Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Firouzja aguanta la presión con altibajos en la 1ª jornada

El aún iraní, de 16 años, a un punto del líder con tres victorias brillantes, un empate y una derrota

Alireza Firouzja, este jueves, durante la primera jornada del Mundial de Rápidas en Moscú Ampliar foto
Alireza Firouzja, este jueves, durante la primera jornada del Mundial de Rápidas en Moscú

Era el día más difícil en la corta pero intensa vida de Alireza Firouzja: afrontaba una competición muy exigente dos días después de anunciar que reniega del Gobierno de su país, Irán, y busca otra nacionalidad. Sin embargo, el persa, de 16 años, tuvo momentos de gran brillantez en las cinco primeras rondas de las quince previstas en el Mundial de Rápidas de Moscú, donde compite bajo la bandera de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE).

Su padre, Hamidreza, ha logrado hasta ahora que Alireza no hable con periodista alguno, pero cabe preguntarse si también le habrá aislado de los miles de personas que le han mostrado su apoyo en las redes sociales. Entre ellas, la mejor jugadora de Irán, y 13ª del mundo, Sarasadat Jademalsharieh, de 22 años, quien, sin miedo aparente a represalias, ha dejado muy claro en un vídeo que apoya la decisión de Firouzja y que esta situación puede repetirse con otros ajedrecistas si las razones de fondo no cambian. Firouzja es el 2º deportista iraní en menos de cuatro meses que deserta de su país por negarse a obedecer la orden de perder por incomparecencia ante rivales israelíes. El primero fue el yudoca Saeid Mollaei, en septiembre.

Las tertulias en los pasillos durante los prolegómenos del Mundial de Rápidas y en los descansos entre rondas versaban principalmente sobre qué nacionalidad adoptará ahora Firouzja. Lo más lógico sería la francesa, dado que reside en Chartres desde el pasado junio. Pero no sería extraño que el mecenas estadounidense Rex Sinquefield le hiciese una oferta similar a la que convenció en los últimos años a Fabiano Caruana (jugaba con bandera italiana), Wesley So (filipina) o Leinier Domínguez (cubana), principales puntales hoy de la selección nacional de EEUU.

Sarasadat Jademalsharieh, durante el Abierto de Gibraltar, el pasado enero ampliar foto
Sarasadat Jademalsharieh, durante el Abierto de Gibraltar, el pasado enero

Mientras tanto, Firouzja rendía con altibajos: un empate gris para empezar frente al suizo Noel Studer; victoria convincente con destellos de ingenio ante el kazajo Anuar Ismagambetov; dos triunfos muy brillantes contra rivales de postín, el ucranio Antón Kórobov y el ruso Serguéi Kariakin; y una derrota inapelable ante otra joven estrella, el polaco Jan Duda, de 21 años. Eso le sitúa en el puesto 13 de 204 participantes cuando aún quedan diez rondas por jugar, a un punto de los líderes (Duda, Domínguez, Mamediárov, Hao Wang y Smirin) y a medio del principal favorito, Magnus Carlsen. A primera vista, es una actuación magnífica para un jugador de 16 años; pero es que hace un año, en el Mundial de Rápidas de San Petersburgo, a los 15, Firouzja era el líder tras la primera jornada, y terminó el 6º.

La gran pregunta es ahora si Firouzja tendrá la serenidad a prueba de bombas necesaria para rendir al más alto nivel durante cinco días consecutivos (tres del Mundial de Rápidas y dos del Relámpago) en los que el estrés normal de esas competiciones ya es tremendo. Él sufre otro adicional; si es capaz de soportarlo, ya no habrá duda alguna de que puede ser campeón del mundo a medio plazo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información