Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esperando a Eden Hazard

El Madrid aguarda la puesta a punto del belga, único de los recién llegados con un puesto fijo para Zidane, para empezar a mejorar su imagen tras los siete goles del Atlético

Hazard, durante el partido del Madrid ante el Bayern.
Hazard, durante el partido del Madrid ante el Bayern. Getty

Antes de viajar a Rusia para disputar el que sería su segundo Mundial con Bélgica, Eden Hazard (La Louvière, 28 años) se sometió a una ristra innumerable de entrevistas y actos publicitarios en los que tanto periodistas como aficionados le lanzaron todo tipo de preguntas. Una de ellas se centró en la alimentación. ¿Qué debe comer un futbolista aficionado para alcanzar la forma física de uno profesional?, le cuestionaron. “Un poquito de todo. No se trata de comer solo espaguetis o cosas así... Puedes comer lo que quieras, solo que no en mucha cantidad”, respondió el jugador, entonces en el Chelsea.

Durante su presentación en el Santiago Bernabéu el 14 de junio, Hazard, el fichaje más caro de la historia del Madrid (120 millones de euros), lució un traje gris marengo entallado, muy elegante, del que solo se liberó para vestirse de corto y saludar a los más de 50.000 aficionados que le acompañaron en las gradas. Los comentarios alrededor de su figura fueron muchos, y casi todos auguraban una necesaria puesta a punto en la pretemporada para alcanzar una mejor relación de su masa muscular alrededor de los 175 centímetros que delimitan su estatura.

Este cuestionamiento fisiológico no es nuevo para el belga, que desde que despuntó en el Lille en 2008 se ha sometido al escrutinio público verano tras verano, también en Inglaterra, donde incluso sus compañeros en el Chelsea llegaron a bromear respecto al aspecto de su cintura. Su rendimiento acalló los rumores sobre su supuesto sobrepeso.

Bale y Courtois no viajan a Alemania

A pesar de haber participado ante Arsenal y Atlético, y sin que se haya resuelto todavía su marcha del equipo, Gareth Bale volvió a quedarse fuera de la convocatoria que completó Zinedine Zidane para los próximos dos partidos que disputará el Madrid en Alemania. El galés, cuya salida a China ha sufrido un bloqueo de última hora, no estará esta tarde en el Allianz Arena ante el Tottenham, su exequipo, ni frente al ganador del Bayern de Múnich-Fenerbahçe, el miércoles.

Tampoco han entrado en la lista de 24 jugadores los recién llegados Militão, Casemiro y James Rodríguez, ni Courtois, por lesión. Según comunicó ayer el Madrid a través de un parte médico, el portero belga sufre un esguince de grado II en el tobillo izquierdo, sin especificar el tiempo de baja. El canterano Altube completa la tripleta bajo palos junto a Navas y Lunin.

El problema para el belga es que la mala imagen del Madrid a lo largo de la pretemporada (una victoria, por penaltis, en tres partidos), ha adquirido tintes dramáticos con la sonrojante goleada encajada ante el Atlético en el último encuentro (3-7), y ha fulminado de golpe la ilusión que despertó la llegada del último galáctico, heredero de la pompa tanto deportiva como anímica del exlíder Cristiano Ronaldo.

Sus actuaciones ante Bayern, Arsenal y Atlético tampoco han resultado todo lo estimulantes que se esperaba. Acostado en la banda izquierda, el belga, único de los seis fichajes del verano con un puesto fijo en el once de Zidane, sí ha dado muestras de su enorme calidad técnica, además de una notable visión de juego, pero todavía no se ha estrenado como goleador, quizás su punto menos fuerte. En los 649 partidos oficiales que ha disputado a lo largo de su carrera ha marcado 190 goles (0,29 de media).

De carácter risueño, no es difícil verle reírse durante los entrenamientos, y aseguran en el club que su encaje en el vestuario ha sido inmediato —“gente como él son de otra pasta”—, y que su relación con la institución ha sido “amable y educada” desde el primer momento. Apasionado de la NBA y los coches deportivos, Hazard, casado y con tres niños, hijo de padre y madre futbolista, y con tres hermanos también jugadores, ha reconocido públicamente su predilección por Zidane como ídolo, pero también que es gran un admirador de Juan Román Riquelme.

“Amable y educado

“No es el tipo de jugador que esté dispuesto a sacrificarse al 100% por el equipo y sus compañeros”. Esta crítica, la más contundente que haya recibido nunca, la realizó José Mourinho en 2015, en su segunda estancia en Stamford Bridge, después de que el belga pusiera en cuestión el esquema de juego del Chelsea. No hay constancia de que ningún otro entrenador le haya señalado nunca de esta forma. “Estoy seguro de que puede liderar el proyecto del Madrid”, le reconoce Robert Martínez, seleccionador de Bélgica, donde es la referencia indiscutible de la generación dorada, tercera en el último Mundial.

Este martes frente al Tottenham (18.00, RMTV, Telemadrid) en el Allianz Arena de Múnich, donde el Madrid disputará el primero de los dos partidos programados en la Audi Cup, Hazard volverá a ocupar el costado izquierdo del ataque. Zidane no alberga dudas sobre su rendimiento y confía en que de su sintonía con Benzema se beneficien ambos jugadores para ir sumando goles.

“Quiero impresionarlos a todos. A mis compañeros, al entrenador y a los aficionados”, dijo el jugador en una de las pocas entrevistas que concedió en Montreal. De su rendimiento en cada partido depende que las dudas sobre él pierdan peso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información