Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La llegada de De Jong estremece al Camp Nou

La presentación del jugador holandés, saludado por el presidente como el punto de partida de una nueva era deportiva, congrega a 19.850 espectadores

Frenkie de Jong en su presentación en el Camp Nou. Ampliar foto
Frenkie de Jong en su presentación en el Camp Nou. EFE

La discutida camiseta a cuadros del Barça le queda que ni pintada a Frenkie de Jong. La nueva indumentaria difícilmente podía tener un mejor modelo que el del centrocampista internacional holandés procedente del Ajax, de 22 años, fichado por 75 millones y 11 variables en una operación formalizada en enero por el presidente Josep Maria Bartomeu. Los 19.850 aficionados azulgrana que se reunieron en la grada del Camp Nou quedaron prendados con los detalles técnicos que ofreció el jugador en su presentación como futbolista del Barcelona.

A De Jong, fotografiado solo y en familia —nerviosa su pareja; emocionada la madre—, se le vio relajado y contento, protegido por su cara de pillo o su “sonrisa mágica” —definición del speaker en un guiño que evocó a Ronaldinho— igual de agradecido con el calor popular que cuando abandonó el Cruyff Arena. “Ya tengo ganas de empezar”, advirtió después de compartir un rondo con el equipo de la FCBEscola, de besar el escudo y saludar a unos seguidores que portaban una pancarta del Arkel, su primer club en Holanda.

“Hoy empieza una nueva era”, anunció Bartomeu, “porque hemos descubierto al jugador que queríamos, el que encaja con nuestro juego de posesión y ataque, un holandés que esperemos deje marca como han hecho muchos de sus compatriotas. Es un futbolista muy especial que ha hecho un esfuerzo por venir porque tenía claro que su club era el Barça”.

El secretario técnico Eric Abidal definió a De Jong como un jugador clave para encajar en el juego del Barça: “Tiene calidad, un físico impresionante, pase en corto y en largo, temporiza el juego, le da velocidad y puede jugar tanto de pivote como de interior”.

Muy expresivo con la pelota, De Jong respondió con frases cortas y rápidas a las muchas preguntas que le formularon en el Auditori 1899 del Camp Nou. “Para mí la decisión de fichar por el Barça fue fácil”, afirmó, después de confirmar que fue decisiva la visita que le hizo el presidente azulgrana Bartomeu a Ámsterdam. “Me dijo que tenían mucha confianza en mí y que confiaban en que podía ser un jugador clave en el futuro”.

A De Jong le encanta el estilo azulgrana y su hilo con el Ajax a través de Johan Cruyff. “Hay una conexión especial”, respondió. “Es magnífico que aspiren a jugar de una manera similar. Siempre fue un sueño jugar en el Barça”. El centrocampista holandés, que habitualmente lleva el número 21 y se ha declarado admirador de Messi –“obviamente es el mejor”- no se atrevió a garantizar como le pidió un periodista que el Barça ganará la Liga y goleará al Madrid.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información