REAL MADRID

Jovic, aislado en su casa tras recibir la visita de un amigo con coronavirus

El delantero del Real Madrid, que no ha tenido contacto con sus compañeros desde la llegada de su conocido, ha dado negativo en el primer test

Luka Jovic, en el banquillo en un partido con el Real Madrid.
Luka Jovic, en el banquillo en un partido con el Real Madrid.Irina R. H. / AFP7 / Europa Pres

Con el coronavirus, a Luka Jovic le ha pasado de todo. Salvo pillarlo. Pero aunque ha dado negativo en las últimas pruebas a las que le han sometido, el delantero se encuentra aislado en su casa desde el lunes. Se trata de su último encontronazo con una pandemia durante la que ha recibido críticas del Gobierno serbio; en la que justo antes de volver a entrenar, se lesionó en alguna maniobra doméstica nunca aclarada, después de lo cual, ya hacia el final del confinamiento, regresó al centro de la sospecha cuando su novia publicó unas fotografías de una barbacoa casera en la que participaron Maksimovic, del Getafe, y Saponjic, del Atlético de Madrid.

Lo último ha sido el aislamiento domiciliario, adelantado ayer por Jugones y confirmado por EL PAÍS en fuentes del Real Madrid. Jovic (Loznica, 22 años) recibió el lunes la visita de un amigo procedente de Belgrado. A su llegada, a mediodía, fue sometido a un test de coronavirus, siguiendo el protocolo establecido por el club para las visitas recibidas por sus futbolistas. El amigo dio positivo, por lo que fue alejado enseguida de la familia del jugador.

Ese mismo lunes por la tarde, también se le realizó a Jovic un test, que dio negativo. Sin embargo, según fuentes del club, el protocolo médico interno obliga a que cualquier futbolista que haya estado en contacto con un infectado permanezca en aislamiento en su domicilio. Las mismas fuentes indican que el futbolista no regresará al grupo hasta que pase todos los test previstos en el procedimiento interno del Real Madrid, de manera que se asegure que no está contagiado. Las autoridades sanitarias contemplan dos negativos en cinco días para dar por limpio a un paciente, pero el club le realizará más pruebas de aquí al viernes, que es cuando el equipo tiene su siguiente compromiso liguero: recibe al Alavés en el Alfredo di Stéfano (22.00, Movistar LaLiga).

En estos momentos, Jovic es el único futbolista de la plantilla que se encuentra aislado por este caso, ya que el contacto con el amigo procedente de Belgrado se produjo el lunes, día en el que no hubo entrenamiento en Valdebebas. El equipo tenía descanso, después de regresar la tarde anterior de Bilbao, donde venció al Athletic (0-1), precisamente el encuentro en el que Jovic volvía a jugar unos minutos después de haber regresado lesionado del confinamiento.

Tres días antes de retomar los entrenamientos después del parón, los servicios médicos del Real Madrid le encontraron “una fractura extraarticular en el hueso calcáneo del pie derecho”, que se atribuyó a una de las últimas sesiones de trabajo realizadas en su domicilio. Aunque los medios serbios señalaron la hipótesis de un enrevesado accidente doméstico.

Jovic había pasado la mayor parte del confinamiento en Belgrado, adonde viajó con un permiso especial del club pocas horas antes de que el Gobierno español decretara el encierro general. Allí su casa se tornó enseguida en un lugar hostil. Al poco de llegar se saltó las normas de la cuarentena local al abandonar su domicilio y pasó a ocupar el centro de la diana pública, con críticas del Gobierno serbio, que le afeó el mal ejemplo que él y alguna otra figura del deporte daban esquivando las normas sanitarias. Jovic trató de excusarse: alegó que desconocía el protocolo del confinamiento serbio, aunque no logró aplacar la crítica de los medios. Desde entonces ha seguido tropezándose con el coronavirus, hasta el último sobresalto del lunes, llegado de nuevo desde Belgrado y que parece dejarle otra vez fuera de los planes de Zidane.

Más información

Lo más visto en...

Top 50