Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

Un Doncic soberbio se impone a Harden, Westbrook y los Rockets

El base esloveno de Dallas, con la impronta de las grandes estrellas, decide con 41 puntos y 10 asistencias (123-137)

Doncic lanza ante Rivers. Ampliar foto
Doncic lanza ante Rivers. AP

Luka Doncic está a un nivel superlativo. Decididamente ya no hay duda, se codea con las más grandes estrellas de la NBA. Lo demostró en un partido de alta exigencia, ante Houston, uno de los favoritos en la Conferencia Oeste, y ante dos jugadores que han sido MVP en 2018 y 2017 y entre ambos 15 veces All Star, James Harden y Russell Westbrook. Doncic fue el jugador del partido, el que propulsó a Dallas hacia un triunfo contundente: 123-137.

La forma en que Doncic manejó los hilos del juego en el Toyota Center de Houston fue la de los más grandes. Su poder desequilibrante se traduce en muchos aspectos. Por segunda vez en su incipiente carrera en la NBA, en la que a sus 20 años apenas lleva algo más de una temporada, superó la barrera de los 40 puntos. Fueron 41 en 34 minutos de juego, solo uno menos que el tope que estableció hace una semana en un partido ante San Antonio Spurs.

El partido en Houston deparaba un duelo muy esperado entre Doncic y Harden, el máximo anotador esta temporada, como ya lo fue en las dos anteriores. Doncic ganó ese duelo. Porque sumó esos 41 puntos en 34 minutos, aunque lanzó más que nunca, 29 tiros de campo, de ellos 14 triples, de los que anotó 5, y también de 6 de tiros libres en ocho lanzamientos. Y, además de dirigir a su equipo, sumó 10 asistencias, 6 rebotes, 2 robos de balón, 1 tapón y 6 pérdidas. Ni Tucker, ni House, ni Rivers, a los que Mike D’Antoni fue relevando con el encargo de intentar frenarle, pudieron con él. Promedia casi un triple doble esta temporada: 30,6 puntos, 10,1 rebotes y 9,8 asistencias. Y es el cuarto jugador desde la temporada 1983-1984 que enlaza cuatro partidos con al menos 30 puntos y 10 asistencias, tras Michael Jordan, Harden y Westbrook.

Harden rozó el triple doble en el encuentro ante los Mavericks, con 32 puntos, 11 asistencias y 9 rebotes. Pero solo anotó 2 de los 15 triples que lanzó y también perdió 6 balones. Y, además, no consiguió que su equipo se viera dominado de principio a fin y con una defensa puesta en entredicho por los Mavericks, que anotaron 45 puntos en el primer cuarto y que sumaban 78 al descanso, por solo 60 de los Rockets, que notaron la ausencia del lesionado Eric Gordon.

Los Mavericks llegaron a dominar en más de una ocasión por 20 puntos. Tampoco Russell Westbrook pudo propulsar a los suyos, que acumulan tres derrotas seguidas y se ven superados por Dallas en la clasificación del Oeste. Westbrook cerró con 27 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias. Y Clint Capela añadió 21 puntos y 22 rebotes. Pero no fue suficiente, sobre todo porque la defensa de los Rockets se vio superada una y otra vez no solo por Doncic, sino también por Hardaway, con seis triples y 31 puntos, Kristaps Porzingis, con 23 puntos y 13 rebotes, y Finney-Smits, con 12 puntos y 10 rebotes. Los Mavericks refuerzan, con su quinta victoria seguida, su candidatura a clasificarse para los playoffs y a estar entre los mejores equipos de la Conferencia Oeste.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información