Liga portuguesa

Portugal volverá a jugar el día 3 de junio

Oporto y Benfica se disputan el título en un trayecto de 90 partidos en 54 días

Imagen de la afición del Benfica, segundo clasificado de la Liga de Portugal.
Imagen de la afición del Benfica, segundo clasificado de la Liga de Portugal.Rafael Marchante / Reuters

Si los repuntes detectados en las últimas horas de infectados no se disparan, la pelota volverá a rodar el 3 de junio en la máxima categoría del fútbol portugués y lo hará de manera casi ininterrumpida hasta el 26 de julio. Se jugarán 90 partidos en un trayecto de 54 días, con nueve fechas en blanco, cuatro de ellas en fin de semana. Las autoridades lusas tratan de evitar, así, que los aficionados sientan la tentación de acercarse a los estadios en los que sólo habrá puertas abiertas para el personal esencial para que se jueguen los partidos. Y ya avanzan monumentales dispositivos de seguridad para que todo transcurra en orden. La policía reforzará la vigilancia en hoteles, aeropuertos o estaciones de tren para que no haya contacto entre seguidores y las expediciones de los equipos.

Todo regresará el día 3, jornada en la que se activará de nuevo el Oporto, actual líder de la competición, un punto por delante del Benfica. El cuadro portista, que esta semana perdió por una grave lesión de rodilla a uno de sus líderes defensivos, el español Iván Marcano, se desplazará hasta la vecina Famalicão. Al día siguiente su eterno rival recibirá al Tondela. La cadencia de partido será semanal hasta que en julio la competición se acelere con descansos más cortos entre partido. La Liga portuguesa la disputan 18 equipos que ya saben que deberán buscar un nuevo patrocinador de la competición de la próxima temporada porque NOS, el operador de telecomunicaciones que paga por darle nombre al campeonato, acaba de comunicar que no renovará el vínculo.

Oporto y Benfica sustanciarán el título en un sprint final en el que no tendrán que verse las caras porque ya han disputado sus dos cruces. El cuadro de O Dragão venció en ambos. Todos los partidos serán televisados a través de un canal de pago, pero el campeonato se retomará con la prohibición de que se junten más de diez personas y distanciadas. Así que también habrá controles para que en los locales de hostelería no se produzcan aglomeraciones ante las pantallas. No todos los equipos podrán jugar en sus recintos habituales. Tan sólo se ha expedido permiso para hacerlo en diez campos, uno de ellos el federativo de Oeiras, vecino a Lisboa.

Todo el fútbol, excepto el de la primera división y la final de Copa que deberán disputar Oporto y Benfica, se ha cancelado en Portugal. En la segunda categoría se validó la clasificación vigente en el parón y se decretó el ascenso de Nacional y Farense, que transitaban distanciados de sus rivales.

Lo más visto en...

Top 50