Maverick Viñales: “No he dado el máximo en ninguna de las carreras este año”

El español, pole en Misano, busca respuestas a los problemas de rendimiento los domingos de competición

Maverick Viñales, piloto de Yamaha, en el interior de su box en el circuito de Misano durante el gran premio de Emilia Romaña.
Maverick Viñales, piloto de Yamaha, en el interior de su box en el circuito de Misano durante el gran premio de Emilia Romaña.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

Maverick Viñales tienen las cosas tan claras que responde con aparentes abruptos. No está enfadado. La economía del lenguaje es para él un arte, como el ir en moto. De ella disfruta hasta cuando no le salen las cosas. Tras un viernes en el que buscó respuestas en las curvas de Misano, el piloto de Yamaha, más optimista de lo que parece, dos podios en seis carreras, quinto de la general, se sentó ante la pantalla y conversó por Zoom con EL PAÍS. Saldrá este domingo desde la pole position en el gran premio de Emilia Romaña (14.00, DAZN).

Pregunta. De pequeño practicaba doma clásica y salto, ¿ha vuelto a montar a caballo?

Respuesta. No he vuelto a montar. Me molaba la conexión entre el animal y tú, eso estaba muy guay. Sobre todo, cuando estaba solo con él. Me gustaba mucho ir por los caminos, ir a la playa, sentirme tranquilo y libre. Un caballo te da esa sensación. Pero, al final, se necesitan muchas horas de práctica y muchos conocimientos para poder disfrutar de verdad. Y ahora mismo casi no tengo horas libres.

Más información
Viñales: “Me gusta leer sobre la mente humana”
Àlex Márquez: “Dicen que solo Marc sabe llevar la Honda”
Maverick Viñales repite en la ‘pole’ de Misano

P. ¿Siente esa libertad pilotando una MotoGP?

R. Yo disfruto mucho cuando voy en moto. Siempre que estoy encima de una moto soy feliz. Es lo que me gusta. Cierto que en MotoGP a veces es más difícil divertirse, porque hay mucha presión y siempre tienes a una persona que te está cronometrando, cada vuelta. Eso puede que no te deje disfrutar al máximo. Pero aun así es muy divertido.

P. En la última carrera [tenía la pole y terminó sexto] tuvo un problema de falta de agarre que ya ha tenido más veces y que le afecta especialmente los domingos de carrera.

R. Llevamos mucho tiempo con este problema. Y es importante, como hemos hecho este fin semana, sentarse y discutir sobre qué dirección tomar. Porque, al final, nunca llegamos a puerto.

P. Se lamentaba al empezar este gran premio de que lleva años siendo esclavo de la dependencia de la Yamaha del rendimiento del tren trasero cuando a usted lo que siempre le gustó fue pilotar con el tren delantero.

R. El caso es que cuando hay agarre toda la moto trabaja bien. Pero cuando no lo hay y lo que se impone es pilotar con la rueda de delante es cuando todo se complica. Es uno de nuestros problemas básicos. Este fin de semana buscaremos ese extra de agarre delante para mejorar en este aspecto.

P. ¿Cómo es pilotar sin esa sensación de agarre con la rueda trasera?

R. Es como si ahora sacas el ordenador y te van quitando letras del teclado. Pero, sea como sea, te las tienes que ingeniar para escribir. Mi sensación es que el sábado tengo todas las letras del teclado, pero luego el domingo no me queda ni una. Es complicado porque te cambia todo el escenario de repente. Y lo es más cuando te pasa en más de una carrera. Te provoca mucha incertidumbre, porque llegas al domingo, sabes que has bordado un gran fin de semana, pero te preguntas si pasará lo mismo que la otra vez en la carrera.

A mí lo que gusta es frenar tarde y agresivo, parar la moto y acelerar. Y con la Yamaha tengo que hacer todo lo contrario

P. ¿Cuándo ese problema que ya conoce aparece, cómo consigue mantener la concentración en carrera?

R. Es complicado porque vas viendo que las opciones se te escapan. Y vas cambiando los mapas: los mapas de potencia, el de freno motor… La semana pasada, en la vuelta diez, ya no sabía qué más hacer.

P. ¿Cómo describiría su estilo?

R. A mí lo que gusta es frenar tarde y agresivo, parar la moto y acelerar. Y con la Yamaha tengo que hacer todo lo contrario. Por eso quiero reencontrarme con mi estilo estos días. Me concentraré en hacer los tiempos con el tren delantero y en olvidarme de la rueda de atrás. No sé cuántas carreras tendré que invertir en buscar mi estilo con la M1, pero si no, no puedo tirar adelante. Por más que he intentado hacer paso por curva, no funciona. Así que intentaré buscar más mis sensaciones y no mirar tanto a las otras Yamaha. Lo único que quiero es intentar dar el máximo los domingos.

Empecé pilotando a mi manera, pero me estuvieron mareando con el freno trasero. He cambiado el estilo de pilotaje mil veces

P. ¿Ha tenido que probar desde que llegó a Yamaha en 2017 muchos estilos distintos para que los tiempos salgan?

R. Muchísimos, la verdad. Empecé pilotando a mi manera, pero me estuvieron mareando con el freno trasero. Todo el 2018 no utilizaba el freno trasero, me pedían que no lo hiciera porque interfería con el freno motor. Apenas lo usaba en alguna aceleración, aunque en realidad llevábamos un freno trasero que casi ni frenaba. El año pasado, al principio no lo usaba, luego tuve que volverlo a usar… Hemos cambiado mil veces. También ha cambiado la manera de frenar con el delantero. Es como si en Yamaha siempre hubieran buscado una referencia en sus propios datos en lugar de poner la moto a punto para mi estilo de pilotaje. Y al final, cuando quieres pelear por una carrera, tienes que frenar tarde, entrar en la curva rápido e imitar el estilo que tienen Honda y Ducati. Veo que nos adelantan muy fácilmente y que, en cambio, a nosotros nos cuesta cinco o seis vueltas, mínimo, adelantar a los rivales. Si es que podemos hacerlo… El año pasado en Japón para mí fue imposible adelantar a Dovizioso y eso que íbamos un poco más rápido que él.

P. ¿Cómo hace para quitarse de encima toda esa frustración y pensar en un nuevo gran premio?

R. Cada vez me cuesta más porque la situación se me hace más pesada. Se consigue, supongo, con una buena carrera. Lo intentaré. La verdad es que busco todas las explicaciones, pero a veces ni así. Durante todo este tiempo he tenido tantos problemas que me he pasado tantas horas delante del ordenador mirando datos, gráficos… que ahora al ver cuatro datos ya sé lo que pasa. Y siempre pasa lo mismo: la rueda trasera derrapa, eso hace que el freno motor no actúe, me voy largo, no puedo girar... Es todo un cúmulo de cosas.

Maverick Viñales, en Misano.
Maverick Viñales, en Misano.JENNIFER LORENZINI (Reuters)

P. ¿Siente que se le está escapando un Mundial para el que era favorito?

R. No pienso en el Mundial. Pienso en mis sensaciones. Quiero acabar cada carrera sabiendo que he dado el máximo. Y este año, de lejos, no he dado el máximo en ninguna de las carreras. Por eso quiero acabar este domingo con esa sensación. Y, al menos, llevar la moto al límite. Que no he podido hacerlo en ninguna carrera.

P. Sin Márquez en pista, ningún piloto asume el liderazgo del campeonato. ¿Por qué?

R. Está fallando mucho todo el mundo. Nosotros hemos tenido prácticamente tres ceros. Porque en Brno [puesto 14] fallamos con el neumático, en Austria [10] con el embrague, y en la segunda carrera de Austria [caída] me quedé sin freno. Hubiera sumado mínimo 30 puntos en estas carreras si hubiera sido sexto, que era factible.

P. Esta semana, al quedarse en Misano, se apuntó a una jornada de off road en el circuito de tierra de Valentino Rossi. ¿Cómo fue?

R. Lo pasé genial. Pude sacar toda la frustración que tenía encima. Pude rodar mucho rato. Era lo buscaba, poder tener esa sensación de libertad y de no pensar más que en pilotar. Al final, como iba todo el equipo, dije: oye, yo también quiero ir. Y le pregunté a Valentino. Le doy las gracias por la oportunidad.

P. ¿Se entiende mejor así, al verlo en su hábitat natural, por qué Rossi sigue compitiendo a los 41 años?

R. Es muy divertido aquello. Yo me pasaría todos los días allí metido. No entiendo cómo no tenemos nada así en casa. Lo tienen muy bien montado.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Especialista de motociclismo de la sección de Deportes. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS