Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La selección femenina de fútbol, de una taza-regalo a un coche, pero sin chárter

Las jugadoras, que respecto a Canadá 2015 tienen primas, psicólogo y un grupo de análisis de vídeo, se desplazan por Francia en autocar

Jenni Hermoso recibe el abrazo de sus compañeras tras marcar el 0-1 ante Japón.
Jenni Hermoso recibe el abrazo de sus compañeras tras marcar el 0-1 ante Japón. EFE

“¡Presi, de una taza hemos pasado a un coche!”, cuenta Rafael del Amo, vicepresidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y responsable del comité femenino, que le dijo una de las jugadoras de la selección el pasado martes en Las Rozas. Antes de que las 23 convocadas para el Mundial pusieran rumbo a Francia, Seat le entregó un coche a cada una. Iberia, por su parte y según cuenta Del Amo, les hizo entrega de una tarjeta Plus Oro. En el Mundial de 2015, el primero que disputó España, las futbolistas recibieron una taza y volaron a Canadá dos días antes del inicio de la competición. El martes de los coches regalo en Las Rozas también se cerraron las primas para el Mundial de Francia. Las internacionales recibirán un importe [no se especifica la cantidad] por cada ronda que pasen.

“En 2015 nos fuimos a Canadá sin nada de primas, fue una lucha constante de las capitanas, pero nadie nos daba explicaciones, un caos total”, recuerda Vero Boquete desde Estados Unidos, donde brilla en la mejor liga, pero que a sus 32 años ha sido descartada para la cita de Francia tras sus 62 internacionalidades (Jorge Vilda lleva dos años sin convocarla). Sonríe cuando escucha que España tiene ahora hasta un equipo de analistas capitaneados por Montse Tomé, la segunda del seleccionador. “El segundo de Nacho [Quereda] era Pedro que se fue después del primer partido porque tenía que estar con las inferiores. No teníamos ningún analista. Estuvimos concentradas en Murcia y nos reuníamos nosotras para ver vídeos y hablar de qué había que mejorar", añade Boquete, que viajará a Francia como FIFA Legend.

A tierras galas viajó la selección el jueves, nueve días antes del primer encuentro para disputar (este domingo) el último amistoso contra Japón. Las 23 internacionales están acompañadas por 19 miembros de la expedición entre cuerpo técnico, médico (psicólogo incluido, el exguardameta internacional Javier López Vallejo), responsables de prensa, de seguridad y de marketing. También ha viajado con ellas Javier Arbizu, cocinero de la selección masculina. “Para competir fuera de casa durante un montón de días tienen que notar que están como en casa. Llevamos nuestro cocinero también por eso, para que haya una rutina familiar”, explica Del Amo. Arbizu, que cocina lo que le piden los médicos, ya estuvo con la femenina en Canadá y en la Eurocopa de 2017.

La selección viajó a Francia con asientos personalizados —“Talento a bordo”; “A por todas, España”—, pero en vuelo regular. La cita era en los mostradores de Barajas a las ocho de la mañana; llegaron a destino —Le Touquet-Paris-Plage, a 260 kilómetros del aeropuerto de Orly— pasadas las cinco de la tarde. El conductor del autocar se perdió un par de veces y el viaje se hizo eterno. Hubo el tiempo justo para merendar antes de ir a calentar. La selección se desplazará en Francia en autocar. El 7 y el 18 jugará en Le Havre el primero y el tercer partido de la fase de grupos; y el 12 en Valenciennes. Unas tres horas por cada cambio de ciudad.

¿No hay opción a un chárter? “No tenemos posibilidades de chárter, hay que ser franco… nos cuesta equis y casi todo el presupuesto iría ahí. Si hoy día utilizáramos un chárter, no habría dinero para pagar nada. Esto no es como el fútbol masculino, olvidaros de eso porque no tiene nada que ver”, contesta Rafa del Amo que está al frente del comité de fútbol femenino. Cuenta que ese departamento se creó formalmente con la elección de Luis Rubiales. “Es una cosa por la que luché ya con Larrea [anterior presidente], pero por entonces solo trabajaba en ello una persona y no llegábamos a nada. Ahora somos cuatro y esto está teniendo un crecimiento tan brutal que me harían falta cuatro más”, explica el que además de vicepresidente de la RFEF es también presidente de la Federación de Navarra. Preguntado por el presupuesto que destina la federación al fútbol femenino, Del Amo responde que no tiene el dato a mano.

Tafalla por Las Rozas

Insiste, eso sí, en que se ha ido avanzando mucho en el último año y medio. “Desde noviembre las jugadoras llevan el nombre en las camisetas. Nunca antes lo habían tenido. El coche regalo, la tarjeta Iberia Plus Oro son cosas que antes no había; vamos sumando”, asegura al mismo tiempo que añade que tampoco había presupuesto para el fútbol femenino en la Federación. “Nunca había habido y vamos un poco a ciegas por aquello de no saber los números de antes. Estamos apretando mucho todo este año”, confiesa.

La selección, que disputó los últimos amistosos previos al Mundial en Don Benito (contra Brasil), Guadalajara (contra Camerún) y Las Gaunas (contra Canadá), se concentró el 13 de mayo. Después de una semana en Las Rozas se desplazó a Tafalla (Navarra) a una miniconcentración de cinco días. Lejos de Madrid y de las instalaciones de Las Rozas. “También lo hicimos el año pasado, me traje a la sub-20 antes del Mundial. Me gustaría que se recalcara para que no digan que es porque yo soy de Tafalla. Lo hemos hecho así por la tranquilidad, por poder ir andando al gimnasio y al campo de entrenamiento y también por el clima, buscábamos uno parecido al de Francia”, concluye Del Amo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >