Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gran reto de España

La selección, en su segundo Mundial, tiene el objetivo de pasar la fase de grupos y llegar a octavos en un momento de crecimiento del fútbol femenino en el país

España se ha clasificado para el Mundial de Francia con pleno de victorias. No le ha sonreído la suerte en el sorteo: ha caído en el grupo junto a Sudáfrica, uno de los mejores equipos de su continente, China y Alemania, la segunda del ránking FIFA. Si no pasa como primera de grupo, además, se cruzaría, con toda probabilidad a Estados Unidos en octavos. “La gente da por hecho que vamos a pasar y que vamos a llegar lejos, pero nuestro grupo es complicado”, dice Jorge Vilda. Los éxitos de las categorías inferiores –la sub-17 consiguió un histórico doblete Europeo y Mundial, la sub-19 ganó el campeonato europeo y la sub-20 el subcampeonato del mundo-, pueden hacer que la absoluta también tendrá éxito en el Mundial de este verano. Sin embargo, no es así de fácil ni de automático. España todavía paga el peaje de una Liga poco competitiva –mano a mano entre Barça y Atlético y el resto muy lejos; el tercero ha quedado a 27 puntos- o al menos no tan competitiva ni profesionalizada como las potencias mundiales y eso hace que en el corto plazo no tenga el cartel de favorita.

El grueso de la selección, cómo no, lo forman las jugadoras del Atlético y del Barcelona. La defensa es casi enteramente la del Barcelona –salvo la central Irene Paredes, del PSG y Celia Jiménez en el lateral derecho-, el centro del campo es una mezcla de Barça y Atlético igual que el ataque.

El Mundial de Canadá de 2015 fue el primero disputado por España: la selección no pasó de la fase de grupos. Aquella experiencia, además, será recordada por la rebelión de las jugadoras contra los métodos –según su denuncia inadecuados y pocos profesionales- del seleccionador Ignacio Quereda, que acabó dimitiendo. Algunas futbolistas llegaron incluso a acusarle de maltrato psicológico. Vilda está al frente de la selección desde entonces. En la Eurocopa de 2017 no pasó de cuartos (no había octavos) y este Mundial será una prueba de madurez para el técnico y su grupo. Ha prescindido de una estrella como Vero Boquete y ha ido armando el grupo con un bloque más o menos fijo.

Con un 4-3-3 y libertad para intercambiar posiciones, España ha sufrido un poco de falta de gol en los amistosos de preparación y se le ha visto cometer algunos errores garrafales en defensa. Al mismo tiempo ha demostrado capacidad de reacción para remontar partidos. En el Mundial probará su solidez y medirá el crecimiento del fútbol femenino español.

Seleccionador

Jorge Vilda, 37 años, al frente de la selección desde después del Mundial de 2015. Su padre, Ángel, fue el preparador físico de Johan Cruyff en los exitosos años del Dream Team y del técnico holandés en el Fútbol Club Barcelona. Jorge logra el título con la selección sub-19 femenina, selección que Ángel abandonó en agosto del 2013 habiendo logrado una plata en el Europeo de la categoría.

La estrella

España destaca como conjunto más que por estrellas. Así lo repite siempre Jorge Vilda. Con la marcha de Vero Boquete, que dejó de ser convocada por el seleccionador, quizás la futbolista a destacar es Jenni Hermoso, delantera del Atlético y pichichi de la Liga Iberdrola con 24 goles.

¿Sabías qué...?

Celia Jimenez, lateral de la selección, es ingeniera aeronáutica. Emigró a Estados Unidos con 18 años porque quería seguir estudiando sin dejar de jugar y allí le permitían hacer ambas cosas. Desde pequeñita siempre le llamó la atención lo de construir cosas. Se le daban bien las matemáticas y la física. Decidió estudiar aeronáutica atraída por el hecho de desafiar las leyes. “Siempre tenemos ese concepto de la gravedad, de que cuando saltas tienes que caer, cuando lanzas algo, siempre se tiene que caer. Esa idea de poder construir un avión que pesa toneladas y que sea tan grande y que lleve personas desde un punto del mundo a otro extremo, en el aire, y que nosotros seamos quienes decidan cuando aterrice, me parece impresionante”, ha contado en una entrevista.

Breve historia del fútbol femenino en España

Pese a que recientes estudios sitúan el origen del fútbol femenino en España en la primavera de 1914 con la creación del primer club en Barcelona, el Spanish Girl´s Club, es una disciplina relativamente nueva (la Primera División empezó a disputarse en la temporada 1988-89). Ese equipo se vio abocado a la desaparición apenas pocos meses después por el poco apoyo recibido por parte de aficionados y medios. En verano de 1914 —y coincidiendo con estallido de la Primera Guerra Mundial— el Spanish Girl's Club cesó sus actividades.

El 9 de junio de 1914 se disputó el primer partido de fútbol femenino en España del que se tiene constancia. Disputado en el Velódromo Parque de Deportes, el Montserrat y el Giralda —pertenecientes ambos al Spanish Girl's Club y diferenciándose en el color de sus camisetas— jugaron en beneficio de la Federación Femenina contra la Tuberculosis. Terminó 1-2 sin haber levantado mucho entusiasmo.

Hubo de esperar varias décadas para asistir de nuevo a la fundación de equipos femeninos (años 70 y casi en clandestinidad). No fue hasta noviembre de 1980 cuando finalmente la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) reconoció al fútbol femenino. Dos años después, la UEFA instó a todas sus aosociaciones afiliadas a la gestión y fomento del fútbol femenino y que fue consolidándose con el paso de los años.

¿Qué jugadora sorprenderá a todos en el Mundial?

Jenni Hermoso, por la cantidad de goles que ha marcado en este campeonato y por su capacidad de controlar y proteger el balón. Sus compañeras en el Atlético dicen que es la futbolista que, además de convertir en gol cada ocasión que genera, sabe dar la justa pausa al partido cuando este lo requiere.

¿Cuál es el objetivo realista y por qué?

Clasificarse para octavos y mejorar así el resultado del último Mundial. España no tiene un grupo fácil y los cruces de octavos podrían enfrentarla a Estados Unidos.

Presupuesto anual de la selección femenina (comparado con el de la selección masculina):

Dato no facilitado.

Jugadoras federadas: 

Unas 60.000 licencias.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >