la crisis del coronavirus

El fútbol se enfrenta a un horizonte mercantil desconocido

Los clubes abordan un escenario insólito tras aprobar la FIFA que se puedan prorrogar los contratos que expiran el 30 de junio y contemplar nuevas ventanas de fichajes

Banega, con el Sevilla.
Banega, con el Sevilla.Gabriel Bouys

La FIFA oficializó este martes en un documento la batería de recomendaciones, ya avanzadas por EL PAÍS, para abordar las consecuencias de los problemas causados por la Covid-19 en cuestiones como las relaciones contractuales de los jugadores que finalizan sus compromisos el próximo 30 de junio y las nuevas fechas de apertura de las ventanas de fichajes. La intención de la FIFA es que el fútbol mundial ofrezca una respuesta en bloque y consensuada.

La prolongación de los contratos que expiran el 30 de junio hasta la nueva fecha de finalización de la temporada, dar prioridad al club de origen para extender la relación contractual cuando un jugador acabe contrato y ya haya firmado por otro equipo, a menos que se haya llegado a un acuerdo entre las partes, son algunas de las recomendaciones que recoge el documento. En esta situación, por ejemplo, se encuentra el todavía jugador sevillista Ever Banega, que finaliza su contrato el 30 de junio, y el Al-Shabab saudí ya ha anunciado su fichaje.

“Ojo con lo de prorrogar los contratos porque el decreto laboral español es claro al respecto. Habrá que firmar anexos para prorrogarlos siempre que el jugador esté dispuesto a ello y el club que lo haya fichado para la próxima temporada esté de acuerdo. Además, lo normal es que un jugador que acaba contrato y ya ha firmado con otro club exija cláusulas del tipo: ‘si me lesiono durante la prórroga del contrato, automáticamente me renuevas”, advierte Pedro Bravo, presidente de los agentes españoles.

El propio sindicato español de jugadores (AFE) ha criticado en un comunicado a la Federación Española de Fútbol por instar a que se sigan las recomendaciones de la FIFA: “Sobre la prórroga de los contratos de los/as futbolistas que finalizan el próximo 30 de junio, lamentamos que la RFEF pretenda hacer seguidismo de la FIFA, y asuma esta postura, la de prorrogar los mismos, porque se vulnerarían los derechos laborales de los y las trabajadores/as”, criticó AFE.

En cuanto a las ventanas de fichajes, el organismo mundial primero autoriza a que se aprueben “todas las solicitudes de ampliación de la fecha de finalización de la temporada actual” y, por consiguiente, “se aprobarán todas las solicitudes de ampliación o enmienda de los periodos de inscripción que no hayan comenzado, siempre y cuando su duración no supere el límite máximo de 16 semanas”.

Con este acotamiento temporal, la FIFA pretende evitar que los clubes grandes puedan fichar en cualquier momento de la temporada y disminuyan el potencial de los equipos con menos recursos económicos.

La FIFA también ha promulgado una excepción respecto a la inscripción de jugadores que se hayan visto afectados por la pandemia: “Un profesional cuyo contrato haya vencido o se haya rescindido a consecuencia de la Covid-19 tendrá derecho a ser inscrito por una federación miembro fuera del periodo de inscripción, con independencia de la fecha de vencimiento o rescisión”.

La limitación de las cesiones hasta ocho, que había sido aprobada por la FIFA en septiembre, también ha quedado derogada en el documento hasta que las circunstancias lo permitan. “Se trata de una situación insólita para el fútbol. Desde la Segunda Guerra Mundial no se producía una suspensión del fútbol federado como la que estamos viviendo en la actualidad”, dice la FIFA.

Las propuestas generarán un paisaje nuevo en el negocio de las transferencias de jugadores. “Primero afecta a los calendarios, porque la ventana de fichajes no se abrirá del 1 de julio hasta el 31 de agosto como hasta ahora, por lo que nos habremos saltado un mercado que aún no sabemos cuándo empezará a funcionar”, advierte José Antonio Martín Petón, director general de la agencia de representación Bahía Internacional. “Vamos a un mercado nuevo y desconocido porque los recursos no van a ser los mismos. Creo que no habrá fichajes de 100 millones de euros”, prosigue Petón. “Bueno, en épocas de crisis, siempre hay alguno que aparece con un Ferrari. Yo creo que habrá un poco de todo”, apunta Pedro Bravo, presidente de los agentes españoles.

La no limitación de las cesiones es una medida que, según un dirigente de un club español, “servirá para desahogarse cuando por las pérdidas no se puedan asumir los pagos de los contratos o no se puedan afrontar el pago de traspasos”. “Creo que se está hablando equivocadamente de un mercado de trueques por el tema de las cesiones. Claro que habrá más, pero porque también habrá que darle paso a los jugadores que vienen de abajo, pero en general habrá menos movimiento que otros años”, concluye Petón.

Principales puntos del documento FIFA

1. Contratos con una fecha de vencimiento próxima y nuevos contratos

- Si un contrato vence en la fecha de finalización original de la temporada, dicho vencimiento deberá prolongarse hasta la nueva fecha de finalización de la temporada.

- Si un contrato comienza en la fecha de inicio original de la próxima temporada, dicho comienzo deberá posponerse hasta la nueva fecha de inicio de la próxima temporada.

- En caso de que se produzca un solapamiento de temporadas o períodos de inscripción, y a menos que todas las partes acuerden otra cosa, se dará prioridad al club anterior para completar la temporada con su equipo original, a fin de salvaguardar la integridad de las ligas nacionales, las competiciones de las FM y las competiciones continentales.

Asimismo, con respecto a los acuerdos de transferencia internacionales, ya sea un traspaso permanente o una cesión:

- Sin perjuicio de las enmiendas recomendadas a las fechas de los contratos, toda remuneración pagadera por contrato antes de la fecha de inicio de un contrato deberá aplazarse hasta la nueva fecha de inicio de la próxima temporada o el primer período de inscripción.

2. Contratos que no se pueden cumplir como las partes habían previsto

“Resulta evidente que el brote de COVID-19 puede repercutir negativamente en el cumplimiento de contratos del modo en que estos habían sido originariamente previstos por las partes. Es probable que las partes no puedan cumplir con sus obligaciones contractuales, porque los jugadores y los entrenadores no puedan trabajar y los clubes no puedan ofrecerles trabajo”, dice el documento antes de las propuestas, que son las siguientes:

-Se insta firmemente a los clubes y a sus empleados (jugadores y entrenadores) a llegar a acuerdos colectivos adecuados en el ámbito de cada club o de cada liga, en relación con las condiciones de trabajo durante el periodo de suspensión de la competición a causa de la COVID-19.

-Solo se admitirán decisiones unilaterales de modificar contratos si se toman de acuerdo con la legislación nacional o si se trata de casos reconocidos por los convenios colectivos u otros mecanismos de negociación colectiva similares.

3. Ventanas de transferencia

-Se aprobarán todas las solicitudes de ampliación de la fecha de finalización de la temporada actual;

-Se aprobarán todas las solicitudes de ampliación o enmienda de los periodos de inscripción que ya hayan comenzado, siempre y cuando su duración no supere el límite máximo (es decir, 16 semanas) establecido en el RETJ;

-Se aprobarán todas las solicitudes de ampliación o aplazamiento de los periodos de inscripción que no hayan comenzado, siempre y cuando su duración no supere el límite máximo (es decir, 16 semanas) establecido en el RETJ;

-Se permitirá a las federaciones miembro modificar las fechas de la temporada y/o los periodos de inscripción, tanto a través del TMS (sistema de transferencias) como mediante notificación a la FIFA fuera de este sistema;

.Como excepción al art. 6, apdo. 1 del RETJ, un profesional cuyo contrato haya vencido o se haya rescindido a consecuencia de la COVID-19 tendrá derecho a ser inscrito por una FM fuera del periodo de inscripción, con independencia de la fecha de vencimiento o rescisión.

Por último en una batería de medidas adicionales, la FIFA pospone la limitación de cesiones que aprobó en septiembre “El 27 de marzo de 2020, el bureau consideró aplazar la entrada en vigor de estas nuevas disposiciones hasta que la situación actual en el mercado futbolístico internacional se haya clarificado. Se ha tomado una decisión definitiva al respecto y, por el momento, las nuevas restricciones de los préstamos no entrarán en vigor”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50