Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça cierra el fichaje de Junior

El club azulgrana se hace con el lateral izquierdo del Betis por un fijo de 18 millones este año más siete el próximo

junior firpo barcelona
Junior celebra un gol al Barcelona. EFE

El Barcelona y el Betis han cerrado el traspaso del lateral izquierdo Junior al conjunto catalán. Ernesto Valverde tendrá así futbolista que quería para hacerle competencia a Jordi Alba a cambio de 25 millones de euros (un fijo de 18 este año más siete el próximo). Además, se contemplan otros cinco millones en variables. Junior pega un salto en su trayectoria apenas un año y medio después de haber debutado en Primera y tras proclamarse el pasado mes campeón de Europa sub 21 con la selección española. El zaguero se convierte en el cuarto fichaje de la actual temporada tras los de Neto, De Jong y Griezmann.

La historia de Junior comienza cuando los técnicos del Betis se quedaron asombrados en la última jornada de la temporada 2013-14. El Puerto Malagueño visitaba la ciudad deportiva del conjunto andaluz y el primer equipo juvenil verdiblanco sufrió las acometidas de un lateral izquierdo de enormes prestaciones. Junior Firpo (Santo Domingo; 1996) fue fichado por el Betis y comenzó una carrera que le ha llevado a acabar en el Barcelona. Junior emigró con su familia siendo un niño de la República Dominicana. Su padre insistió en que jugara al fútbol como un método de integración. A Junior no le gustaba un deporte que le era extraño en su niñez caribeña. La insistencia de su padre, madridista acérrimo, ha acabado por cambiarle la vida.

“A mí me bastaron dos entrenamientos para darme cuenta del tremendo potencial de Junior. Tiene la mejor virtud posible en un futbolista de élite como es la de tener una cabeza muy bien amueblada. Es el artista que se crece a medida que actúa en un escenario mayor. Lo hará bien en el Barcelona, sin duda,”, aclara José Juan Romero, ahora en el Ceuta y entrenador de Junior en el Betis Deportivo, filial del conjunto bético. “Además de su madurez mental, tiene potencia, velocidad, va bien por arriba, algo importante en un lateral, y excelente golpeo de balón. Incluso tiene gol”, añade Romero.

Junior fue puliendo en el filial lo que Romero denomina “desconexiones”. De vez en cuando perdía la marca y era sorprendido por los rivales. “Cuando Setién me preguntó por él para el primer equipo ni lo dudé. Era el momento de dar el salto y, curiosamente, ha tenido la virtud de aprender para no cometer en el primer equipo del Betis los errores que tenía conmigo. Yo creo que en el filial iba sobrado”, resalta Romero.

Junior debuta con el primer equipo del Betis el 12 de febrero de 2018 en Riazor. Da el pase de gol a Loren que supone el triunfo andaluz. Una semana después, da otro pase de gol en el choque frente al Madrid. Quique Setién decide quedárselo en la primera plantilla. “Es un futbolista con un potencial enorme. Ha tenido en estos dos años conmigo algunos altibajos, pero es algo normal por su juventud y el enorme salto que ha dado desde Tercera División para competir en un equipo como el Betis”, señala el propio Setién. “Hay algunos aspectos donde ha sufrido, como los conceptos defensivos y adaptarse al rigor y a la disciplina de la élite, pero ha evolucionado una barbaridad. Y lo ha hecho porque es inteligente y progresa cada día”, certifica Setién.

Por eso Junior, recién proclamado campeón de Europa sub 21 con la selección, está cada vez más cerca de cumplirle la promesa que le hizo a José Juan Romero en el filial bético. En la primavera de 2016, la Federación de la República Dominicana se puso en contacto con Junior para convocarlo para el equipo absoluto caribeño. Junior le pidió consejo a su entrenador y Romero le dijo que esperara porque en poco tiempo iba a ser convocado por la absoluta de la selección española. Junior le prometió a Romero su primera camiseta con la absoluta de España.

“Tiene capacidad para progresar y en un grande como el Barcelona lo hará sin duda. Es un lateral que sabe dar pases cuando llega y no centros, pues no es lo mismo. Es muy fuerte físicamente y tiene una gran calidad”, corrobora Setién, el técnico que lo hizo debutar en Primera. El cántabro incluso ha utilizado a Junior como central zurdo, donde se ha desenvuelto bien gracias a su predisposición para aprender, lo que aumenta su polivalencia.

Junior ha sido padre recientemente y compañeros veteranos como Joaquín o Guardado han contemplado con buenos ojos el crecimiento futbolístico y mental de un futbolista que ha madurado una barbaridad en este año y medio en el que le ha cambiado la vida. Ahora, en el Barcelona y con tan solo 22 años, el niño al que no le gustaba el fútbol le disputará el puesto a uno de los mejores laterales izquierdos del mundo, Jordi Alba.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información