Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Roig: “No jugar lunes y viernes será un desastre, una ruina”

El juez decide este miércoles sobre los horarios de las tres primeras jornadas. El presidente del Villarreal y portavoz oficioso de la patronal explica las consecuencias que tendría jugar solo sábados y domingos

Fernando Roig
Fernano Roig, presidente del Villarreal. NurPhoto via Getty

Fernando Roig Alfonso (Valencia, 72 años) es presidente del Villarreal y, como empresario, es dueño de Pamesa y accionista de Mercadona. Al otro lado del teléfono, se le aprecia preocupado por el conflicto sobre los horarios que dirimen LaLiga y la Federación de Fútbol. “Cuando el Villarreal descendió a Segunda División, yo arriesgué mi patrimonio bajo unas condiciones y unos contratos que ahora se pretenden cambiar”, esgrime.

Pregunta. Un juez decide este miércoles si LaLiga debe ajustarse al calendario y a los horarios fijados por la Federación, sin los lunes y los viernes, o al propuesto por la patronal. ¿Cómo se ha llegado a esta situación?

Respuesta. Realmente no sé, lo que sí sé es que con los acuerdos de los últimos cuatro años todo ha sido muy positivo para el fútbol español y para el deporte en general, incluido el minoritario. Hemos mejorado el fútbol y se han pagado las deudas. No entiendo que tras algo que está funcionando bien a través de un real decreto, que se aprobó sin ninguna oposición en el Congreso, se haya llegado a esto. Cuando las cosas funcionan bien no hay que cambiarlas. Hemos estado trabajando con unos contratos y sería un desastre y una ruina que no se cumplieran y no se pudiera jugar los lunes y los viernes. Cuando se establecieron las bases de los concursos, la Federación era conocedora de la situación porque estaba en el órgano de control del real decreto y no se opuso. No pueden cambiar las condiciones.

P. ¿Tienen claro que de rebajarse los ingresos por no jugar los lunes y los viernes descenderían las ayudas a otros deportes?

R. Por supuesto. Lo primero es que no podríamos cumplir con los compromisos adquiridos con nuestros jugadores, ni después con las ayudas a otros deportes. Sería un auténtico desastre porque los contratos están para cumplirse. Todo lo que ha mejorado el fútbol español en los últimos años se echaría por la borda. LaLiga tiene firmados más de 60 contratos en todo el mundo y gracias a ello se ayuda al fútbol femenino, al deporte minoritario... En el Villarreal, de nuestros ingresos, destinamos alrededor de un millón de euros para ayudar a mejorar el baloncesto, el fútbol sala y el balonmano de Castellón.

P. La Federación defiende que la competencia de los horarios le corresponde.

R. En estos cinco años desde LaLiga hemos marcado los horarios. Para poder pasar de los 600 millones de euros que valían los derechos de televisión de LaLiga en 2014 a los 2.300 que valen ahora ha habido que hacer este tipo de franjas horarias y días, que han sido beneficiosas para el fútbol, para el deporte y también para la Federación, cuyos ingresos se han triplicado. Los árbitros cobran el doble de lo que cobraban antes. La Premier League comienza esta semana con un partido el viernes y no pasa nada.

P. ¿Pero por qué la Federación insiste en que esas competencias son suyas?

R. Yo soy el presidente más antiguo de los de Primera y Segunda División. Desde 1997 he vivido de todo. ¿Cuántas denuncias hay ahora de los jugadores por impagos y cuantas había antes? Pregúntele al presidente de la AFE [era Luis Rubiales] durante 2010, 2011, 2012 o 2013 cuántas denuncias había. Si lo que pretende es que el fútbol español no vaya bien pues qué le vamos a hacer. El fútbol paga a Hacienda todos los años 1.300 millones de euros, la deuda de 750 millones de euros que teníamos en 2012 está controlada y en poco tiempo quedará saldada. ¿Qué más podemos pedir? ¿En qué perjudica el jugar los lunes o los viernes?

P. Los aficionados se quejan.

R. Hemos establecido el calendario para que ningún equipo juegue de local más de dos lunes. De 38 jornadas, serán 24 en las que habrá partidos los lunes. En el Villarreal hemos hecho un esfuerzo en los abonos, el joven, que antes era hasta los 15 años, ahora es hasta los 25. Por 45 euros van a poder ver toda la temporada. Es verdad que el aficionado representa el 123% del apoyo moral, de la ilusión... pero económicamente es el 3% o el 4% de los ingresos que necesita el Villarreal. Tenemos unos compromisos que cumplir. Yo se lo explico a mis aficionados y lo entienden.

P. ¿Pero entiende que haya ese rechazo de los aficionados?

R. Puedo entender que un partido un lunes a las nueve de la noche sea incómodo... Pero ¿qué le digo al aficionado, que tengo que multiplicar el precio de su abono por 20 para cubrir el presupuesto? Eso es imposible, la economía española no lo permite. Es un sacrificio de dos partidos al año lo que pedimos.

“Dejemos la incertidumbre para los políticos”

“Con el real decreto hemos conseguido que la diferencia entre los clubes que más cobran y los que menos por los derechos de televisión pase de una proporción de 12 a 1 a 3,5 a 1”, defiende el presidente del Villarreal, Fernando Roig, para explicar lo que considera que ha sido una de las grandes ventajas del modelo de venta de los derechos de retransmisión del fútbol. El conflicto desatado ha puesto en alerta a los operadores televisivos, que se plantean denunciar los contratos para pedir indemnizaciones o rebajar las cantidades pagadas a los clubes. También muestra su preocupación por esta arista: “Toda incertidumbre crea ansiedad, ahora estamos viendo lo que sucede con EE UU y China, o lo que pasa en España al no tener Gobierno, no es bueno para la economía. Encuentro inadmisible que los políticos no lleguen a un acuerdo, pero en el fútbol español debemos hacerlo. No creemos incertidumbre, dejémosla para los políticos”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >