Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se suspende un partido del equipo femenino del Vaticano por protestas proabortistas

Algunas jugadoras y parte del público de Viena exhibieron lemas en contra de la Iglesia

Una jugadora del Mariahilf muestra una pintada.
Una jugadora del Mariahilf muestra una pintada.

Lo que iba a ser el debut internacional del recién fundado equipo femenino de fútbol del Vaticano acabó transformándose en un partido suspendido a causa de las protestas a favor del aborto de algunas jugadoras del conjunto rival y del público del estadio de Viena donde se iba a disputar el duelo. Según informa la radio pública austriaca, ORF, el partido había comenzado con normalidad, las jugadoras estaban calentando y las capitanas estaban intercambiando regalos y banderines con los escudos de los clubes. Pero cuando comenzó a sonar el himno del Vaticano, algunas futbolistas del conjunto vienés FC Mariahilf, se levantaron sus camisetas para enseñar mensajes de protesta a favor del aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo. Algunas mostraron dibujos que llevaban pintados en su cuerpo como unos ovarios o lemas como “mi cuerpo mis reglas”, tal y como se aprecia en las imágenes difundidas por el medio austriaco. Además, también hubo algunas protestas en las gradas, donde se desplegaron pancartas contra la homofobia.

Atendiendo a las informaciones, recogidas por el reconocido blog de información vaticana Il Sismografo, que reúne noticias de religión, el partido se suspendió a pesar de las demandas del público presente para que se iniciara el juego después de lo ocurrido. Según señalan los medios, resultó imposible restablecer la calma para iniciar el partido, a pesar de las gestiones de algunos dirigentes del club austriaco y del nuncio apostólico del Vaticano (una figura equiparable al embajador del mundo civil), monseñor Pedro López, presente en el campo.

El representante del Deporte en el Vaticano Danilo Zennaro declaró a la ORF que el partido no se jugó porque el equipo femenino estaba en Austria “por deporte y no por mensajes políticos o de otro tipo”. Por la otra parte, el presidente del FC Mariahilf, Ernst Lackner, lamentó lo ocurrido ante el mismo medio y señaló que era “el momento equivocado y el lugar equivocado” para llevar a cabo ese tipo de iniciativas. También refirió que entiende “las preocupaciones de las mujeres”, pero no excluye consecuencias para las jugadoras e indicó su intención de estudiar lo ocurrido y que ni él ni el entrenador estaban al tanto de lo que iba a pasar. Algunas jugadoras locales explicaron también a esa radio que no eran conscientes de las consecuencias que podía acarrear su acción.

El equipo femenino local de Viena, que celebraba el vigésimo aniversario de su fundación, había invitado al equipo vaticano para celebrar la efeméride. Hubiera sido el primer partido internacional para las jugadoras de la selección del Vaticano. Hasta ahora habían jugado solamente en Roma, donde debutaron el pasado 26 de mayo, contra las juveniles de la Roma.

El primer equipo de fútbol femenino del Vaticano, que ya cuenta con un conjunto masculino desde hace 48 años, nació hace poco más de un mes, el pasado 17 de mayo. Lo forman en su mayor parte trabajadoras del Vaticano, junto a hijas y esposas del personal de la Santa Sede – de las 4.800 personas que trabajan allí sólo 750 son mujeres- y está dirigido por Susan Volpini, responsable de la Asociación de Mujeres en el Vaticano. Algunas de las componentes, con una media de edad entre los 20 y los 50 años, son aficionadas y otras han jugado antes de forma más profesional, como la capitana y delantera camerunesa Eugene Tcheugoue, que jugaba en su país natal hace treinta años.

Zennaro, el responsable de Deportes en el Vaticano, explicó en su momento en declaraciones al diario diario inglés The Guardian que el Papa Francisco ha dado “un impulso considerable a las mujeres dentro del Vaticano, por lo que esta iniciativa es una extensión de este impulso”.

El equipo no está reconocido por la FIFA ni juega, por el momento, en ninguna competición oficial, por lo que tan solo puede disputar partidos amistosos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >