Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La España b aplasta a Kazajistán

Las jugadoras menos habituales consiguen la mayor diferencia de goles (27) de la selección en su historia en los Mundiales

españa kazajistan
Maitane Etxeberria, en una acción del partido contra Kazajistán. EFE

La cuarta victoria fue la más sencilla. De ello se encargó la España b, que confirmó el pase a la segunda ronda -algo que ya se daba por hecho tras el gran inicio de campeonato- con una aparatosa goleada ante Kazajistán (16-43). El parcial de la segunda parte (5-24) lo explica todo. Los 27 tantos de diferencia son la mayor renta de la selección femenina en su historia en los Mundiales. Una jornada de barbecho antes del importante duelo del próximo viernes contra Montenegro (7.00, Teledeporte). Un nuevo triunfo colocaría a las Guerreras en una posición inmejorable para llegar a semifinales, una cota que hace solo una semana parecía una utopía.

Kazajistán, 16 - España, 43

Kazajistán: Poliova; Pikalova (1), Alexandrova (1), Baranovskaya (1), Mariya Sitnikova (1), Abdikhamit (2) y Rejemetova (3) -equipo inicial- Aitenova (ps), Davydova (ps), Syzdykova (-), Valentina Sitnikova (-), Khardina (1), Seitkassym (-), Jumadilova (-), Abilda (3, 1p) y Pupchenkova (3)

España: Navarro; Etxeberria (4), Almudena Rodríguez (3), Arderius (5, 2p), Cabral (3, 2p), Sole López (2) y Eli Cesáreo (3) -equipo inicial- Zoqbi (ps), Marta López (10), María Núñez (-), Jennifer Gutiérrez (3.1p), Pena (2), Lara González (2), Alicia Fernández (3p), Ainhoa Hernández (1) y Mireya González (2)

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 2-6, 5-8, 7-11, 9-15 y 11-19 (Descanso) 12-24, 13-26, 14-31, 15-36, 15-39 y 16-43 (Final)

Árbitras: Elsaied y Elsaied (EGY). Excluyeron por dos minutos a Mariya Sitnikova (2), Abdikhamit y Rejemetova por Kazajistán; y a Mireya González, Jennifer Gutiérrez, Sole López y María Núñez por España.

Incidencias: Encuentro de la cuarta jornada del grupo C disputado en el General Gymnasium de Yatsushiro.

El siete inicial de Carlos Viver dejó claro que Kazajistán era el día para dar carrete a las jugadoras menos usadas. Silvia Arderius, inédita todavía en el torneo, Maitane Etxeberria, Sole López y Eli Cesáreo fueron de la partida. La acumulación de partidos y la inferioridad del rival eliminaban riesgos de un imprevisible gatillazo en el plan de dar descanso a la primera unidad. Y la realidad no le contradijo al entrenador. Gota a gota, la selección fue sumando y ampliando diferencias. Sin alardes y sin sustos.

España buscó en la primera parte sumar a la contra y por las alas. Lo primero lo consiguió casi siempre que pudo, pero lo segundo solo lo logró a medias. Por el extremo derecho encontró fácil los huecos, no así por el izquierdo. Sole López y Maitane Etxeberria, protagonistas principales de los diez minutos que desatascaron el engorroso duelo contra Senegal, corrieron suerte opuesta ante Kazajistán. La primera, ofuscada (ningún tanto hasta el descanso) y la segunda, efectiva (tres). Consolaba luego Shandy Barbosa a López en el banquillo en una imagen muy maternal.

No fue, en realidad, una cuestión personal, porque la tendencia se repitió después con sus relevos. Productiva Marta López desde la derecha (tres tantos) y sin huecos Jennifer Gutiérrez desde la izquierda. El pleno de aciertos desde los siete metros y un par de misiles de la zurda de Almudena Rodríguez le sirvieron a España para alcanzar el 11-19 al intermedio.

Estos primeros 30 minutos fueron lo más cercano a un partido competido en el gimnasio de Yatsushiro. En la segunda mitad, Kazajistán se abrió en canal, no dejó de cometer errores y España la torturó con una catarata de contragolpes. El 5-1 defensivo que ordenó Viver en la reanudación también ayudó al colapso de su rival. Las que habían sido sus máximas anotadoras hasta entonces (Abilda y Rejemetova, ambas con tres) se quedaron secas.

Nadie gozó más del festival que Marta López, que acabó la tarde japonesa con diez aciertos, siete ellos tras el descanso. La jugadora malagueña del Ramnicu Valcea llevaba ausente casi tres años de la selección tras debutar hace una década y colgarse dos medallas (un bronce olímpico y una plata europea) en la época dorada de las Guerreras. La grave pérdida por lesión de Carmen Martín a solo diez días del torneo la colocó en primera línea. No le fue tampoco mal a Arderius, que aprovechó su debut en el Mundial para sumar cinco goles, ni a Silvia Navarro, a la que dieron el MVP del encuentro por sus 15 paradas. Por la pista compareció en esta segunda parte Nerea Pena, para estirar las piernas principalmente, y guardó la ropa la pichichi española, Shandy Barbosa, que contra Kazajistán acumuló tres goles en el inicio.

El viernes, ante Montenegro, la guerra será otra. Ganar significa arrancar la segunda fase con cuatro puntos, todo un tesoro con las semifinales en el horizonte.

Resultados de la jornada

GRUPO B

Australia, 17 - Corea del Sur, 34

Alemania, 25 - Francia, 27

Dinamarca, 24 - Brasil, 18

GRUPO C

Kazajistán, 16 - España, 43

Montenegro, 27 - Rumania, 26

Hungría, 30 - Senegal, 20

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información