El Málaga anuncia un ERE

Primer club profesional español que toma esta medida, que plantea el despido de 50 empleados

Una imagen del Málaga-Numancia de esta Liga.
Una imagen del Málaga-Numancia de esta Liga.MARIANO POZO (DIARIO AS)

El Málaga ha culminado un complicado año 2020 con el anuncio de un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a sus trabajadores. “El club comunica que ha tomado la decisión de presentar un expediente de regulación de empleo para la extinción y/o suspensión de contratos de trabajo. En los últimos meses la entidad está llevando a cabo diferentes medidas para paliar la difícil situación económica por la que atraviesa. La reestructuración del club se une a este paquete de medidas necesarias para asegurar la permanencia del Málaga Club de Fútbol”, anunció la entidad andaluza en una nota. Se trata de la medida más dura que José María Muñoz, administrador judicial del club andaluz, ha tomado en los tres meses de intervención del Málaga. El pasado 20 de febrero, la jueza María Ángeles Ruiz González apartó de la gestión de la entidad al jeque Abdullah Al Thani y a sus hijos Nasser, Nayef y Rakan, miembros del consejo de administración. La decisión se tomó después de analizar la querella interpuesta por la Asociación de Pequeños Accionistas (APA) por presunto delito de administración desleal y administración indebida, y la documentación presentada tanto por dicha entidad como por la Policía Nacional, que había procedido al registro de las oficinas del club.

El administrador judicial había evitado hasta el momento la aplicación de un ERTE en el Málaga y la reducción del salario de la plantilla después de la irrupción de la crisis del coronavirus. Sin embargo, los efectos de la pandemia en un club ya muy castigado económicamente han derivado en el anuncio de este ERE. Después de dar a conocer esta medida tan drástica, el Málaga tiene previsto abrir un periodo de negociación con el comité de empresa. Según destacó la Cadena Ser, el ERE afectaría a 50 empleados de la estructura del Málaga y supondría el ahorro de algo más de un millón de euros. En este ERE se incluyen a miembros del área técnica, aunque no a futbolistas de la primera plantilla, que ha venido peleando por no descender a Segunda División B. En la actualidad es el 15º clasificado de la Liga SmartBank a tres puntos de la zona de descenso. Además de este ERE, el Málaga tiene previsto tomar más medidas económicas para asegurar su viabilidad, medidas que podrían centrarse en las próximas semanas en una rebaja del salario de los componentes de la primera plantilla.

El anuncio de este ERE, el primero en el fútbol profesional español después de la pandemia del coronavirus, es un capítulo más en la complicada trayectoria del Málaga en los últimos años, en especial desde su descenso a Segunda en 2018. La gestión del jeque Al Thani ha dejado al club al borde del colapso. Durante el verano de 2019 solo pudo inscribir 17 fichas profesionales por el incumplimiento de las normas financieras de LaLiga. Sin posibilidad de reforzarse en el pasado mercado invernal y con la amenaza encima de un descenso administrativo, la falta de liquidez abrumaba a un club que en el mes de enero despidió a su entrenador, Víctor Sánchez del Amo, después de la difusión sin su consentimiento de un vídeo de contenido sexual. En febrero llegó la intervención judicial por seis meses y la salida de Al-Thani. “La entidad agradece a los aficionados y abonados su apoyo en estos momentos complicados y les pide comprensión ante el complejo proceso que se inicia hoy y que la entidad vivirá en los próximos meses, cuyo único propósito es proteger nuestros colores y apostar por el futuro de nuestro escudo”, destaca el propio Málaga en el comunicado. Un aviso acerca de los duros tiempos que se avecinan en un andaluz que ya pasó por otro ERE en 2007. El mismo Málaga que en 2013 estuvo muy cerca de disputar las semifinales de la Liga de Campeones después de quedar cuarto clasificado en 2012.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS