Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge Lorenzo: “Tuve dudas sobre mi carrera”

El piloto balear regresa en Silverstone y trata de justificar sus contactos con Yamaha y Ducati aún teniendo contrato con Honda

Jorge Lorenzo, con su equipo en el box.
Jorge Lorenzo, con su equipo en el box. efe

A Jorge Lorenzo le gusta divulgar sus logros y hazañas y, para hacerlo, se sirve de las redes sociales con destreza. Es recordado el vídeo que colgó meses después de lograr su segundo mundial de MotoGP, donde exhibía su mansión de cuatro habitaciones, cinco baños, dos jacuzzis y una inmensa piscina, en la que descansaban un grupo de chicas en bikini. En las últimas semanas, mientras preparaba su regreso a las carreras tras la caída que sufrió en Assen a finales de junio, el piloto mallorquín ha colgado en su Instagram fotos entrenando y otras imágenes donde aparece con poses de modelo y en actitud relajada.

En el mundo real, Lorenzo es más reacio a dar detalles. Al mallorquín se le esperaba este jueves en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Silverstone para interrogarle sobre los escarceos que ha tenido con Ducati-Pramac y Yamaha-Petronas para buscarse una moto que le permitiera abandonar Honda a finales de esta temporada. Lorenzo y HRC tienen sellado un acuerdo hasta finales de 2021 pero los pésimos resultados del tres veces campeón de MotoGP a lomos de una Honda han agitado sus inquietudes y durante días estuvo llamando a la puerta de otros garajes para buscar una alternativa que le devuelva la competitividad perdida. "Tuve dudas sobre mi carrera", admitió el piloto, de manera escueta en la rueda de prensa oficial, antes de eludir el habitual contacto de los pilotos con los medios españoles que siguen el Mundial. Honda aseguró que había sido decisión de la dirección de la escudería evitarle a su piloto el cara a cara con la prensa. "Cuando uno es un campéon, lo es a las duras y a las maduras", le afeó Marc Márquez.

Lorenzo se ha perdido las cuatro últimas citas y sostiene que la grave caída que tuvo en los entrenamientos de Assen, y otro trompazo previo en los tests del Circuit de Cataluña, le provocaron sensaciones que "nunca antes había tenido". Sufrió una lesión en las vértebras y la cabeza se le llenó de nubes. "Me hice daño y empecé a tener dudas, es normal", justificó el piloto en Silverstone. Sostiene que las inquietudes crecieron en paralelo a las complicaciones que sufría durante la rehabilitación, "las dos primeras semanas fueron difíciles porque no me recuperaba". En la última carrera, hace quince días en el circuito austriaco de Spielberg, la tensión superó el box del Repsol-Honda y alcanzó el de Ducati-Pramac. Jack Miller arremetió directamente contra Lorenzo acusándole de estar entrometiéndose y de frustrar su renovación. Entonces, HRC le exigió a Lorenzo una respuesta inequívoca para fulminar la rumorología. "Llamé a Alberto (Puig, manáger de HRC) y a Honda y les dije que estaba plenamente comprometido", aseguró este jueves Lorenzo. El balear mantiene que le sigue motivando el "desafío" que supone ganar con Honda, tras haberlo hecho en el pasado con Yamaha y con Ducati. "Si somos pacientes, los resultados llegarán", zanjó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >