Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COPA AMÉRICA ANÁLISIS i

Respeto para Gareca y tiempo para Scaloni

Es momento de apoyar al técnico de Argentina, sobre todo después de que asumiera el cargo en un momento crítico del que no sólo ha salido, sino que además ha llevado adelante una renovación

Respeto para Gareca y tiempo para Scaloni
EFE

Hay quien piensa que, cuando se gana un torneo, la victoria se repetirá todos los años. Y es al contrario: vences y cuesta mucho volver a vivir esa experiencia. Por ese motivo, siempre le digo a mis futbolistas que, cuando existe la oportunidad de jugar finales, deben disfrutarlas. Empleé esas mismas palabras hace tres años, cuando conquistamos la Copa América Centenario con Chile. Gracias a esa victoria llenamos de tal forma las calles de Nueva York que nuestros aficionados tuvieron que esperarnos durante horas hasta que llegamos al hotel. Me gustaría pensar que algún compañero de banquillo recuperó mi discurso.

Tal vez Ricardo Gareca. ¿Cómo no identificarme con El Flaco? Soy un gran defensor de su estilo. Ahora ha trascendido internacionalmente tras dotar a Perú de una identidad propia, de un sello que le ha permitido dar un salto de calidad, como se ha visto en su clasificación para la final de la Copa América. Sin embargo, sus logros no vienen de ahora. Cuenta con una trayectoria intachable en Argentina que todos le reconocemos, y que le llevó a ganar títulos con Vélez Sarsfield y Universitario de Deportes con un juego muy sólido. No es un desconocido como podría pensarse erróneamente. Es de justicia reconocer su gran talento, aunque confieso que me ha ido bien contra él: con San Lorenzo conseguimos el Torneo Inicial en la cancha de Vélez en la última jornada de 2013, y cuando entrenaba a Universidad Católica de Chile le eliminamos de la Copa Libertadores.

La figura de Gareca ha puesto en valor a los entrenadores argentinos. En los últimos años hemos firmado notables actuaciones, con referentes como José Pékerman, Gerardo Martino, Jorge Sampaoli, Eduardo Berizzo y Gustavo Quinteros, entre otros. La clave de este éxito reside en que tenemos una gran escuela, porque competir y dirigir en nuestro fútbol entraña dificultad al ser una liga mucho más competitiva que en el resto de la zona. Eso te da un plus a la hora de preparar a otras selecciones.

Tras su fenomenal Copa América [derrota en la final por 3-1 ante Brasil], se habla de si Gareca merece ser el próximo seleccionador argentino. Desde mi punto de vista tiene cualidades, por supuesto, pero soy partidario de valorar y respetar al máximo a Lionel Scaloni. Es momento de apoyarlo, sobre todo después de que asumiera el cargo en un momento crítico del que no sólo ha salido, sino que además ha llevado adelante una renovación que espero que se consolide. Hará falta tiempo, como pide Leo Messi. Eso sí, el defecto del fútbol argentino es la impaciencia. Quiere resultados inmediatos. Por eso no hay espacio para elaborar y aplicar ideas. Es una reclamación del capitán, pero también de todos. Aun así, a la hora de la verdad hay una contradicción, como se ha visto hace poco con la falta de predisposición de algunos clubes para ceder a jóvenes para los Juegos Panamericanos. De esa manera no se puede planificar y tener proyectos duraderos. Al menos, se ha dado un paso al frente en esta Copa América cuando los jugadores confiesan que se ha formado un grupo. Van a salir fortalecidos.

Es una lectura positiva tras una competición en la que no hubo un referente, un equipo con una superioridad arrolladora. El nivel de los futbolistas de Brasil le permite hacer buenos partidos como el de la final, donde tuvo buenos pasajes en los que alcanzó ese nivel que uno espera de una selección como la suya. Habrá que ver si va a ser una constante que la campeona juegue así, más sólida y menos espectacular, aunque cuenta con una generación con una visión de juego y despliegue físico excelentes. Con todo, hace tiempo que opino que es cada vez más difícil ver partidos demasiado vistosos. ¿Por qué? La intensidad y el esfuerzo físico de los futbolistas hará que sea muy complejo ver situaciones claras como en épocas anteriores. Y eso se ha podido comprobar en esta Copa América.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >