Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Osaka, ni título ni trono

La última campeona en Nueva York cae frente a Bencic (7-5 y 6-4) y pierde el número uno en favor de la australiana Barty, que vuelve a ldierar el circuito un mes después de ceder el mando a la japonesa

Osaka sirve en el partido contra Bencic.
Osaka sirve en el partido contra Bencic. AFP

Definitivamente, Naomi Osaka no quiere ni ver en pintura a Belinda Bencic. Tres veces se han encontrado ambas esta temporada, en Indian Wells, Madrid y Nueva York, y en las tres se ha impuesto la suiza, que en el cruce de octavos en Flushing Meadows venció por 7-5 y 6-4, y por lo tanto despachó a la última campeona para firmar su mejor registro en un grande. Se fue la japonesa (21 años) y la derrota le costó además el número uno, de nuevo en posesión de la australiana Ashleigh Barty (23), que pese haber perdido el día anterior volverá a sentarse en el trono del circuito femenino solo cuatro semanas después de habérselo entregado a la nipona.

Se va Osaka antes, quizá, de lo previsto dado el rendimiento en los tres partidos previos. Decía que por fin se había desencadenado de la presión, que las dudas del último medio año se habían disipado, pero cierra el curso en los grandes con una decepcionante despedida. “Es el mejor torneo que he jugado desde hace tiempo”, interpreta en positivo. “¿Qué ha aprendido? Siento que he crecido. Ahora no debo ponerme excesiva presión encima por un solo partido. Siempre hay por delante otro torneo”, manifestó, tratando de pasar página rápido y enfocarse en la gira asiática del otoño.

Sella así Osaka un periplo anual de vértigo. En Nueva York se presentó al mundo a lo grande, en aquella noche de furia de Serena Williams que todavía colea –el juez Carlos Ramos (“no sé quién es ese…”) no puede arbitrar partidos en los que estén ella ni su hermana Venus–; después enlazó su segundo Grand Slam consecutivo en Melbourne y se adivinaba un ciclo dominador, hasta que rompió con su antiguo preparador, el alemán Sascha Bajin, y comenzó a descomprimirse porque la tensión le podía y la situación se le hizo demasiado grande.

Abrió el 2019 como un tiro y en ese punto su tenis perdió la ebullición. En Roland Garros cayó en la tercera ronda y en Wimbledon se estrelló el primer día, contra Yulia Putintseva. A partir de ahí, trató de elevar el vuelo y aterrizó con buenas sensaciones en Flushing Meadows; fue evolucionando bien, dejando además un fotograma ejemplar en el triunfo sobre la quinceañera Cori Gauff, pero Bencic (22) le abordó con decisión (10/10 en la red) e interrumpió su progresión. En el otro pulso matinal, la croata Donna Vekic batió a la alemana Julia Goerges por 6-7, 7-5 y 6-3.

RESULTADOS. LUNES 2 DE SEPTIEMBRE

CUADRO MASCULINO: Rafael Nadal, 6-3, 3-6, 6-1 y 6-2 a Marin Cilic; Gael Monfils, 6-1, 6-2 y 6-1 a Pablo Andújar; Diego Schwartzman, 3-6, 6-2, 6-4 y 6-3 a Alexander Zverev; Matteo Berrettini, 6-1, 6-4 y 7-6 a Andrey Rublev.

CUADRO FEMENINO: Belinda Bencic, 7-5 y 6-4 a Naomi Osaka; Donna Vekic, 6-7, 7-5 y 6-3 a Julia Goerges; Elise Mertens, doble 6-1 a Kristie Ahn; Bianca Andreescu, 6-1, 4-6 y 6 -2.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información