FÚTBOL

Guadalupe Porras, primera árbitra española en participar en una competición internacional masculina

La asistente extremeña, única mujer en Primera División, estará este jueves en el encuentro de Liga Europa entre el Lask y el Ludogorets

Guadalupe Porras, el pasado mes de diciembre en el Betis-Atlético de Liga.  REUTERS/Marcelo del Pozo
Guadalupe Porras, el pasado mes de diciembre en el Betis-Atlético de Liga. REUTERS/Marcelo del PozoMARCELO DEL POZO / Reuters

“Este es un mundo muy duro”, dice Guadalupe Porras (Badajoz, 33 años) para explicar su trabajo: árbitra de fútbol. Doblemente duro. A la crudeza del arbitraje se unen las dificultades para abrirse paso entre la élite de un universo esencialmente masculino. Nada que haya asustado a Guada, que ha ido derribando barreras hasta ser designada como la primera mujer española que formará parte de un equipo arbitral en una competición internacional de hombres, la Liga Europa. Porras será este jueves una de los dos asistentes del colegiado principal Xavier Estrada Fernández en el partido entre el Lask y el Ludogorets, en Viena.

La noticia encontró a Guadalupe Porras este martes en Cardiff, horas antes del choque entre Gales y Noruega clasificatorio para la Eurocopa femenina de 2022. La extremeña es árbitra internacional desde 2014 y ha sido asistente también en la Champions femenina. Desde la temporada pasada, es la única juez de línea en la Primera española masculina, en el equipo de Estrada. En Segunda hay dos mujeres asistentes, Judit Romano y Eliana Fernández. Marta Huerta de Aza es árbitra principal en Segunda B, y desde este pasado verano tiene el máximo nivel de UEFA, el llamado UEFA Élite, que le permite pitar cualquier competición, incluidas Eurocopas y Mundiales. Otras ocho mujeres son auxiliares en Segunda B, y en Tercera División hay 10 colegiadas principales que además dirigen en la Primera femenina.

“Esto es un paso muy importante, un objetivo más en mi carrera”, afirma Porras sobre su próximo debut internacional en un partido de hombres. “Todas esas chicas que comienzan pueden ver que se puede conseguir lo que se propongan en este mundo, que es un mundo muy duro en el que necesitas mucho trabajo y sacrificio. A mí siempre me han pedido las mismas marcas que a mis compañeros y eso me ha hecho ser uno más, me ha costado lo mismo. Y recuerdo momentos muy duros, como cuando no lograba ascender a Segunda”, cuenta Guadalupe.

En 2007, Marisa Villa logró subir a Primera pero no llegó a debutar porque no pasó las pruebas físicas. Guadalupe Porras superó el obstáculo y ha lanzado al arbitraje femenino español a niveles similares al de Alemania, Inglaterra y Francia. La alemana Bibiana Steinhaus se retiró el mes pasado como árbitra principal de la final de la Supercopa entre el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund después de dirigir 23 partidos en la Bundesliga (ni una tarjeta roja), además de participar en tres Eurocopas y tres Mundiales femeninos.

El camino que recorren Guadalupe Porras y el resto de árbitras es empinado. La FIFA dividía a los colegiados internacionales entre hombres y mujeres (una lista que se revisa cada seis meses) y solo ahora ha eliminado esa distinción entre los jueces. En Inglaterra, la polémica saltó hace unos días cuando Agüero, del Manchester City, pasó un brazo por el hombro y cuello de la asistente Sian Louise Massey-Ellis durante un partido contra el Arsenal. El gesto fue criticado al entender que no hubiera hecho lo mismo con un hombre.


Lo más visto en...

Top 50