Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Roja es reina de Europa

España aumenta su dominio como la selección con más títulos entre las categorías sub-17, sub-19, sub-21 y absoluta, y da continuidad a un estilo de juego hegemónico

Los jugadores de la selección, durante el homenaje recibido en Las Rozas. En vídeo, declaraciones de los futbolistas tras la final.

“Tenemos que ganar como sea”, decían Dani Ceballos y casi todos sus compañeros en Údine, antes de la final de la Eurocopa sub-21 que finalmente conquistaron ante Alemania (2-1). Estaban seguros de que nada los podía detener. “Como sea” abarcaba hasta a los más puristas del tiqui-taca, como Fornals. Daba lo mismo. “Como sea” implicaba un ejercicio de pragmatismo y una convicción de que la victoria estaba asegurada. Estos jóvenes españoles ya no tienen que derribar ninguno de los prejuicios que combatieron las generaciones que los precedieron afrontando este tipo de partidos desde los complejos y el temor.

El orden del fútbol mundial ha cambiado y ahora estos jugadores de Utrera, Castellón, Barcelona o Eibar se sentían superiores a Alemania a pesar de que la selección a la que enfrentarían era mucho más potente que aquella que los había vencido en la Eurocopa de 2017. Entonces, los alemanes dividieron su fuerza: dieron vacaciones a los más veteranos de la selección absoluta, jugaron la Copa Confederaciones con una selección de reserva y enviaron al Euro sub-21 a la tercera unidad de la Mannschaft. Pero el resultado de la final del domingo (2-1) dio la razón a los que pensaban como Ceballos. En el viaje de vuelta a Madrid, el lunes de madrugada, el balance generalizado era de alivio. Sentían que habían hecho su deber: ganar. Decían que habían verificado su poderío en un dato innegable. Antonio Sivera, el portero, no había hecho ni una parada de mérito.

El triunfo acentúa una tendencia. El domingo España aumentó su dominio como la primera potencia del fútbol europeo por colección de títulos continentales sumando las categorías sub-17, sub-19, sub-21 y absoluta. En total, La Roja ha cosechado 18 títulos en estas cuatro divisiones. Le siguen Alemania y Francia con ocho, Italia y Holanda con siete, Inglaterra con cinco y Portugal con cuatro entre las mayores potencias europeas.

La Roja es reina de Europa

Con el último, España suma cinco trofeos sub-21, siete sub-19, tres sub-17 y tres Eurocopas absolutas. Se consagra además una continuidad en el estilo de juego. Herederos de una forma asociativa e ingeniosa de entender el fútbol, los más ilustres representantes de esta sub-21 conectan con Lapetra, Amancio o Suárez, campeones en 1964, lo mismo que con Xavi, Iniesta o Silva, campeones en 2008 y 2012. Ahora Ceballos, Fabián, Fornals, Roca, Oyarzabal y Soler se han colocado en el umbral que conduce a las máximas aspiraciones. Sin cambiar el registro de juego de toque y desmarque, y sin gozar de los privilegios de la protección de los tres clubes más grandes de España. La plantilla se caracteriza por amalgamar diversas formas de marginación. Olmo es un barcelonista exiliado en Croacia, no hay futbolistas del Atlético, y entre los madridistas destacan Vallejo, arrinconado en su club por las lesiones, y Ceballos, que no ha sido titular con regularidad en dos años.

“Me he sentido bien conmigo mismo”, confesó Ceballos en Onda Cero al acabar el campeonato; “he liberado miles de cosas que se me pasaban por la cabeza. A veces llegas a pensar que no eres el futbolista que puedes ser. Pero después de estas dos semanas creo que tengo fútbol dentro, que disfruto cuando soy feliz, y lo más importante es sentirte bien contigo mismo y sentirte importante en un equipo”.

Ceballos y sus compañeros se han situado en la misma posición en que se encontraban Iniesta, Silva o Cazorla en 2006. Vienen de lograr algun trofeo continental con las categorías inferiores de la selección, pero todavía no han ganado títulos con la absoluta ni ocupan puestos de máxima responsabilidad en sus clubes. El siguiente paso será el decisivo.

Un grupo cohesionado

“Se han ganado el derecho de demostrar que están a la altura de los veteranos de 2008-2012”, dijo el seleccionador, Luis De la Fuente. “Muy pocas generaciones son capaces de encadenar un Euro sub-19 y un Euro sub-21 como han hecho ellos. Tienen un potencial tremendo. Se ha formado un grupo muy solidario y cohesionado”.

Francis Hernández, el coordinador de las categorías inferiores de la federación, indica la clave de la hegemonía: “El haber encontrado un método y un estilo nos ha ayudado enormemente, lo mismo que el haber tenido buenas generaciones de jugadores bien trabajados. Ahora, esa materia prima queremos mejorarla con una evolución”. “Hemos empezado a jugar más partidos con las categorías inferiores”, indica Hernández; “porque solo a través de las competiciones y los partidos se obtiene una valoración más real de los jugadores. También estamos desarrollando nuevas herramientas tccnológicas para planificar mejor los entrenamientos con una gestión más eficaz de la información que tenemos de los jugadores”.

Decía Marc Roca el sábado pasado, la víspera de la final, que no tenía ninguna duda. "Estoy convencido de que vamos a ganarle a Alemania", repetía el mediocentro.

Tanta seguridad, tanta certeza confesada en púiblico, resulta contrario a los viejos preceptos del fútbol español, en donde los veteranos como Hierro o Raúl se comportaban en sentido contrario al actual. Prevalecía una prudencia supersticiosa. "Si sacas pecho te lo hunden", decían. Eran otros tiempos. Épocas de escasez. Años de palos a manos de alemanes, franceses e italianos. Una época que parece definitivamente clausurada por el cambio generacional. Hoy los jóvenes se sienten los reyes de Europa.

La carta de Luis De la Fuente a los chicos cuatro años después

El homenaje del seleccionador, Luis de la Fuente, a sus jugadores por la conquista del Europeo sub-21 incluyó la lectura de una emotiva carta que llevaba cuatro años escrita. “Buen día chicos, ya ha pasado una semana desde que conseguimos ser campeones de Europa”, comenzaba el relato. “Cómo pasa el tiempo. Pero seguro que este acontecimiento perdurará en nuestras mentes y en las de quienes nos apoyaron para siempre. Ha sido un orgullo y un privilegio poder trabajar codo con codo con todos vosotros. Sois una generación irrepetible. Disfrutad de este éxito. Os lo habéis ganado. Pero que solo signifique el comienzo de unas carreras profesionales largas y fructíferas. Y no os olvidéis nunca de que esto se puede mejorar”, remató De la Fuente. El origen de sus sentidas palabras es el 16 de julio de 2015, una semana después de ganar el campeonato de Europa sub-19 en Grecia. “Esto sigue vigente. Sois una generación irrepetible”, contó el seleccionador.

De la Fuente dirigió la carta originariamente a los chicos que ganaron el Europeo sub-19 de 2015. De esa plantilla permanecen en esta sub-21 ganadora Unai Simon, Mikel Merino, Dani Ceballos, Jorge Meré, Borja Mayoral, Pedraza, Jesús Vallejo y Aarón. “Ojalá tengan más oportunidades en clubes españoles. Merecen el reconocimiento y la gratitud de nuestro fútbol”, cerró.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >