Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera ‘pole’ para Verstappen

Tras imponerse en dos de las últimas tres carreras, el holandés de Red Bull arrancará el primero en Budapest

Max Verstappen, tras lograr la pole en Hungría.
Max Verstappen, tras lograr la pole en Hungría. EFE

Qué mejor forma de celebrar el gran momento que atraviesa Max Verstappen que con la consecución de la primera ‘pole position’ de su trayectoria en la Fórmula 1. El holandés, un talento de esos que aparecen muy de vez en cuando y que son capaces de poner patas arriba el statu quo establecido, acumulaba siete victorias y una ristra de plusmarcas de precocidad en su hoja de servicios, pero hasta este sábado en Budapest aún no había podido colocar su coche en la primera plaza de una parrilla de salida. Probablemente, porque nunca hasta ahora había tenido un coche suficientemente afilado como para ello, habida cuenta del dominio de Mercedes en la era híbrida y de la fuerza de Ferrari en según qué circunstancias. Sin embargo, la inercia que sigue el equipo del búfalo rojo y su diamante en bruto supone una brizna de esperanza para aquellos que todavía creen que el Mundial está abierto. El resultado en Hungaroring, al menos, apunta en esa dirección.

Si había un circuito en el calendario en el que un Red Bull podía completar una vuelta lanzada antes que nadie, este era el de Budapest, también conocido como el segundo Mónaco; una pista en la que la carga aerodinámica manda sobre la potencia, el que probablemente es el parámetro más decisivo en la F1 contemporánea. Después de la machada en Spielberg, donde llevó a cabo una frenética escalada para terminar pasando por encima de Charles Leclerc, y del ejercicio de control de la semana pasada en Hockenheim, el chico de Hesselt se sacó de la chistera un giro de vértigo que le permitió superar a los dos Mercedes y los dos Ferrari. Carlos Sainz, por su parte, saldrá el octavo, justo por detrás de Lando Norris, su vecino de taller en McLaren.

En ocasiones, las estadísticas son solo eso. En otros casos, dicen mucho. Que a sus 21 años Verstappen lleve cinco temporadas en el campeonato explica el nivel que ha adquirido el chaval, demasiado temperamental hasta este curso pero ahora en su punto justo, agresivo pero no alocado, siempre rudo e inasequible al desaliento. Ha esperado mucho para esta primera ‘pole’ y a pesar de eso –se convierte en el corredor número 100 en la historia en adjudicarse una– se coloca como el cuarto más joven en conseguirlo. Las nueve décimas que le sacó a su compañero de equipo (Pierre Gasly) en su mejor tentativa son la radiografía más fiel de la diferencia que hay entre ellos y a favor de Mad Max, que este domingo (15:10 horas, Movistar Fórmula 1) deberá encontrar la forma de no quedarse clavado en la salida, el que probablemente es el punto más débil del prototipo energético en estos momentos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >