FÚTBOL

Tiempos de rebajas salariales y comerciales

Los clubes y las grandes firmas requieren de nuevas fórmulas para afrontar una crisis que ha puesto patas arriba el sistema

Messi celebra un gol.
Messi celebra un gol.-/CSM via ZUMA Wire/dpa / Europa Press

Lionel Messi finalizó en el primer puesto de la lista Forbes como el deportista que más dinero facturó durante 2019. El rosarino generó 118 millones de euros. Lo siguieron Cristiano Ronaldo (100) y Neymar (96). Entre los primeros diez clasificados, los dos únicos que participan en deportes individuales son el boxeador Canelo Álvarez (87) y el tenista Roger Federer (86).

“Todas las industrias se verán afectadas y en especial la de fútbol, porque sufrirá caídas en sus tres fuentes de ingresos: días de partidos, derechos de televisión y patrocinadores. Es una cadena en un fútbol desfutbolizado; sin público en las gradas, caerán los ingresos de la tele y de la publicidad. Afectará a las entidades y también a los jugadores”, opina el economista José María Gay de Liébana. Los futbolistas dividen sus ingresos entre el salario que perciben de los clubes y los patrocinios. Sin embargo, el nuevo escenario económico a raíz de la pandemia planteará una reestructuración y, sobre todo, una rebaja en su facturación.

El primer cambio, los sueldos. “Los clubes de fútbol van a tener que pensar en soluciones para ajustar su economía. Habrá que idear diferentes mecanismos”, entiende el principal ejecutivo de un equipo de la Ligue 1 francesa. De entrada, sin demasiado margen, los clubes optaron por recortar (algunos de manera unilateral) los salarios de los futbolistas para la temporada 2019-2020. Sin embargo, ya están pensando en la próxima campaña, sobre todo en el caso de los vínculos que no expiran en el próximo mercado.

“Con los nuevos contratos no habrá problemas, se harán a la baja. Pero con los jugadores que tienen su vínculo en vigor habrá que buscar alternativas. Cuando la masa salarial es de 700 millones y el club solo va a poder pagar 500, no habrá otra solución que pactar: se pueden refinanciar los contratos, alargarlos o buscar primas por bonus”, explica el director deportivo de uno de los grandes de España.

Entienden diferentes agentes de futbolistas que durante los próximos dos mercados no podrán forzar a los clubes. Una situación que agradecen en las secretarías técnicas de Europa. “Trabajamos con el agente que tiene un jugador deseado, no con el jugador que tiene un agente… ¡No es lo mismo!”, se quejaba Andoni Zubizarreta, exdirector deportivo del Athletic, el Barcelona y del Olympique de Marsella. Cuando el Barça negociaba la rebaja salarial con la plantilla, hubo más de un representante que intentó que su jugador no aceptara el recorte, puesto que sus ingresos son un porcentaje de los del futbolista. “No es el momento de renegociar ningún contrato. Ahora hay que esperar y que se reactive la economía”, asegura el agente de un jugador del Barça.

Nadal y los premios por torneos

Los ingresos cambian radicalmente en el caso de los deportes individuales. El boxeador Canelo Álvarez generó el 90% de sus ingresos en las peleas. Sin boxeo, no hay dinero. A los tenistas les sucede algo similar. Rafael Nadal, el deportista español que más dinero generó en 2019, 37º en la lista de Forbes con 34 millones de euros, ganó el 25% de su sueldo en los premios de los diferentes torneos. Y, sin competición, tampoco hay ingresos. “Con los contratos con las marcas sucede algo similar”, explican fuentes de Adidas. “Nosotros con los futbolistas tenemos contratos variables: tantos partidos, tanto dinero. Si no juegan no tenemos que pagarles esa parte del contrato. En cambio, tendremos más dificultades para fichar a nuevos deportistas. Se les paga una prima cuando firman por la compañía”, aseguran en la firma alemana.

Messi tiene un contrato por el que ingresa un porcentaje por la venta de la ropa que lleva su nombre. El 10 del Barcelona, en cualquier caso, no es el futbolista que más dinero genera en publicidad. Solo el 27% de sus ingresos nacieron de los patrocinios. En el caso de Cristiano Ronaldo, es el 40%, y en el de Neymar el 30%. “Hoy día nuestra principal preocupación es que Neymar pueda volver a competir y a jugar. Los contratos publicitarios son algo secundario”, concluye el departamento de Marketing de N&N, la empresa del futbolista brasileño.


Más información

Lo más visto en...

Top 50