Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

David Blatt anuncia que padece esclerosis múltiple

El actual entrenador de Olympiacos y ex preparador de Cleveland Cavaliers seguirá al frente del conjunto griego esta temporada

David Blatt
David Blatt junto a Lebron James, cuando eran entrenador y jugador de Cleveland Cavaliers. AP

David Blatt, entrenador estadounidense de baloncesto de 60 años y actual preparador de Olympiacos, padece esclerosis múltiple. En un comunicado difundido por el equipo griego, el que fuera técnico de Cleveland Cavaliers y finalista de la NBA en 2014, explica que el diagnóstico se produjo "hace unos meses". Blatt, que atesora numerosos títulos tanto a nivel europeo (Euroliga con Maccabbi Tel Aviv en 2014 o Eurocup con Darussafaka en 2018) como nacional (ha ganado liga y copa en Italia e Israel) y también a nivel de selecciones (ganó el Eurobasket 2007 con Rusia), arranca su misiva así: “A veces tu vida te arroja cosas que, de hecho, no tienen explicación, significado o razón. Estos son los momentos que te obligan a reconocer que tienes que tomar decisiones que pondrán a prueba tu verdadero carácter".

La carta, titulada "Blatt desde el corazón", apunta que mientras sea posible el entrenador no renunciará a nada y seguirá al frente de Olympiacos. "Hace unos meses me diagnosticaron esclerosis múltiple progresiva primaria. Esta enfermedad tiene muchas formas y se manifiesta de diferentes maneras en cada persona. Es una enfermedad auto inmune". Tras un primer impacto en el que Blatt reconoce haberse sentido "abrumado", decidió que no iba dejar el baloncesto. Su postura, explica, es la de hacer todo lo posible por "adaptarse".

"Analicé la metodología de entrenamiento de baloncesto en términos de cómo resolver y superar las dificultades. Mi proceso tiene tres pasos: 1, ¿cuál es el problema?; 2, ¿por qué sucedió?; y 3, ¿cómo lo arreglamos?", detalla. A la primera pregunta, Blatt responde: "La fatiga, el equilibrio y la fuerza son problemas reales para mí. He comenzado un entrenamiento especial, así como ejercicios de natación y acuáticos, para mejorar mi condición física". Sobre la segunda, el entrenador de Olympiacos reconoce que no se sabe el motivo por el que uno sufre esa enfermedad. "Como no hay razón específica, lo que queda es aceptar lo que es y centrarse en mejorar". Respecto a la última cuestión, Blatt apela al "trabajo" diario y dice huir de los malos sentimientos. 

"Es fácil caer en la depresión y el letargo físico. Esta batalla es real, continua e ininterrumpida, ya que no hay cura", reconoce. "Hay que olvidar el por qué ha pasado porque no es una pregunta que pueda responderse. Hay que centrarse en las secuelas".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información