FC BARCELONA

Bartomeu pierde el pulso con la Generalitat y estudia la dimisión en bloque de la junta

El presidente del Barcelona, forzado a convocar la moción de censura este fin de semana, se reúne con los directivos azulgrana a las 19.00

Bartomeu, en el partido de baloncesto ante el Panathinaikos.
Bartomeu, en el partido de baloncesto ante el Panathinaikos.Alejandro García / EFE

El Govern de la Generalitat ha respondido a la petición de la Junta Directiva del FC Barcelona. E insiste: no hay “impedimentos jurídicos ni sanitarios” que impidan la celebración de la moción de censura presentada por la plataforma Més que una moció contra los actuales directivos del club azulgrana. Así pues, y pese a usar todas las estrategias posibles para ganar tiempo, el presidente, Josep Maria Bartomeu, pierde el pulso con los políticos catalanes y se ve obligado a convocar con urgencia el referéndum este fin de semana, los días 1 y 2 de noviembre, cuando expira el plazo máximo según los estatutos de la entidad. De no acceder a la convocatoria del voto de censura, la junta directiva, convocada a una reunión urgente a las siete de esta tarde, se plantea la dimisión en bloque.

En una carta remitida por el Govern de la que informa Europa Press, firmada por los secretarios generales de Presidencia, Salud, Interior y Deportes de la Generalitat de Cataluña y en respuesta al FC Barcelona, se reitera que pese a la evolución de la crisis de la covid-19 y la implantación del estado de alarma, no hay impedimento alguno para celebrar la moción de censura. Para ello, el Ejecutivo catalán insiste en que se tendrán que incluir, en el protocolo organizativo del voto de censura, los requisitos que el grupo técnico del Procicat presentaron al Barcelona el pasado 21 de octubre.

La respuesta de la Generalitat llega solo un día después de que el presidente Bartomeu defendiera airadamente su posición en una declaración institucional tras la última reunión de la junta este lunes. La directiva azulgrana pretendía que el referéndum se aplazara 15 días por cuestiones de logística y descentralización —proponía 21 sedes, 13 en Cataluña y ocho en otros puntos de España— para así cumplir la normativa sanitaria provocada por la covid-19. Pero el Govern nunca lo vio necesario. No hay, consideran los políticos catalanes, ninguna circunstancia que impida acudir a las urnas los días 1 y 2 de noviembre y al mismo tiempo cumplir con los requisitos exigidos.

Así las cosas, Bartomeu ha convocado de nuevo esta tarde a las 19.00 a la junta directiva para fijar definitivamente la votación de este fin de semana —debe hacerlo este mismo martes, cinco días antes del día de la moción de censura para cumplir con los estatutos; de no hacerlo, los impulsores de la moción tomarán medidas legales— o bien para presentar su dimisión como máximo responsable del club, extremo que dijo este mismo lunes no estar dispuesto a asumir: “No hay motivos para dimitir, no sería buen momento para dejar el club en manos de una gestora”. La situación, sin embargo, podría dar un giro en pocas horas. El equipo directivo del club azulgrana, incluido el presidente Bartomeu, hace días que valora la dimisión en bloque de la junta. Abordarán el tema la tarde de este martes: algunos de los directivos asistirán presencialmente a la reunión y otros lo harán de forma telemática, según informó el club.

En el caso de que se produzca la dimisión, una comisión gestora, presidida por Carles Tusquets, presidente de la comisión económica estatutaria, se haría cargo de la entidad y tendría que convocar elecciones en un plazo máximo de tres meses.

Más información

Lo más visto en...

Top 50