la crisis del coronavirus

Mercedes entregará esta semana 10.000 respiradores al servicio británico de salud

La escudería hará pública la metodología para que otras compañías puedan aumentar la producción

El coche Mercedes de Lewis Hamilton, en un test en Barcelona.
El coche Mercedes de Lewis Hamilton, en un test en Barcelona.ALBERT GEA / Reuters

Poco importa que sea para fabricar el monoplaza más dominante de la historia de la Fórmula 1, con seis dobletes consecutivos (2014-2019), o para echar una mano en la lucha contra la crisis sanitaria más importante de las últimas generaciones. Cuando Mercedes se pone a trabajar, va con todo y el resultado normalmente es todo un éxito. Por más que la marca de la estrella sea alemana, el cuartel general de su división de F1 se encuentra en Gran Bretaña. La sede se emplaza en Brackley, a diez minutos en coche del circuito de Silverstone, mientras que en Brixworth, a unos 30 kilómetros de allí, es donde nacen las potentes unidades de potencia de los coches de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas.

Desde hace un par de semanas, no obstante, la planta concentra todo su potencial en la fabricación de respiradores gracias a un acuerdo que vincula a su departamento técnico con especialistas del Colegio Universitario de Londres y enmarcado dentro del Proyecto Pitlane, que aglutina a los constructores británicos en un frente común para combatir la Covid-19. Se trata de una iniciativa similar a la que quiso llevar a cabo Ferrari con Siare Engineering, una empresa del norte de Italia que opera en el ámbito de la anestesia, las terapias intensivas y la reanimación.

Esta semana, Mercedes entregará al servicio de salud británico las primeras 10.000 unidades, aprobadas por la autoridad sanitaria pertinente después de ser testado en pacientes del hospital del propio Colegio Universitario de Londres. Con el campeonato en pausa y sin fecha de la primera parada del calendario a la vista, Brixworth ha dejado de producir unidades de potencia y ahora fabrica diariamente 1.000 respiradores, un elemento clave en la recuperación de los pulmones de los afectados por el coronavirus.

Exactamente, son un total de 40 las máquinas que habitualmente modelan pistones y turbocompresores y que ahora se encargaran de aliviar a muchos pacientes. El equipo técnico que se ha encargado de desarrollar este sistema pretende hacer público la metodología empleada para que otras compañías puedan subirse al carro y aumentar la producción. “Desde que se anunció el proyecto, recibimos un enorme número de consultas sobre nuestro respirador”, explica Andy Cowell, director del área de motores de Mercedes, en declaraciones a la página oficial del campeonato. “Es importante que las especificaciones de diseño y fabricación estén disponibles para que las empresas de todo el mundo puedan aumentar su producción en respuesta a la amenaza de la Covid-19”, remacha Cowell.

Lo más visto en...

Top 50