanie Fryberg fue una de las investigadoras que aconsejó a los Cleveland. Profesora de Psicología, Diversidad y Transformación Social en la Universidad de Michigan y miembro de las tribus Tulalip del Estado de Washington, explicó a Paul Dolan y al resto de directivos los efectos dañinos que el uso de nombres y mascotas deportivas que caricaturizan a los nativos tienen en los pueblos indígenas, según relató The New York Times.

Otra de las instituciones con las que se reunió la franquicia fue el Congreso Nacional de Indios Americanos (NCAI, en sus siglas en inglés), una organización que se encarga de velar por los derechos de los indígenas. “Es un paso monumental en el esfuerzo de décadas para educar sobre lo que implica el respeto a las naciones, culturas y comunidades tribales, y cómo las mascotas deportivas como los indios impiden que nuestros conciudadanos entiendan y valoren quiénes son los nativos”, dijo el presidente del NCAI, Fawn Sharp. Y añadió: “El proceso que usó la franquicia debe servir como modelo para otros equipos y escuelas de todo el país mientras este movimiento de lucha racial, justicia e inclusión continúa creciendo”.

La franquicia de Cleveland ya había dado un paso en este sentido el año pasado, cuando decidió eliminar un logotipo llamado Chief Wahoo (Jefe Wahoo), una caricatura considerada racista de un indio americano con la cara roja y una pluma enganchada a la cabeza. El equipo se pasó parte de 2019 borrando gradualmente el logo de las paredes del estadio, las pancartas y las camisetas del equipo, en donde sustituyó la parodia por una letra C. “Cuando una franquicia está alineada con su comunidad, es capaz de unir a personas de diferentes orígenes en apoyo de su equipo local”, defendió Dolan, que también explicó que los Cleveland aún no han elegido su nueva denominación y que mantendrán el apellido Indians hasta entonces. Al aún presidente de EE UU, Donald Trump, no le gustó el cambio de nombre: “¿Que está pasando? Esta no es una buena noticia, incluso para los ‘indios’. ¡Cultura de la cancelación!”, tuiteó el mandatario.

Suzan Shown Harjo, activista por los derechos de los pueblos indígenas, es una de las personas que en 1970 logró que la Universidad de Oklahoma retirara para siempre a Little Red, una mascota que parodiaba a un nativo. Fue su primera victoria, hace ya medio siglo. “Trump, como muchos que sufren la enfermedad de la supremacía blanca, se ha formado su opinión sobre los derechos de los pueblos nativos desde su posición de privilegio blanco, y por su mala educación, falta de conocimiento y curiosidad es incapaz de entender que en el mundo del deporte, la publicidad y el entretenimiento nos representan con estereotipos: mascotas, salvajes e inhumanos, y como estúpidos, perezosos, borrachos, deshonestos, hoscos, sin humor, feos. Todo para ayudar a vender entradas y productos”, explica Shown Harjo a EL PAÍS. La activista considera que la decisión del club pone fin a un siglo de racismo, intolerancia y violencia física y emocional: “Especialmente con nuestra juventud. El término ‘indians’ genera racismo. Lo hace con imágenes, mascotas y comportamientos falsos, como enrojecer las caras, usar hachas o actuar como borrachos. Utilizar a seres humanos de esa forma, para divertirse, es deshumanizar, mercantilizar, menospreciar y degradar, y es ofensivo. Muchos pueblos nativos aún hablan los mismos idiomas, bailan los mismos bailes y cantan las mismas canciones”.

Una de las opciones que estudia la franquicia de Cleveland es sustituir el apelativo Indians por Naps, que fue el sobrenombre oficial de la entidad entre 1903 y 1914 —Indians llegó en 1915— en honor al formidable exjugador y exentrenador Napoleon Lajoie, una de las primeras grandes figuras del béisbol en el siglo XX. Además de Cleveland, tres clubes profesionales aún cuentan con denominaciones que hacen referencia a los nativos: son el Chicago Blackhawks de hockey, el Atlanta Braves de béisbol y el Kansas City Chiefs de fútbol americano. Los tres han dejado claro estos últimos meses que no está en sus planes cambiar de nombre.

Más información

Lo más visto en...

Top 50