BALONCESTO | LIGA ACB

Alfonso Reyes: “Los deportistas contamos poco y es hora de dar un puñetazo en la mesa”

La Asociación de Baloncestistas presenta alegaciones al “presunto protocolo” del CSD, de cuya elaboración han sido excluidos, por estar “plagado de indefiniciones y contradicciones”

Alfonso Reyes, presidente de la ABP, y Antonio Martín, presidente de la ACB
Alfonso Reyes, presidente de la ABP, y Antonio Martín, presidente de la ACB

El Consejo Superior de Deportes (CSD) publicó el sábado el Protocolo básico de actuación para la vuelta a los entrenamientos y la reanudación de las competiciones federadas y profesionales, un documento con las pautas para un retorno “seguro, gradual y equilibrado” de los deportistas a la competición, enmarcado dentro del Plan para la transición a la nueva normalidad. Un texto diseñado para despejar dudas que, sin embargo, ha sido recibido con incertidumbre y recelo por parte de los sindicatos de las dos ligas profesionales. La Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) se ha sumado a las reticencias expresadas por el fútbol (AFE) con un extenso pliego de alegaciones al documento gubernamental, en el que señala numerosas “indefiniciones y contradicciones”. “Los deportistas contamos poco y es el momento de dar un puñetazo en la mesa, sobre todo en algo esencial como la salud. En el preámbulo de su texto dicen que han contado con todos los actores del deporte y no ha sido así. Solo han contado con la AFE, a su pesar, y la propia AFE también piensa que no ha servido para nada. Seguiremos pidiendo respuestas", explica Alfonso Reyes, presidente de la ABP.

MÁS INFORMACIÓN

“El riesgo cero no existe” y “la conducta individual”, más allá del marco sanitario, “será determinante en el éxito” del protocolo recalcaba el CSD. Unos cimientos igual de inciertos que la situación general, sobre los que se ha construido un texto en el que la ABP echa en falta delimitar la intervención y el visto bueno del Ministerio de Sanidad, la aclaración de numerosos apartados “interpretativos” y la determinación de responsabilidades. La Liga ACB anunció el 20 de abril que cerrará el curso en sede única aún por determinar, con una fase final de 12 equipos, si llega la autorización sanitaria antes del 31 de mayo. El tiempo corre y las incógnitas continúan.

De momento, tan solo Unicaja, MoraBanc Andorra y Valencia Basket han programado la vuelta a la actividad individualizada de sus jugadores para este lunes. “Si no hay algo más concreto y claro, nuestra recomendación es que los jugadores no se reincorporen a la actividad en las fases en las que ya haya contacto. Hay incertidumbre, preocupación y desasosiego entre deportistas, médicos, entrenadores… todos. Yo, que por desgracia lo he pasado, les digo que no es una tontería. Ojalá se pudiera jugar, pero que no haya contradicciones y falta de definición. Hay que minimizar los riesgos”, prosigue Reyes. “A la ACB le hemos escrito para que cuente con nosotros si, como parece, pretenden redactar un protocolo específico para el baloncesto. Somos el deporte en el que más intervienen las manos, que son foco de infección, y con un mayor nivel de contacto”, añade.

El sindicato que preside Reyes ha denunciado desde el principio estar excluido de la toma de decisiones y tacha el texto del CSD de “presunto protocolo” porque “no ha sido inscrito en el BOE así que entendemos que no tiene validez jurídica”. La ABP cuestiona el “régimen de concentración” que el CSD recomienda para concluir la temporada y enumera una larga serie de dudas que prosiguen con la figura del “coordinador” que supervisará el desarrollo de la normativa. No se precisa qué titulación profesional debe tener ni se especifica qué significa la función de “garantizar el cumplimiento general del protocolo”, denuncia el sindicato de baloncestistas. “¿Le corresponde solo comprobar la adecuación de los centros de entrenamiento al protocolo? ¿O también de controlar y garantizar los controles médicos que se realicen en cada fase y centro deportivo?”, se pregunta. Unas reservas que se extienden al “jefe-médico”, que pide el CSD, elegido por el club y cuya experiencia “debe ser en medicina deportiva, tanto general como específica en Covid-19”. “¿Qué experiencia se puede tener en una enfermedad vírica que se conoce en España hace solo 2 meses?”, cuestiona la ABP en sus alegaciones.

“Las medidas contenidas en el protocolo en caso de detección de un positivo por Covid-19 no son claras”, añade el texto del sindicato de baloncestistas. “En primer lugar, en cuanto al control y asilamiento en los diversos casos; y, en segundo lugar, más importante, porque solo contempla que se detecte un caso positivo, sin prever que se dieran más de uno y qué medidas adicionales habría que adoptar en tales supuestos”, explican al tiempo que piden contemplar en qué situaciones esos posibles positivos impedirían avanzar a de fase o, incluso, si se está en la fase 4 del protocolo, ya en competición, “en qué casos puede conllevar su cancelación definitiva”, completa el documento de la ABP.


Más información

Lo más visto en...

Top 50