Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Koeman a De Jong

El Barça empieza la reconstrucción de su columna vertebral con el fichaje del volante del Ajax por 75 millones más 11 en variables, 30 años después de presentar al defensa

Bartomeu, De Jong y Óscar Grau, en la firma del acuerdo.
Bartomeu, De Jong y Óscar Grau, en la firma del acuerdo. FCB

El Barcelona anunció este miércoles el fichaje de Frenkie de Jong, centrocampista internacional holandés del Ajax, 30 años después de presentar a Ronald Koeman, autor del gol que le dio al equipo la primera de sus cinco copas de Europa, lograda en Wembley en 1992. Aunque pueda resultar casual, el Barça aspira a que el joven de 21 años se convierta a partir del próximo 1 de julio en la pieza referencial del futuro Barça al igual que Tintin Koeman lo fue del Dream Team.

La apuesta deportiva es también en ambos casos tan importante como la económica: el Barcelona pagará 75 millones más 11 en variables por De Jong. Si se abonan las variables será el traspaso más alto pagado por un holandés después de los 84,5 millones que pagó el Liverpool por Van Dijk, mientras que el traspaso de Koeman desde el PSV Eindhoven se tasó en 825 millones de pesetas (cinco millones de euros) en 1989. La ficha de De Jong, además, sería de 10 millones, solo inferior a las de Messi y Luis Suárez.

Al Barcelona no le ha quedado más remedio que igualar las ofertas de clubes como la Juve, el Manchester City y el Paris Saint Germain para contratar a De Jong, quien se manifestó partidario de recalar en el Camp Nou siempre que se llegara a un acuerdo con el Ajax. Aunque las conversaciones del volante y el Barça se iniciaron la temporada pasada con Robert Fernández como secretario técnico, el presidente, Josep Maria Bartomeu, ha tenido que viajar dos veces a Ámsterdam para contrarrestar el último intento por adquirirlo del PSG.

El fichaje de De Jong se consideraba prioritario en el Barça a efectos futbolísticos y comerciales después de la frustrada contratación de Griezmann, del envejecimiento de la columna vertebral del equipo —Piqué tiene 31 años, Busquets, 30; y Messi y Luis Suárez, 31— y de la gradual pérdida de un estilo de juego que siempre ha emparentado al Barcelona con Holanda y especialmente el Ajax. El punto neurálgico de su fútbol siempre fue la línea de medios desde la eclosión de jugadores como Guardiola, Xavi e Iniesta, una filosofía que parecían comprometer futbolistas como Arturo Vidal y Boateng, y antes Paulinho.

“No podemos olvidarnos de nuestras raíces”, argumentan desde la ciudad deportiva del Barça, “después de haber tenido que recurrir a futbolistas que rematan el juego, complementos que enriquecen las posibilidades de nuestro juego”. La discutible política deportiva, expresada en la falta de talento en la Masia y la fuga de las mejores promesas, así como las limitaciones económicas, han condicionado el día a día del Barça. La coyuntura demandaba un mensaje en la dirección opuesta y Bartomeu ha dado un golpe de efecto que le acerca a las posiciones más cruyffistas y guardiolistas, ahora defendidas por Koeman, seleccionador de Holanda.

“De Jong tiene mucho tacto y mucha vista, piensa rápido. Ha sido la llave del juego de la selección”, argumentó Koeman en declaraciones al periodista Ricard Torquemada en LaTdT de Catalunya Ràdio. “Es buenísimo con la pelota y puede ocupar cualquiera de las tres plazas del mediocampo. Además, salta muy bien a la presión. Quizá puede mejorar en el último pase, en la llegada, en el disparo y en el gol”. El seleccionador recomendó igualmente el fichaje de De Ligt, “que será el mejor central del mundo”.

Límite salarial

Aunque De Ligt, también del Ajax, ha expresado su deseo de continuar su carrera con De Jong, difícilmente se incorporará al Barça. La llegada del centrocampista afectará seriamente a la plantilla y a la caja del Barcelona. El club necesita corregir un límite salarial muy alto (73% respecto a los ingresos) y por tanto se plantea el traspaso de hasta dos titulares del equipo de Valverde.

Rakitic es uno de los jugadores que cuenta con mejores ofertas, mientras todavía no se ha renovado el contrato de Jordi Alba, que expira en 2020. Los portavoces del club aseguran, en todo caso, que se llegará a un acuerdo con el lateral internacional, de 29 años. El club espera también que se consoliden incorporaciones como las de Arthur y Dembélé al tiempo que expresa su preocupación con la irregularidad de Coutinho, un delantero que tiene muy buen mercado en Inglaterra.

Bartomeu se concederá un respiro después de cerrar el fichaje de De Jong. Acompañado del director deportivo, Pep Segura, y del CEO, Óscar Grau, el presidente viajó a Amsterdam porque no quería que se le escapase un jugador que estaba a punto de volar a París a pesar de proclamar su fe en el Barça. Y Bartomeu, acusado de romper el vínculo exitoso del Barça con Holanda que construyeron Cruyff y Guardiola, fichó a De Jong 30 años después de que Josep Lluis Núñez presentara a Ronald Koeman.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información