Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Subidón de Toronto, esplendor de los Warriors

La histórica clasificación de los Raptors de Marc Gasol y un deslumbrante Leonard anima la quinta final seguida del campeón

Leonard celebra una canasta en el Raptors-Bucks. Ampliar foto
Leonard celebra una canasta en el Raptors-Bucks. USA TODAY

Stephen Curry agradecerá que al menos alguien, impresionado por la forma en que Toronto sacó el billete para la final de la NBA, cuestione, por poco que sea, la hegemonía de Golden State. El líder de los Warriors está hastiado del debate de ricos que se sucede en torno a su superequipo. Ahora, con Kevin Durant lesionado, se cuestiona si los Warriors juegan mejor sin Durántula que con él. Curry no cree que eso sea positivo cuando el jueves empieza la última batalla de la temporada, la final contra los Raptors, la quinta consecutiva para los Warriors, que aspiran a sumar su tercer anillo seguido. Y la primera en la historia del equipo canadiense.

“Lo que más me sorprende es que parece que nadie puede ser feliz cuando la gente juega bien. Si KD juega bien, dicen: ‘Oh, están jugando con un estilo diferente y no es tan divertido’. Cuando él no juega y ganamos, se preguntan: ‘¿Somos mejores o más divertidos sin él?’ Me parece que durante los últimos tres años se intenta romper la química de nuestro equipo. Y eso se ha acentuado aún más este año con el debate sobre la situación de agente libre en que queda Kevin Durant. Nadie puede decir nada sin que sea examinado o criticado”, expone Curry. Y en esas están los Warriors, clasificados para la final desde el día 20. Observaron, relajados, la extraordinaria gesta de los que van a ser sus rivales. Toronto se metió el sábado en la primera final de su historia tras remontar el 2-0 de su serie final de Conferencia ante Milwaukee. La zanjó con un 4-2 tras superar los 15 puntos de desventaja que acumuló en el tercer cuarto. Ganó por 100-94. Y la clave estuvo en un demoledor parcial de 26-3 que le permitió pasar del 61-76 al 87-79.

Marc: “Tenemos un pedazo de jugador”

“Tenemos un pedazo de jugador [Leonard] al que le puedes tirar la pelota e ir a defender tu canasta”, afirmó Marc Gasol. El pívot festejó el título de Conferencia y su primera clasificación para una final de la NBA sobre la cancha y con sus dos hijos en brazos. “Resiliencia, disciplina, confianza, creer pero también vivir el momento. Creer en lo que necesitas hacer, no pecar de euforia ni estar demasiado abatido. Y defensivamente aumentamos el nivel a medida que pasaban los minutos”, fueron las claves, según explicó a Efe. “Me siento muy afortunado, de representar a tanta gente de España y también de Memphis”, concluyó.

Kawhi Leonard volvió a marcar la diferencia con 27 puntos, 17 rebotes, siete asistencias, dos robos y dos tapones. “Está a un nivel superior todo el tiempo. Posee ese pedigrí”, le piropeó Kyle Lowry, autor de 17 puntos. “Nos inspiró con sus rebotes monstruosos. No nos estaba yendo bien, era una noche frustrante... Pero seguimos intentándolo”, afirmó el entrenador, Nick Nurse. Leonard, MVP de las finales que ganó con los Spurs en 2014, ha reencontrado en Toronto sus mejores sensaciones después de haber disputado solo nueve partidos en su última campaña en San Antonio. Se encargó en muchas fases del partido y de la serie del marcaje sobre Giannis Antetokounmpo, al que restó efectividad. La estrella griega de los Bucks, que sumó 21 puntos, 11 rebotes, cuatro asistencias, dos robos y tres tapones, se rindió a la calidad de Leonard. “Tiene mucha paciencia, sabía lo que queríamos hacer, tiene fe en sí mismo y ya había estado antes en las finales”, afirmó el griego.

Marc Gasol, que tras 10 temporadas y media en Memphis llegó a los Raptors en febrero, alcanza su primera final de la NBA. No se prodigó en ataque: lanzó tres tiros de campo y sumó seis puntos, tres rebotes y dos asistencias. Pero anotó un triple en los instantes decisivos. Serge Ibaka aportó nueve puntos y tres rebotes. Para el jugador congoleño con pasaporte español será su segunda final después de la que perdió en 2012, cuando jugaba con Oklahoma City, ante Miami, liderado entonces por LeBron James.

Sergio Scariolo, entrenador ayudante de Nick Nurse, completa el éxito de la conexión española de los Raptors, que han cerrado el paso a Pau Gasol, lesionado, y Nikola Mirotic, que no jugó el sexto partido. Fue decepcionante para los Bucks, con 60 victorias, el mejor equipo en la fase regular y muy sólido en los playoffs ante Detroit (4-0), los Celtics (4-1) y hasta el 2-0 inicial ante unos Raptors que encadenaron cuatro triunfos seguidos para llegar a su primera final.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información