BALONCESTO | LIGA ACB

Valencia acogerá la fase final de la ACB

La competición se reanudará el 17 de junio con un torneo a puerta cerrada entre los 12 primeros equipos del campeonato

Trofeo de campeón de la Liga ACB
Trofeo de campeón de la Liga ACB

Setenta y siete días después de la suspensión de la competición, la Liga ACB culminó su resistencia a la pandemia y anunció que reanudará el torneo, del 17 al 30 de junio, con Valencia como sede única y en el formato de fase final de 12 equipos definido hace un mes. Por el camino cayeron 27 ligas en toda Europa, donde solo Alemania y España aspiran ya a rematar la temporada sobre la pista. La Euroliga se rindió el lunes en su intento de abarcar las desescaladas de los 10 países con participantes en liza. Pero, a la estela del fútbol todopoderoso y amparado por un desconfinamiento momentáneamente tranquilo y optimista, el baloncesto español se lanza a coronar al primer campeón liguero de la nueva normalidad.

Valencia se impuso (por instalaciones, logística y cobertura sanitaria) a las otras ocho sedes candidatas (Madrid, Las Palmas, Tenerife, Andorra, Zaragoza, Menorca, Pamplona y Almería) en el concurso por acoger un torneo inédito que se resolverá en dos semanas, con las semifinales el día 28 y la final programada para el 30 de junio. Los 12 primeros equipos de la clasificación quedarán divididos en dos grupos de seis y los dos primeros conjuntos en cada uno de esos grupos disputarán las semifinales y la final a partido único. El pabellón de la Fuente de San Luis y las flamantes instalaciones de L’Alqueria del Basket, inauguradas en 2017 (15.000 m² de superficie y 18 millones de euros de coste, con 9 canchas cubiertas), albergarán a toda la expedición de la Liga, que quedará concentrada en la capital del Turia el 10 de junio, una semana antes del inicio de la competición. Una vez allí, todos los participantes se someterán de nuevo a los test diagnósticos que se realizaron al regresar a la actividad y seguirán los protocolos marcados por las autoridades sanitarias y gubernamentales para pelear por el título a puerta cerrada. Un total de 33 partidos en dos semanas de competición. “Valencia es una ciudad que nos da seguridad y confort para desarrollar el torneo exprés con todas las garantías posibles y bajo los criterios estrictos del CSD. Quiero aprovechar para dar las gracias a los clubes, al propio CSD y a las instituciones que nos han permitido llegar a este punto para poder terminar el campeonato”, explicó Antonio Martín, presidente de la ACB, en Movistar+.

MÁS INFORMACIÓN

La temporada de la ACB se suspendió a falta de 11 jornadas para el final de la liga regular (12 para cuatro equipos —Tenerife, Murcia, Gran Canaria y Fuenlabrada— que tenían partidos aplazados). Los plazos y condicionantes derivados de la pandemia abocaron a los clubes a pactar un cambio de formato en busca de una resolución más directa, en sistema de concentración y reduciendo el cupo a 12 equipos. Siguiendo el criterio equivalente al formato de playoff, en el grupo A estarán: Barça (1º), Iberostar Tenerife (4º), Bilbao (5º), Baskonia (8º), Unicaja (9º) y Joventut (12º); y, en el grupo B: Real Madrid (2º), Casademont Zaragoza (3º), Morabanc Andorra (6º), Valencia (7º), San Pablo Burgos (10º) y Herbalife Gran Canaria (11º). El primer clasificado de cada grupo se cruzará en semifinales con el segundo del otro y de esos emparejamientos saldrían los dos finalistas.

Manresa, Obradoiro, Betis, Murcia, Fuenlabrada y Estudiantes se quedaron ya fuera de juego, sin opciones de competir, pero sin la amenaza de descender, fundamentalmente para los dos conjuntos madrileños, que cerraban la clasificación con solo cinco victorias antes de la suspensión.

Con Barça y Madrid como cabezas de serie, Zaragoza, Tenerife, Bilbao, Andorra, Valencia, Baskonia, Unicaja, Burgos, Gran Canaria y Joventut disputarán un torneo novedoso pero con reminiscencias ochenteras. Aquella fórmula del grupo par e impar utilizada en tiempos de Nate Davis y David Russell, del Magia de Huesca y el Licor 43, en la que los equipos se dividían en grupos de hasta 12 equipos antes de la pelea por el título. Un recurso que florece cada vez que se replantea el formato de competición para potenciar recursos o aliviar calendarios según el caso. Esta vez, una escapatoria para salvar in extremis el curso y cumplir en lo posible con el operador televisivo (Movistar) y el patrocinador principal (Endesa). Mañana nos reuniremos con los jugadores para hablar del protocolo. Tenemos que tener los controles y las garantías suficientes para poder jugar con total tranquilidad. Vamos a ser precavidos”, completó Antonio Martín ante la vuelta de la Liga.

Los primeros equipos en desconfinarse para el regreso fueron Andorra, Valencia y Unicaja con pruebas médicas, test y entrenamientos individuales a partir del 4 de mayo. Una semana más tarde, el lunes 11, los 12 clubes participantes en la fase final ya estaban en marcha, con lo que llegarán al momento de la competición con unas cinco semanas de rodaje para remontar un parón de más de dos meses. Unos plazos muy justos según la recomendación de los especialistas para minimizar el riesgo de lesiones. Y con apenas 20 días de pretemporada para el trabajo en grupo. De ahí saldrá un campeón en tiempos de pandemia.


Más información

Lo más visto en...

Top 50